EE.UU. presenta cargos contra un sospechoso de enviar 13 bombas a demócratas EEUU SEGURIDAD

EE.UU. presenta cargos contra un sospechoso de enviar 13 bombas a demócratas

26 de octubre de 2018

Washington, 26 oct (EFE).- Las autoridades de EE.UU. detuvieron hoy a un sospechoso del envío de al menos 13 paquetes bomba a figuras del partido Demócrata y le acusaron de cargos que le exponen a hasta 48 años en prisión, mientras el presidente estadounidense, Donald Trump, desvinculaba el suceso de su agresivo discurso político.

Cesar Altieri Sayoc, de 56 años, fue detenido en el estado de Florida, donde residía, y acusado poco después de cinco cargos federales, incluido el de amenazar a expresidentes, dado que uno de los paquetes bomba que envió iba dirigido a Barack Obama (2009-2017) y otro a la vivienda de Bill Clinton (1993-2001).

"El acusado afronta hasta 48 años en prisión. Estos cargos pueden cambiar o ampliarse a medida que prosiga la investigación", dijo el fiscal general de EE.UU., Jeff Sessions, en una rueda de prensa.

El anuncio llegó poco después de que las autoridades hallaran al menos tres nuevos paquetes sospechosos y dio un respiro a las fuerzas del orden después de cinco días de intensa actividad, aunque el director del FBI, Christopher Wray, advirtió de que aún podría haber otros sobres con artefactos explosivos "en tránsito".

"Tenemos que seguir vigilantes", alertó Wray ante la prensa.

El responsable del Buró Federal de Investigaciones (FBI) confirmó que al menos 13 paquetes mandados supuestamente por Sayoc contenían "dispositivos explosivos improvisados" que no explotaron, y descartó que estos pudieran ser "falsos", como indicaba una teoría de la conspiración difundida en las redes sociales.

"Aún estamos tratando de determinar si habrían funcionado o no (...), pero contenían material activo (...) que podría ser peligroso para el público", explicó Wray.

Entre los destinatarios de los paquetes estaban Obama, el exvicepresidente estadounidense Joe Biden, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, el exfiscal general Eric Holder, el exdirector de la CIA John Brennan, la congresista demócrata Maxine Waters, el multimillonario George Soros y el actor Robert De Niro.

El escrito de acusación cita también otros tres paquetes interceptados hoy y dirigidos al exdirector de Inteligencia Nacional de EE.UU. James Clapper y los senadores demócratas Kamala Harris y Cory Booker; aunque no menciona otro sobre sospechoso hallado en las últimas horas y dirigido al donante progresista Tom Steyer.

Dentro de algunos de esos paquetes, el sospechoso incluyó una fotografía de su destinatario marcada con una X roja, y en todos ellos había bombas caseras confeccionadas con tuberías de plástico, "un pequeño reloj, una pila, cables y material activo".

Las autoridades localizaron a Sayoc, que tiene antecedentes criminales, después de aislar una de sus huellas dactilares en el paquete que remitió a Waters, y de extraer rastros de ADN que dejó en una de las bombas caseras.

Además de su detención, los agentes de seguridad se incautaron de una furgoneta blanca empapelada de arriba a abajo con fotos de Trump e imágenes que insultaban a políticos demócratas, así como una pegatina contra la CNN, la cadena de televisión a la que se dirigieron las bombas destinadas a Brennan y Clapper.

Trump, que ha criticado duramente a todas las figuras atacadas por Sayoc, felicitó hoy a las fuerzas del orden por su "rápido" trabajo y pidió al país "unirse", pero evitó asumir cualquier responsabilidad por el ambiente de polarización política que pareció inspirar las acciones del sospechoso.

"No hay ninguna culpa (por mi parte)", afirmó Trump, quien descartó que planee rebajar el tono de su discurso antes de las elecciones legislativas del 6 de noviembre.

"Creo que he sido bastante suave hasta ahora. Realmente, podría endurecerlo (mi discurso), porque como saben, los medios han sido extremadamente injustos conmigo", agregó.

Sessions, por su parte, reconoció que el sospechoso pareció actuar guiado por una ideología "partidista", pero no ofreció más conclusiones dado que la investigación sigue abierta.

Los cargos contra Sayoc se presentaron ante el tribunal federal del distrito sur de Nueva York, pero se espera que comparezca este lunes ante una corte federal de Miami, en Florida, según medios locales.

Las autoridades de Nueva York advierten que aún puede haber más paquetes sospechosos

Nueva York, 26 oct (EFE).- Las autoridades de Nueva York felicitaron hoy a las fuerzas del orden, cuya colaboración ha llevado a detener a un sospechoso relacionado con el envío de 13 paquetes potencialmente explosivos a figuras públicas de EE.UU., pero alertaron que puede haber más y que se mantenga la vigilancia.

"Aún puede haber más paquetes ahí fuera", afirmó el jefe de Policía de la ciudad, James O'Neill, en una rueda de prensa junto al alcalde Bill de Blasio, que agradeció a los agentes que "nadie resultara herido" al término de una "semana realmente difícil".

De Blasio enfatizó que si alguien "recibe un paquete extraño, o ve algo en el correo que no parece correcto, con cables u olor químico, no lo abran y llamen a la Policía", y también lo hagan si observan objetos similares en la calle o en el metro.

El encargado de Inteligencia y Contraterrorismo de la policía local, John Miller, destacó que Nueva York tiene "experiencia" en "terrorismo", pero también atribuyó el buen trabajo a la financiación federal de 160 millones de dólares para que las agencias estén preparadas y puedan desplegar operativos y herramientas, como el camión blindado para transportar artefactos.

Miller situó el comienzo de los acontecimientos en una "casa en el condado de Westchester", en referencia a la del magnate George Soros, y dijo que tanto el FBI como el departamento especializado en bombas de la policía colaboraron "sin fisuras" para hacer un "trabajo de investigación remarcable".

En ese sentido, O'Neill recalcó que la investigación del FBI "está abierta y continúa".