El peruano Joaquín Galdós triunfa con un indulto al cierre de feria de Riobamba ECUADOR TOROS

El peruano Joaquín Galdós triunfa con un indulto al cierre de feria de Riobamba

22 de abril de 2018

Riobamba (Ecuador), 21 abr (EFE).- El matador peruano Joaquín Galdós triunfó hoy con un indulto en su debut en tierras ecuatorianas, mientras sus compañeros Jose Garrido, de España, y Álvaro Samper, de Ecuador, cortaron una oreja cada uno al culminar la feria del Señor del Buen Suceso en la capital taurina del Ecuador.

El coso Raúl Dávalos albergó la segunda tarde de la feria en la ciudad de Riobamba, en el centro andino de Ecuador donde tuvo lugar el encierro de Campo Bravo.

El diestro quiteño Álvaro Samper abrió la tarde vestido de canela y oro, y recibió de capote con verónicas llevando al toro al centro del ruedo.

Tras el tercio de varas realizó quites por chicuelinas que remató en media verónica. Ya con la muleta el diestro ecuatoriano inició la faena directo con una tanda de derecha.

El morlaco quedó suelto, buscando tablas y dificultó la labor de Samper que con voluntad obtuvo tres naturales, tomó el estoque, que colocó en buen sitio a tres cuartos pero el toro se amorcilló, suena el primer aviso, y finalmente dobló la res antes de escucharse los aplausos.

El segundo de la tarde fue para el matador español Jose Garrido, que ataviado de obispo y oro, actuó por primera vez en la plaza de Riobamba y recibió a su toro con lances de capote muy difíciles de completar ante un animal suelto y quedado.

La res quedó perpleja e hizo caso omiso a las telas. Ya con la muleta realizó doblones y pases por alto hasta los medios, donde fue imposible realizar una faena por la mansedumbre del antagonista, a excepción de un par de tandas por la mano derecha lograda por la entrega y perseverancia del matador.

Con el acero, Garrido puso una estocada certera después de haber tenido un pinchazo sin soltar, antes de dar una vuelta al ruedo.

El tercero fue parte de la primera actuación del maestro peruano Galdós, quien en su saludo capotero ejecutó verónicas ceñidas de gran categoría y remató con un recorte.

También destacó con un quite por chicuelinas de excelsa técnica y remate de revolera.

Inicio la faena de muleta con pases por alto hasta los medios donde realizó preciosas tandas por la mano derecha remates en forzado de pecho. Toreó en redondo seguido de una tanta de naturales donde la técnica y transmisión a los tendidos pusieron al público de pie, repitió por la mando izquierda refrendando su buen toreo y poderío.

Dos tandas muy bien cuajadas de derecha emocionaron al tendido ante la faena cumbre del diestro limeño, que obtuvo el indulto del toro Lagartijo, y se hizo con dos orejas y rabo más puerta grande.

El cuarto de la tarde correspondió a un Samper que empezó su labor de capote con verónicas de gran manufactura. En muleta el espada quiteño empezó con tandas por el pitón derecho.

En su segundo toro la mala actuación de los banderilleros mermó las condiciones de la res, por lo que a pesar de su entrega y técnica recibió un aviso y ejecutó una media estocada que no fue suficiente para dar muerte al toro. Mientras escuchaba el segundo aviso, consiguió rematar la faena ante el silencio de la plaza.

En el quinto, Garrido saludó de capote a su antagonista con un par de capotazos carentes de todo lucimiento por la mala embestida y que obligó al diestro extremeño a pedir el cambio de toro.

Retomando el orden de lidia, el quinto bis de la tarde fue un sobrero de la ganadería de Santa Rosa.

En una más que decente actuación con pases por alto con la muleta, demostró seriales de mucha técnica y entrega. Con la espada ejecutó una estocada en todo lo alto y cortó una oreja.

El último de la tarde fue para el peruano Galdós quien recibió al toro con verónicas profundas y de embestida larga.

Rozó el espanto general en el tercio de varas cuando el toro derribó al caballo y generó un momento de apremio en la arena.

En muleta la faena arrancó con doblones, tratando de componer la embestida de un toro que se quedaba corto al final de cada lance.

De torería vistosa y gran voluntad, Galdós se adornó en molinetes tras dos buenas tandas por el pitón derecho. Falló con la espada y acto seguido descabelló a la res. Palmas.

La premiación de feria de la empresa organizadora Espectauros entregó el galardón a la mejor faena al diestro peruano Galdós.

El mejor coleta nacional fue el riobambeño Mariano Cruz Ordóñez y el premio al mejor toro fue para Lagartijo, de la dehesa de Campo Bravo, marcado con el número tres y lidiado hoy en tercer lugar por Joaquín Galdós.