Florence cae a categoría dos a menos de 500 kilómetros de EE.UU. HURACANES ATLÁNTICO

Florence cae a categoría dos a menos de 500 kilómetros de EE.UU.

12 de septiembre de 2018

Washington, 12 sep (EFEUSA).- El huracán Florence se debilitó hoy a categoría dos con vientos máximos sostenidos de 175 kilómetros por hora en su avance por el Atlántico hacia la costa de EE.UU., de la que ya solo le separan unos 450 kilómetros.

En su último boletín de las 23.00 hora local (03.00 GMT del jueves), el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de EE.UU. informó que el ojo de Florence está a 455 kilómetros al este-sureste de Wilmington, en Carolina del Norte, y a 520 de Myrtle Beach, en Carolina del Sur.

A estas horas, el huracán avanza en dirección noroeste a 28 kilómetros (17 millas) por hora con vientos máximos sostenidos de hasta 175 kilómetros (110 millas) por hora.

Florence, que llegó a soplar con vientos de 220 kilómetros por hora, ha perdido en las últimas 24 horas dos categorías de intensidad en la escala Saffir-Simpson -de 4 a 2, de un máximo de 5-.

Pese a la perdida de fuerza, los expertos alertan de que su potencial destructor sigue intacto.

Según el NHC, "se esperan pocos cambios en la fuerza antes de que el centro llegue a la costa", algo que podría pasar entre la tarde del viernes y la mañana del sábado.

Florence "se acercará a las costas de Las Carolinas este jueves" y "luego se moverá cerca o por sobre" de la línea costera entre el jueves por la noche y el viernes, indicó el NHC. EFEUSA

Último día de evacuación antes del "puñetazo" de Florence

Washington, 12 sep (EFEUSA).- Los estados de Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia y Georgia continúan hoy con las labores de evacuación y preparativos ante la inminente llegada del huracán Florence, cuyo impacto puede dejar "sin electricidad durante semanas" a gran parte de la zona.

"Esto no va a ser un arañazo, esto va a ser un puñetazo de Mike Tyson a la costa de las Carolinas", dijo Jeff Byard, director asociado de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA), en un una rueda de prensa en referencia al excampeón mundial de boxeo.

Byard alertó que hoy es "el último día" para la evacuación, ya que los efectos del huracán se sentirán desde "mañana jueves hasta el fin de semana".

"Puede ser la tormenta más peligrosa de la historia de las Carolinas", agregó.

Las autoridades han ordenado la evacuación de más de millón y medio de personas en las zonas costeras de esos cuatro estados, y según las estimaciones preliminares, cerca de 3,6 millones de usuarios podrían quedarse sin electricidad, alguno de ellos durante semanas, la mayoría de ellos en la zona este de Carolina del Norte.

El huracán Florence, de categoría 4 de un máximo de 5, mantiene todo su potencial de marejadas ciclónicas destructivas y lluvias torrenciales en su avance hacia el sureste del país, donde se espera que llegue este viernes, informó por su parte el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Tras su avance de las últimas horas, se encuentra a 485 millas (785 kilómetros) al sureste de Willmington, en Carolina del Norte, y a 520 millas (840 km/h) al este-sureste de Myrtle, en Carolina del Sur.

La NHC indicó que Florence se desplaza rápidamente en dirección oeste-noroeste con una velocidad de traslación de 15 millas por hora (24 km/h), y subrayó "existe la posibilidad de inundaciones que amenacen la vida" debido a un aumento del nivel del mar "moviéndose tierra adentro" en las próximas 48 horas.

El presidente, Donald Trump, que ha cancelado dos actos que tenía previsto en el sur del país ante la llegada del huracán, reiteró hoy el serio peligro que supone para la población.

"El huracán Florencia parece incluso más grande de lo anticipado. Llegará pronto. FEMA, los equipos de emergencia y seguridad están aprovisionados y listos. ¡Manténganse a salvo!", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

A los fuertes vientos y torrenciales lluvias se suma el riesgo de que la tormenta se ralentice una vez toque tierra y se mantenga sobre la costa durante varios días provocando inundaciones.

Las autoridades locales no han cejado de advertir sobre la magnitud del huracán y sus efectos potencialmente devastadores.

"Carolina del Norte, mi mensaje es claro. El desastre está a la puertas y va a llegar en breve", recalcó Roy Cooper, gobernador del estado en una conferencia de prensa.

Por eso, Michael Cramer, alcalde de Carolina Beach, localidad costera de 6.000 habitantes y bajo evacuación obligatoria por encontrarse en la senda directa de impacto del huracán, remarcó que quienes se queden en sus casas no recibirán ayuda hasta que los vientos no bajen de los 100 kilómetros por hora.

"No voy a enviar gente a que arriesgue sus vidas por personas que no han seguido las advertencias (...) Básicamente, se quedarán solos hasta que ese umbral se cumpla y los vientos bajen de esa velocidad", agregó Cramer.

El estado de Nueva York despliega un plan de ayuda por el huracán Florence

Nueva York, 12 sep (EFEUSA).- El gobernador de Nueva York, Andrew M. Cuomo, anunció hoy el despliegue de un plan de ayudas a las zonas que puedan quedar afectadas en las próximas horas de Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia por el huracán Florence.

De entrada se ha puesto en alerta a 50 aviadores de rescate de la de la Guardia Aérea Nacional de Nueva York en Westhampton Beach para ayudar en la respuesta al huracán, los cuales viajarán a la Base de la Fuerza Aérea de Dover para los operativos.

La Guardia Nacional de Nueva York está lista para desplegar dos helicópteros CH-47 Chinook de levantamiento pesado y dos helicópteros de evacuación médica UH-60 Blackhawk para ayudar en los esfuerzos de respuesta a la tormenta.

El Estado también está preparado para desplegar en los otros estados afectados más de 1,8 millones de sacos de arena, casi 700 generadores, más de 1.250 bombas, 4.000 linternas, más de 438.000 latas y botellas de agua, más de 500 motosierras, 200 torres de iluminación, 28.500 comidas preparadas y miles de camas, mantas y almohadas.

 "Nueva York conoce de primera mano la devastación que el clima extremo puede dejar atrás, y estamos listos para ayudar a aquellos que están en el camino del Huracán Florence de cualquier manera que podamos", dijo el gobernador Cuomo.

Cuomo recordó en un comunicado que "los neoyorquinos siempre ayudan a sus vecinos en su momento de necesidad y así como hemos estado hombro con hombro con Puerto Rico, Texas y Florida después de las tormentas destructivas del año pasado, una vez más estamos dispuestos a ayudar a nuestros conciudadanos".