El ojo del huracán Nate, de categoría 1, se aproxima a EE.UU. HURACANES ATLÁNTICO

El ojo del huracán Nate, de categoría 1, se aproxima a EE.UU.

07 de octubre de 2017

Miami, 7 oct (EFEUSA).- El ojo del huracán Nate, de categoría 1, se aproxima con vientos máximos sostenidos de 90 millas por hora (150 kilómetros por hora) a la desembocadura del río Misisipi (EE.UU.), en donde ya se sienten los efectos de sus bandas exteriores, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Nate, que ha causado más de 25 muertos a su paso por Centroamérica, se ubica a 50 millas (80 kilómetros) al sur de la desembocadura del río Misisipi y a 140 millas (225 kilómetros) al sur de la ciudad costera de Biloxi, de acuerdo con el boletín de las 21.00 GMT del CNH.

El huracán se desplaza a 23 millas por hora (37 kilómetros por hora) y se espera que su centro alcance en las próximas horas la desembocadura del río Misisipi y posteriormente, en el transcurso de la noche, hora local, la costa del sureste de Luisiana o Misisipi.

Tras tocar tierra, el centro de Nate pasará por "partes de Misisipi, Alabama y Tennessee" durante esta noche y el domingo por la noche, informó el centro meteorológico con sede en Miami.

De acuerdo con el CNH, Nate, cuyas bandas exteriores ya producen condiciones de tormenta tropical en zonas costeras de Luisiana, podría fortalecerse en las próximas horas y alcanzaría la categoría 2, es decir con vientos superiores a 96 millas por hora (154 kilómetros por hora).

Nate provocará además un aumento del nivel del mar de hasta 11 pies (más de 3 metros) en partes de la desembocadura del río Misisipi y en la frontera entre estado y Alabama, y de hasta 9 pies (2,7 metros) en la Bahía de Mobile (Alabama) y el extremo oeste de Florida, advierte el CHN.

Este incremento del nivel del mar irá acompañado de "grandes y destructivas olas".

La guardia costera estadounidense ha establecido en las últimas horas en los puertos de Mobile (Alabama) y Nueva Orleans la alerta Zulu, que significa que se suspenden todas las operaciones marítimas.

Alabama, Misisipi y Luisiana se hallan bajo estado de emergencia por el inminente arribo de este ciclón.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, ha desplegado 1.300 efectivos de la Guardia Nacional ante un posible impacto directo del ciclón, en un territorio donde el despliegue ante este estos eventos es especialmente previsor tras la catástrofe del huracán Katrina en 2005, que causó más de 1.800 muertos.

La franja costera entre la Gran Isla de Luisiana y hasta la frontera entre los estados de Alabama y Florida, así como el área metropolitana de Nueva Orleans, se hallan bajo aviso de huracán, es decir la llegada del sistema en menos de 24 horas en este caso.

El CNH informa de una advertencia de huracán para la porción alrededor de los condados Walton y Okaloosa, en el extremo oriental de Florida, estado que hace menos de un mes sufrió los efectos devastadores del huracán Irma.