Abatidos los cuatro insurgentes que en varios ataques causaron 17 muertos AFGANISTÁN ATAQUE

Abatidos los cuatro insurgentes tras dos ataques que causaron 17 muertos

09 de mayo de 2018

Kabul, 9 may (EFE).- Las fuerzas de seguridad afganas han abatido a los cuatro insurgentes que se atrincheraban desde hacía horas en un edificio de Kabul, en el segundo ataque de este tipo ocurrido hoy en la ciudad en una jornada que en total dejó 17 muertos y 23 heridos, informaron a Efe fuentes oficiales.

"El ataque en Shahr-e-Naw ha acabado. Tres policías y un guardia de la compañía de telecomunicaciones Etisalat murieron en el ataque del distrito policial número 10", indicó el portavoz de la Policía de Kabul, Hashmat Stanekzai.

El portavoz del Ministerio de Salud Pública, Wahidullah Majroh, confirmó, por su parte, seis fallecidos en un primer ataque en el distrito policial número 13, que se suman a los siete atacantes muertos durante ambas acciones.

Los ataques causaron, además, 23 heridos, detalló la fuente.

La primera acción, que comenzó con una explosión seguida de un asalto a una comisaría, se produjo sobre las 11.30 (7.00 GMT) en el distrito número 13 y terminó "tras varias horas de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los atacantes", confirmó el secretario del jefe de la Policía kabulí, Maiwand Ahmadzai.

El ministro de Interior afgano, Wais Ahmad Barmak, informó en una rueda de prensa de que los dos atacantes de este atentado fueron abatidos durante choques con las fuerzas de seguridad y apuntó que el ataque comenzó con una explosión a la entrada de la comisaría.

Una segunda explosión se produjo en Shahr-e-Naw, en el distrito policial número 10, donde un suicida se inmoló para abrir paso a cuatro compañeros que estuvieron atrincherados durante horas en un edificio.

De acuerdo con Barmak, las fuerzas de seguridad impidieron que los atacantes llegasen a su objetivo, que era bien una comisaría ubicada en las inmediaciones del edificio o una compañía privada que procesa visados para la embajada india en Kabul.

"Había 300 personas en la compañía Shaheer, si hubiesen entrado en la empresa habría sido un ataque mortífero, pero la policía se lo impidió", agregó.

Los talibanes reclamaron la autoría del ataque en el distrito 10 a través de un mensaje en Twitter de su portavoz, Zabihullah Mujahid, quien confirmó que los autores eran atacantes suicidas.

Por su parte, la principal agencia de inteligencia, el Directorio Nacional de Seguridad (NDS), culpó de las acciones a la red Haqqani, vinculada a los talibanes, y al grupo paquistaní Lashkar-e-Taiba (LeT), acusado por Nueva Delhi del ataque que en 2008 causó 166 muertos en la ciudad india de Bombay.

Kabul ha sufrido varios ataques suicidas en lo que va de año, el último el 30 de abril, cuando 25 personas, 10 de ellas periodistas, murieron en un doble atentado.

Hace tres semanas, un ataque suicida contra un centro de registro de votantes en el oeste de Kabul, reivindicado por el EI, causó 69 muertos y heridas a cerca de 120 personas.

En el ataque más grave este año, registrado en enero, los talibanes utilizaron una ambulancia bomba para hacerla explotar en plena calle en un céntrico barrio de Kabul y matar a más de un centenar de personas.

Afganistán atraviesa una de sus etapas más sangrientas desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015.