La UE y R.Unido buscan compromisos ante el riesgo de un UE CUMBRE

La UE y R.Unido buscan compromisos ante el riesgo de un "brexit" sin acuerdo

17 de octubre de 2018

Bruselas, 17 oct (EFE).- La Unión Europea (UE) y el Reino Unido intentarán acercar sus posturas y buscar compromisos en las próximas semanas tras una cumbre sobre el "brexit" en la que, aunque no se han constatado avances necesarios para un acuerdo en noviembre, el tono ha sido más conciliador que en encuentros anteriores.

Pese a que el negociador jefe europeo para el "brexit", Michel Barnier, no ha podido recomendar a los líderes de los Veintisiete que convoquen ya una cumbre extraordinaria en noviembre para sellar los últimos flecos del acuerdo de retirada, no se descarta que esta reunión se celebre "si y cuando" Barnier informe de que se ha logrado "un progreso decisivo".

El tono de la cumbre de hoy contrasta con las duras declaraciones del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien dijo este martes que el escenario de un "brexit" sin acuerdo era "más probable que nunca", y con el choque entre británicos y comunitarios en la cumbre informal de Salzburgo, donde los Veintisiete rechazaron el plan de Chequers sobre la cooperación económica que abanderaba la primera ministra británica, Theresa May.

Por contra, y aunque la "premier" no ha cambiado hoy las líneas generales de su postura, se ha presentado con "voluntad política" y, según confirmaron fuentes europeas, ha abierto la puerta a extender un año más el periodo de transición tras la marcha británica.

Este periodo, originalmente previsto entre el 30 de marzo de 2019 y el 31 de diciembre de 2020, se alargaría hasta la Nochevieja de 2021, una perspectiva que generará rechazo por parte del ala más dura del partido de May por tratarse de una etapa en la que el Reino Unido seguiría sujeto a las normativas europeas sin tener voto en las decisiones a nivel continental.

Varios primeros ministros señalaron hoy a su llegada a la cumbre que esta posibilidad se está considerando como "uno de los instrumentos sobre la mesa", aunque declinaron posicionarse a título individual y reiteraron su confianza en Barnier, a quien instaron a continuar sus esfuerzos en la negociación.

Según indicó un portavoz de la primera ministra británica, la mandataria destacó en la reunión que Londres y Bruselas han mostrado que pueden lograr "acuerdos difíciles juntos de forma constructiva" y recalcó su confianza en conseguir "un buen resultado".

Asimismo, subrayó que la última fase de las conversaciones "requiere confianza y liderazgo en ambas partes".

La cumbre de hoy había sido considerada el "momento de la verdad" para que los líderes de los Veintisiete avalaran el progreso alcanzado en las negociaciones entre Londres y Bruselas, y Tusk había anunciado que convocaría una cumbre extraordinaria en noviembre para cerrar los últimos detalles del acuerdo.

Este calendario daba suficiente tiempo a la Eurocámara y a los parlamentos nacionales, incluyendo al británico, para ratificar el pacto final, y ahora los tiempos se ajustan aún más con vistas a tener un acuerdo refrendado antes del 29 de marzo de 2019.

El obstáculo principal en las próximas semanas seguirá siendo la cuestión irlandesa, ya que ambos bloques quieren evitar una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda pero no se ponen de acuerdo en cómo hacerlo.

El plan provisional acordado en diciembre de 2017 se basaba en la promesa de Londres de que "salvo que se encuentre otra solución", Irlanda del Norte mantendría "una total consonancia con las normas del mercado único de la UE y la unión aduanera".

No obstante, el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, socio clave del Gobierno conservador británico, se opone frontalmente a que esta región quede en condiciones diferentes a las del resto del Reino Unido tras el "brexit", por lo que May planteó crear un mercado común de bienes británico-comunitario con equivalencia regulatoria, propuesta que rechazan los Veintisiete.

Tras la intervención de May, que duró quince minutos, los líderes de los Veintisiete comenzaron su cena de trabajo con la recomendación de Barnier y una breve intervención del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que explicó a los líderes cómo avanza la preparación para un escenario sin acuerdo.

El primer ministro holandés, Mark Rutte, confió a su salida de la cumbre en que se pudiera alcanzar un acuerdo sobre la retirada del Reino Unido a principios de diciembre, si bien admitió que los Veintisiete pidieron a la Comisión Europea reforzar el trabajo para un escenario sin pacto.

May está dispuesta a considerar extender el periodo transitorio del "brexit"

Bruselas, 17 oct (EFE).- La primera ministra británica, Theresa May, está "dispuesta a considerar" extender hasta 2021 el periodo transitorio que se abrirá tras el "brexit" y, según lo establecido hasta ahora, durará desde la salida del Reino Unido, el 29 de marzo de 2019, hasta el 31 de diciembre de 2020.

May mostró esta disposición durante su intervención ante los jefes de Estado y de Gobierno de los otros 27 Estados miembros de la Unión Europea (UE) al inicio de la cumbre que se celebra en Bruselas, según indicaron fuentes europeas.

En su discurso, que duró 15 minutos y que como es habitual no tuvo respuesta por parte del resto de líderes, May hizo una "evaluación relativamente positiva" de la situación de las negociaciones y enfatizó que ha habido "mucho progreso" en ciertas áreas y la "buena voluntad" por ambas partes, según las mismas fuentes.

Asimismo, mencionó el mecanismo de contingencia que se está negociando para evitar que se cree una frontera estricta entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, si bien no puso nuevas propuestas sobre la mesa.

Una vez terminada la intervención de May, que ya ha abandonado la reunión, los Veintisiete celebran ahora una cena de trabajo en la que evaluarán la situación de la negociación sobre la base de la presentación que hará el negociador jefe de la Unión Europea, Michel Barnier.

En todo caso, la situación es diferente de la que se esperaba puesto que no se ha llegado a un acuerdo sobre los términos de la salida del Reino Unido que puedan confirmar los líderes, tal y como preveía el calendario inicial para permitir que el texto fuese refrendado por los parlamentos nacionales, incluyendo el británico, y la Eurocámara antes de marzo de 2019.

En esta tesitura, los Veintisiete abordarán también el calendario de ahora en adelante, donde el presidente del Consejo, Donald Tusk, ha abierto la posibilidad de que se convoque una cumbre europea extraordinaria que podría ser el 17 y 18 de noviembre.

Después, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, hará una presentación sobre el estado de preparación de todas las partes si se produce un "brexit" sin acuerdo, que servirá de base para la discusión de los líderes.

En cualquier caso, las negociaciones para forjar un acuerdo de salida continuarán en las próximas semanas.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea iniciaron este miércoles una cumbre que en la jornada de hoy se centrará en el "brexit" y mañana, jueves, en inmigración y la reforma del euro.

Tajani no percibe cambios en el contenido del discurso de May ante los 27

Bruselas, 17 oct (EFE).- El presidente del Parlamento Europeo (PE), Antonio Tajani, dijo hoy que no percibe cambios en la postura sobre el "brexit" que la primera ministra británica, Theresa May, ha presentado al resto de líderes de la Unión Europea (UE), antes de que ellos decidan sobre el futuro de las negociaciones.

"No percibí nada sustancialmente nuevo en términos del contenido mientras escuchaba a la señora May", dijo Tajani en una rueda de prensa tras escuchar a la "premier" británica presentar su posición ante los Veintisiete.

Tajani, que también expuso ante los líderes de la UE su punto de vista sobre las conversaciones, dijo que el tono de May fue "el de alguien que quiere conseguir un acuerdo" y señaló su "voluntad política para abrir el camino", pero afirmó que el contenido, desde su punto de vista "no ha cambiado".

"El contenido no es aún aceptable, pero el tono es el de alguien que quiere seguir con las negociaciones y no dejar que se rompan", insistió.

Por ello, expresó su esperanza de que se logre alcanzar un acuerdo sobre la salida del Reino Unido.

"Soy optimista, necesitamos trabajar, no es fácil, pero es posible alcanzar un acuerdo", comentó el político italiano, quien señaló que la Eurocámara desea alcanzar un pacto, pero "no a cualquier precio".

En ese sentido, precisó que la solución provisional para evitar una frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte es "el punto clave" para el club comunitario y destacó que las cuatro libertades del mercado único no se pueden dividir.

La cuestión irlandesa continúa siendo el mayor escollo para ambos bloques, que quieren evitar levantar una frontera física entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, pero no consiguen consensuar cómo hacerlo.

El plan provisional acordado en diciembre de 2017 se basaba en la promesa de Londres de que "salvo que se encuentre otra solución", Irlanda del Norte mantendría "una total consonancia con las normas del mercado único de la UE y la unión aduanera".

No obstante, el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, socio clave del Gobierno conservador británico, se opone frontalmente a que esta región quede en condiciones diferentes a las del resto del Reino Unido tras el "brexit", por lo que May planteó crear un mercado común de bienes británico-comunitario con equivalencia regulatoria, propuesta que rechazan los Veintisiete.

El presidente de la Eurocámara también reiteró su apoyo a extender el periodo transitorio una vez que el Reino Unido abandone la UE, desde los 21 meses pactados hasta los tres años, si bien advirtió de que cuanto más largo sea ese plazo, más tiempo se tendrá que aplicar la solución provisional para evitar una frontera física en Irlanda, lo cual no agrada a Londres.

En cuanto a la postura de May sobre la posibilidad de prolongar la transición, indicó que la mandataria está abierta a alcanzar un acuerdo sobre ese asunto, pero que no hizo referencia a plazos concretos.

Durante la transición, en la que Londres ya no participará en la toma de decisiones en la UE, se debería negociar la futura relación y encontrar una solución alternativa a la provisional pactada en diciembre entre Londres y Bruselas.

Asimismo, negó que sea posible retrasar la fecha del "brexit", previsto para el próximo 29 de marzo, y no quiso especular sobre la posibilidad de que se convoque una cumbre extraordinaria dedicada a la salida británica del club comunitario en noviembre.