Wall Street cierra en rojo y el Dow Jones retrocede un 0,35 % BOLSA WALL STREET

Wall Street cierra en rojo y el Dow Jones retrocede un 0,35 %

15 de octubre de 2018

Nueva York, 15 oct (EFEUSA).- Wall Street cerró hoy en rojo arrastrado por las tecnológicas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, terminó perdiendo un 0,35 % pese a haber pasado la mayor parte de la jornada en positivo.

Al término de la sesión, el Dow Jones cedió 89,44 puntos hasta los 25.250,55, mientras que el selectivo S&P 500 bajó un 0,59 % o 16,34 unidades, hasta 2.750,79.

El índice compuesto del Nasdaq, donde cotizan muchas de las compañías del sector tecnológico, se dejó un 0,88 % o 66,15 enteros y acabó en 7.430,74.

El parqué neoyorquino trató hoy sin éxito de remontar las fuertes pérdidas de la semana pasada, a pesar de que durante gran parte del día el Dow Jones navegó con avances.

Este índice llegó a subir más de 142 puntos a lo largo de la sesión, pero terminó cayendo al rojo durante la última hora de cotizaciones.

El sector tecnológico perdió en su conjunto un 1,64 % y las empresas de ese ramo encabezaron las pérdidas entre los treinta valores del Dow Jones, con Cisco Systems retrocediendo un 2,28 %, Apple un 2,14 % y Microsoft un 1,85 %.

Fuera de ese índice, también fue un mal día para otras empresas tecnológicas como Netflix (-1,89 %), lo que pesó con claridad en el Nasdaq.

Entre los sectores que sufrieron pérdidas hoy también destacaron el energético (-0,82 %), el sanitario (-0,77 %) o el financiero (-0,51 %).

Los mayores avances fueron mientras para las empresas de bienes de consumo básicos (0,60 %), las inmobiliarias (0,51 %) y las de servicios públicos (0,35 %).

En el Dow Jones, destacaron las ganancias de Walgreens Boots (1,66 %), Procter & Gamble (1,35 %) o Walt Disney (0,74 %).

Según los analistas, los inversores huyeron hoy de los valores tecnológicos para refugiarse en sectores considerados más seguros, tras varios días marcados por la volatilidad en el mercado.

Por otra parte, la cadena minorista Sears, que hoy presentó un plan de quiebra para tratar de reestructurar su negocio tras años de pérdidas, se desplomó en la Bolsa de Nueva York un 23,83 % al cierre de la sesión.

En otros mercados, el petróleo de Texas subió un 0,6 % hasta 71,78 dólares el barril y al cierre de Wall Street, el oro avanzaba a 1.229,90 dólares la onza, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subía al 3,156 % y el dólar perdía terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,1579 dólares.

Wall Street no consigue dejar atrás la inestabilidad

Nueva York, 15 oct (EFEUSA).- Wall Street sufrió hoy una nueva jornada de inestabilidad, lastrado por el sector tecnológico, al no conseguir los inversores encontrar un rumbo definitivo después de más de una semana de recortes generalizados.

Los tres indicadores de referencia terminaron en terreno negativo, aunque consiguieron cruzar la frontera y pasarse al verde en varias ocasiones, pero la inseguridad del mercado embistió a Wall Street, lo que provocó fuertes y repetidos desniveles.

El Dow, por ejemplo, llegó a subir hasta 142,42 puntos durante la sesión bursátil, y también llegó a perder 96,11 puntos, aunque finalmente se dejó 89,44.

El sector tecnológico sufrió especialmente, con caídas como la de Apple, que se deslizó un 2,14 por ciento tras afirmar Goldman Sachs que sus beneficios podrían ser menor de lo estimado tras caer su demanda en China.

Netflix también retrocedió significativamente, un 1,89 por ciento, después de que la misma entidad bancaria recortara los objetivos del gigante tecnológico.

Las tendencias de hoy son una continuación de la inestabilidad que ha creado en el mercado las fuertes pérdidas de la semana pasada, iniciadas como resultado de un aumento de la rentabilidad pública, lo que elevó el atractivo de estos valores.

El ambiente pesimista de Wall Street se vio además intensificado con la posibilidad de una cuarta subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal de EE.UU (Fed), lo que los economistas esta vez han interpretado como algo negativo, ya que generalmente se traduce en una ralentización de la economía y en menores ganancias para las compañías.

Los elevados precios que han alcanzado las acciones de algunas de las grandes compañías, combinados con las tensiones comerciales que ha protagonizado EE.UU. en los últimos meses, se ha unido a la situación.

Así, el viernes pasado acabó con las mayores pérdidas para el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq que se han registrado desde el pasado mes de marzo.

"Han aparecido las presiones de una subida de precios, hay problemas con mercados emergentes como China y las rentabilidades han cambiado muchísimo en un periodo muy corto de tiempo", explicó el director de inversiones de Eaton Vance, Lew Piantedosi.

"Los nombres que más daños están sufriendo son a los que mejor les ha ido este año", agregó.

Las pasadas sesiones los expertos han mantenido la calma y recordado que la importante caída de los últimos días nada tiene que ver con la crisis de 2008.

Sin embargo, otros opinan que Wall Street se enfrenta todavía a un retroceso notable y piden precaución en los próximos días.