Carlos Sainz prefiere no cantar victoria porque AUTO MOTO DAKAR

Carlos Sainz prefiere no cantar victoria porque "queda muchísima carrera"

13 de enero de 2018

Uyuni (Bolivia), 13 ene (EFE).- El piloto español Carlos Sainz (Peugeot) aseguró este sábado, tras ganar la séptima etapa del Dakar y convertirse en el nuevo líder de la general de coches, que "queda todavía muchísima carrera".

Sainz, que se aupó a la primera posición de la general gracias a un problema mecánico sufrido por el francés Stéphane Peterhansel, afirmó que el percance de su rival demuestra que "es un rally que está siendo muy duro".

"Para nosotros es importante pasar el día a día sin problemas. Queda tantísimo que cualquier día puede llegar una sorpresa", comentó.

El madrileño destacó la dureza de la séptima etapa, entre La Paz y Uyuni (Bolivia), con 561 kilómetros, de los que 498 eran cronometrados, con "un fuera de pista muy complicado".

Sobre la ventaja que tiene ahora respecto a sus perseguidores, de alrededor de una hora y 15 minutos, Sainz comentó que es un buen colchón y tratará de no arriesgar más de la cuenta en las próximas etapas.

"Hay que ir con un ritmo adecuado, porque si vas muy despacio también puedes cometer un error", dijo Sainz, que ya ganó el Dakar en 2010.

El piloto español tenía una desventaja de más de 27 minutos respecto a Peterhansel antes de comenzar esta etapa 'maratón', donde los competidores no pueden recibir asistencia mecánica a excepción de que sea de otro competidor, como hizo Peterhansel, que fue ayudado por su compatriota y compañero de equipo Cyril Despres (Peugeot).

Carlos Sainz, nuevo líder de Dakar gracias a problema mecánico de Peterhansel

Uyuni (Bolivia), 13 ene (EFE).- El piloto español Carlos Sainz (Peugeot) se adjudicó hoy, en coches, la séptima etapa del Dakar 2018, entre La Paz y Uyuni (Bolivia), y arrebató el liderato de la carrera al francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), que perdió casi dos horas por problemas mecánicos durante el recorrido.

Sainz, que antes de comenzar la etapa era segundo en la general, a más de 27 minutos de Peterhansel, completó los 413 kilómetros cronometrados de la especial del día en 4 horas, 49 minutos y 26 segundos.

Peterhansel se pasó alrededor de una hora y 45 minutos detenido a la altura del kilómetro 186 de la especial del día tras reportar problemas mecánicos de su automóvil, cuando lideraba la etapa al haber marcado el mejor tiempo en los tres primeros puntos de paso del recorrido.

El piloto francés rompió la rueda trasera izquierda contra una roca cuando intentaba adelantar a una moto, y tuvo que esperar a ser asistido por su compatriota y compañero de equipo Cyril Despres (Peugeot), pues esta era una etapa maratón donde no pueden recibir ningún tipo de asistencia a menos que sea de otro piloto.

El segundo lugar de la etapa fue para el sudafricano Giniel De Villiers (Toyota), a 12 minutos y 5 segundos de Sainz, y en tercer lugar quedó el catarí Nasser Al-Attiyah, a 14 minutos y 19 segundos.

Tras esta etapa, Sainz tendrá alrededor de una hora y 15 minutos de ventaja sobre sus perseguidores, cuando restan por celebrarse otras siete etapas del rally por Bolivia y Argentina.

En la etapa de este domingo, entre Uyuni y Tupiza (Bolivia), con 585 kilómetros, de los que 498 kilómetros son cronometrados, Sainz tratará de preservar su coche para llegar al campamento, donde finalmente podrá ser revisado y reparado por el equipo de mecánicos de Peugeot, justo antes de entrar en territorio argentino.

Asimismo, Sainz se queda como la primera baza del equipo de Peugeot para ganar este Dakar, pues además del percance padecido hoy por Peterhansel, el francés Sébastien Loeb abandonó en la quinta etapa.

Despres continúa en carrera, pero sin posibilidades de triunfo tras haber roto también una rueda en la cuarta etapa y estar muchas de distancia de la cabeza.

Peterhansel, líder del Dakar, con el coche detenido por problemas mecánicos

Uyuni (Bolivia), 13 ene (EFE).- El francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), líder del Dakar 2018 en coches, reportó hoy un problema mecánico durante la séptima etapa del rally, entre las ciudades bolivianas de La Paz y Uyuni, tras quedarse detenido en el kilómetro 186 de la especial del día.

Peterhansel estaba liderando la etapa y había marcado el mejor tiempo en los tres primeros puntos de paso marcados en el recorrido de la especial, de 425 kilómetros cronometrados, seguido del español Carlos Sainz (Peugeot), que estaba a 2 minutos y 50 segundos.

El francés no puede recibir asistencia mecánica de su equipo, pues esta era la única etapa maratón de todo el rally para los coches y los camiones, que tienen prohibido reparar los problemas de sus vehículos hasta completar la etapa de este domingo, entre Uyuni y Tupiza, también en Bolivia.

Peterhansel lidera el Dakar con más de 27 minutos de ventaja sobre Sainz, que es segundo en la clasificación general y prácticamente el único piloto que puede impedir que el piloto galo gane su tercer Dakar consecutivo en coches.

El madrileño estaba obligado a atacar en estas etapas sobre el altiplano boliviano, donde es más fuerte que Peterhansel sobre los caminos de tierra embarrados, al contrario de las dunas, donde el galo le había sacado más de media hora de ventaja a Sainz en las cinco etapas desarrolladas sobre esa superficie en Perú.

Peterhansel, apodado 'Monsieur Dakar', es el piloto más laureado de la historia del rally, con trece triunfos, seis de ellos en moto y siete en coche.