25 de octubre de 2020
ÚLTIMAS NOTICIAS:

El cierre de las escuelas significó ir a trabajar en los campos (Segunda Parte)

El cierre de las escuelas significó ir a trabajar en los campos

 Carla Díaz, 16 años, trabaja en los huertos de frambuesas en Oxnard con su madre. Se fue a trabajar al campo cuando las escuelas cerraron y hacía sus tareas escolares por las tardes para tratar de mantenerse al día. Foto: Elizabeth Aguilera, CalMatters.

Carla Díaz, 16 años, trabaja en los huertos de frambuesas en Oxnard con su madre. Se fue a trabajar al campo cuando las escuelas cerraron y hacía sus tareas escolares por las tardes para tratar de mantenerse al día. Foto: Elizabeth Aguilera, CalMatters.

El cierre de las escuelas significó ir a trabajar en los campos

Segunda Parte

Por Elizabeth Aguilera

CalMatters

Las regulaciones federales permiten que niños de tan sólo 12 años trabajen en la agricultura mientras la escuela no esté en sesión. Aquellos que tienen al menos 16 años y no están matriculados en la escuela pueden trabajar en cualquier momento.

Un informe de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno de los EE. UU., publicado en 2018, reveló que en 2016 había casi medio millón de jóvenes menores de 18 años en los EE. UU. trabajando en la agricultura, incluso en sus propias granjas familiares. En California se encuentra la mayor parte de los menores que trabajan como peones agrícolas contratados.

La preocupación por los niños que trabajan en la agricultura durante el horario escolar forma parte de una problemática más amplia. Durante decenios se han hecho esfuerzos por elevar el límite de edad debido a los peligros de los plaguicidas, el trabajo agotador y el equipo peligroso que ha mutilado a matado a los niños.

“La ley dice que los estudiantes no pueden trabajar durante el horario escolar, pero en este momento no hay horarios, por lo que muchos de ellos están trabajando”, indicó Kendra Moesle de la Asociación de Programas de Oportunidades para Trabajadores Agrícolas y la Campaña Niños en el Campo. “Realmente va a impactar en la educación porque no están enfocados en el trabajo escolar y, en segundo lugar, está el peligro físico”.

El dilema se presenta en las comunidades agrícolas desde el condado Imperial, en la frontera sur, hasta Monterey, en la costa central, y el condado de Butte, en el norte de California.

Los estudiantes fueron a trabajar porque sus padres perdieron o redujeron sus trabajos o porque los padres se enfermaron, dijo Yvette Irving, superintendente del Distrito Escolar Unificado de Gonzales, en el Valle de Salinas.

“Nuestros estudiantes migrantes no se quedan de brazos cruzados en el verano”, dijo. “Así que esto sólo aceleró las cosas y no les permitió terminar el semestre de su programa de secundaria”.

Irving dijo que la prioridad de su distrito es que los estudiantes vuelvan a la enseñanza presencial, pero que proporcionará enseñanza a distancia para aquellos que la necesiten.

“Nos preocupa que vuelvan a estar en un ambiente de aula tradicional con una interacción diaria entre profesor y estudiante y asegurarnos de que tienen todos los prerrequisitos necesarios para ir a la universidad o a un aspecto diferente de la fuerza laboral”, dijo Irving.

El Distrito Escolar Unificado de Gonzales está en el condado de Monterey, donde un programa financiado por el gobierno federal para estudiantes migrantes se puso en marcha este año para acercarse a los estudiantes migrantes cuando comenzó el aprendizaje a distancia, explicó Summer Prather-Smith, director principal de la Oficina del Programa de Educación Migrante.

El condado de Monterey es el hogar de la mayor parte de los estudiantes migrantes inscritos en el programa en California, con más de 11,000 jóvenes de 3 a 21 años. Pero el programa sólo apoya a los estudiantes cuyas familias se mudan para trabajar cada tres años. Muchos de los adolescentes también trabajan.

Desde marzo, los consejeros y los trabajadores de servicios sociales se reúnen con los estudiantes, establecen planes de aprendizaje y proporcionan apoyo por la noche. El programa dio a todos los estudiantes acceso a un programa de tutoría en línea y contrató profesores adicionales para enseñar matemáticas por las noches. Hacia el final, como la mayoría de los estudiantes, los chicos abandonaron el programa, pero la ayuda continuará durante el verano y el nuevo año escolar, dijo Prather-Smith. 

Agregó que está aún más enfocada en cómo atraer a los estudiantes de regreso a la escuela y quiere que el distrito ofrezca espacios tranquilos para que los estudiantes los usen para el aprendizaje a distancia, muy parecido a un salón de estudio tradicional con distanciamiento social.

“Cuanto más tiempo estén desconectados de la escuela, más difícil será pedirles que vuelvan”, dijo. “Tenemos que ser más atractivos que el dinero que van a ganar”.

Como desafío adicional, un número cada vez mayor de trabajadores agrícolas de California provienen de comunidades indígenas, principalmente de México, que hablan dialectos como el mixteco. Esto puede hacer más difícil que las familias se comprometan con las escuelas, dijo Arcenio López, director ejecutivo del Proyecto de Organización Comunitaria Mixteco/Indígena, una organización fundada para ayudar a los trabajadores agrícolas indígenas.

“Nuestros estudiantes creen que no podrán llegar a la universidad o al colegio y estamos notando toda una gama de emociones, estrés y problemas de salud mental”, explicó López. “Están muy estresados”.

Carla Díaz, de 16 años, es de una de estas familias.

Para ella, las clases iniciaban una vez que regresaba a casa de los huertos de frambuesas en Oxnard donde trabajó junto a su madre.

Un par de clases programaron reuniones virtuales después de las 5 p.m. pero la mayoría de las veces se comunicaba sólo por correo electrónico ‒una tarea agotadora, ya que el mixteco es su primer idioma, el español el segundo y está aprendiendo inglés. Pero lo hizo, cuidando de su promedio de A.

“Echo de menos a mis profesores, echo de menos las consultas extra”, dijo Carla, que es la quinta de 10 niños.

Sus padres tienen poca educación, dijo, y aunque quieren que tenga éxito, no pueden ayudarla con la educación en casa.

“Mi madre dice que tengo que trabajar para un futuro mejor, porque no quiere que suframos como ellos”, explicó Carla. “No fueron a la escuela y por eso trabajan en el campo”.

Carla y las hermanas son miembros de un grupo juvenil llamado Tequio, centrado en llevar a los niños del campo a la universidad y dirigido por el Proyecto de Organización de la Comunidad Mixteca/Indígena.

Las hermanas Salvador prometen volver a la escuela, pero por ahora son las únicas que ganan dinero para su familia de nueve miembros.  Su madre tuvo un bebé hace unas semanas y su padre las está cuidando.

Con el rostro cubierto, y sólo con los ojos por encima de un pañuelo y por debajo de una gorra de béisbol, se concentran únicamente en las fresas, y con sus manos se lanzan a las plantas para cortar las bayas con tubos metálicos afilados envueltos alrededor de sus pulgares.

La hermana mayor, María, puede entregar 50, 20 libras de fresas al día; Jennifer apunta a 30.

“No he aprendido nada durante este tiempo, es muy triste”, dijo María Salvador, quien se graduó de la Escuela Secundaria de Hueneme el 12 de junio. “Es muy duro trabajar en el campo. Quiero un futuro mejor”.

Espera inscribirse en la Universidad de Oxnard en otoño.

Histórico de noticias
Tu Dosis de NeuroVitamina

Al ver imágenes en revistas, fotografías en las redes sociales, y el aumento de demanda popular de servicios de cosméticos y membresía en gimnasios, nos...

Conectar a los niños con sus abuelos

A la izquierda, el español Álvaro Sabido, y la cubana Maxeme Tuchman, cofundadores de la startup Caribu, una aplicación dedicada a conectar a niños con sus...

A PESAR DE LA COVID-19, ARTISTAS LOCALES BUSCAN CÓMO “LEVANTAR EL ESPÍRITU” DE SUS COMUNIDADES

Gracias al paquete de alivio del coronavirus (CARES Act), el condado de Los Ángeles recibió $10 millones que está tratando de distribuir entre las más de...

SER DIFERENTE

En días de pandemia, y con un ambiente político tan siniestro, en realidad, no nos han dejado mucho espacio para inspirarnos o recargar energías. Con el...

On the Record with Governor Newsom: Census 2020: Get Counted by September 30

Beneficiarios de DACA y TPS trabajan en la lucha contra el COVID-19

Beneficiarios de DACA y TPS trabajan en la lucha contra el COVID-19

Big Data: luchar contra la pandemia a costa de nuestra privacidad

Big Data: luchar contra la pandemia a costa de nuestra privacidad

El cierre de las escuelas significó ir a trabajar en los campos

El cierre de las escuelas significó ir a trabajar en los campos

Para algunos adolescentes de California, el cierre de las escuelas significó ir a trabajar en los campos

Sin duda, el censo 2020 tendrá un impacto en la comunidad

Los asilos de ancianos son el epicentro de la pandemia

Los policías en Estados Unidos son inmunes a la justicia debido a que gozan de la llamada “Inmunidad Calificada”

Los policías en Estados Unidos son inmunes a la justicia debido a que gozan de la llamada “Inmunidad Calificada”

Los negocios pequeños, préstamos y frustación

Los negocios pequeños, préstamos y frustación

JUSTICE IN THE TIME OF COVID: HOW MUCH WHITE SUPREMACY WILL AMERICA CONDONE?

La desigualdad hacia la mujer durante el COVID-19

Los difíciles de contar en el Censo de California

El Censo es de vital importancia para todos y cada una de las personas que vivimos en este país. Sin importar el estatus migratorio, raza, idioma, todos...

El confinamiento de “Silicon Valley” agudiza aún más la brecha tecnológica

Los jornaleros, si uno se enferma, no hay ingresos

Su trabajo permite llevar alimento a millones de mesas en EE.UU., pero, pese a ser considerados indispensables, muchos trabajadores agrícolas, en su mayoría...

California dará ayuda económica a los indocumentados afectados por COVID-19

El gobernador de California, Gavin Newsom dice que el estado otorgará ayuda económica a miles de inmigrantes indocumentados afectados por el brote de...

Las voces expertas frente al COVID-19

Las voces expertas frente al COVID-19

Los doctores aconsejan:  ‘el agua y el jabón nos van a salvar’ para evitar más contagios

Los doctores aconsejan:  ‘el agua y el jabón nos van a salvar’ para evitar más contagios de la pandemia del COVID-19

Por COVID-19 piden acelerar reunificación de mil niños detenidos por ICE

Por COVID-19 piden acelerar reunificación de mil niños detenidos por ICE

Beneficiarios de DACA piden al Supremo suspender decisión sobre su futuro

Beneficiarios de DACA piden al Supremo suspender decisión sobre su futuro

En la primera línea los campesinos piden protecciones

En la primera línea los campesinos piden protecciones