ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • BALONCESTO NBA

    107-86. Harden anota 27 puntos y Rockets se vengan de Warriors

    16 de noviembre de 2018

    Houston (EE.UU.), 15 nov (EFE).- El escolta James Harden aportó 27 puntos y lideró el ataque de los Rockets de Houston, que se impusieron por paliza de 107-86 a los Warriors de Golden State y se vengaron de la eliminación que sufrieron en las pasadas finales de la Conferencia Oeste.

    Junto a Harden otros cuatro jugadores también tuvieron números de dos dígitos que permitieron a los Rockets (7-7) ponerse con marca positiva por primera vez desde que tuvieron 1-1 al conseguir la tercera victoria consecutiva y la sexta en los últimos ocho partidos disputados tras haber tenido un comienzo de temporada de 1-5.

    Antes que diese comienzo el partido, disputado en el Toyota Center de Houston, el centro de atención estuvo en el anuncio oficial que hicieron los Rockets de haber acabado la relación profesional con el alero estrella Carmelo Anthony, quien apenas jugó 10 partidos con la franquicia de Houston.

    El alero James Ennis III, que salió de titular, aportó 19 puntos con cinco rebotes que lo dejaron como segundo máximo encestador de los Rockets, que también tuvieron el apoyo del escolta Eric Gordon, como sexto jugador al anotar 17 tantos, incluidos tres triples de nueve intentos.

    Mientras que el base Chris Paul y el pívot suizo Clint Capela anotaron 10 tantos cada uno y el jugador europeo también acabó con un doble-doble al capturar 10 rebotes.

    Los Warriors, que jugaron de nuevo --cuarto partido consecutivo--, sin el base Stephen Curry, aunque si estuvo sentado en el banquillo, sufrieron la segunda derrota en los tres últimos encuentros.

    El entrenador de los Warriors, Steve Kerr, antes del encuentro confirmó que Curry, que sufre una lesión en la ingle izquierda, tampoco jugará los próximos dos partidos que van a disputar ante los Mavericks de Dallas y los Spurs de San Antonio.

    El alero Kevin Durant volvió a ser el líder del ataque de los Warriors al aportar 20 puntos y cinco rebotes, pero los actuales bicampeones de la NBA solo acertaron con 4 de 18 triples para un 22 por ciento, comparado al 40 % de los Rockets (16 de 47).

    Otros tres jugadores de los Warriors, incluidos dos reservas, acabaron con números de dos dígitos, que no compensaron la inspiración encestadora de los Rockets y la buena defensa que el equipo de Houston ha comenzado a realizar.

    Los reservas, el alero Kevon Looney, y el base Quinn Cook aportaron 12 y 11 puntos, respectivamente, mientras que el escolta Klay Thompson, que encestó 10 tantos, fue el único titular junto con Durant que logró números de dos dígitos.

    Aunque los Warriors recuperaron al ala-pívot Draymond Green, que se había perdido el partido anterior por suspensión, tampoco pudo ser factor ganador del equipo de Golden State al quedarse sin puntos en los 24 minutos que disputó, y en los que falló los tres tiros de campo que hizo, incluidos dos intentos de triple.

    Green, que antes del partido reconoció que el incidente verbal que había mantenido con Durant al concluir el partido frente a Los Angeles Clippers, y que le costó la suspensión sin sueldo de un encuentro, estaba ya superado al haber hablado con la estrella del equipo.

    "Todo el mundo sabe que soy un jugador emocional, y la mayoría de las veces juegan a mi favor, pero otras no sucede de la misma manera y debo superarme", declaró Green, quien acabó con cinco rebotes y cinco asistencias. "Todo esta superado y ahora lo único que importa es seguir adelante".

    Los Rockets, que estuvieron siempre en control del marcador y del juego, llegaron a tener hasta 32 puntos de ventaja por siete que alcanzaron los Warriors con tres cambios de líder y sin ningún empate.

    El equipo de Houston, que tenía 13 puntos de ventaja al concluir el tercer periodo, comenzó el cuarto con una racha de 12-2 que le dieron marcador parcial de 88-65, que forzó al Kerr a pedir tiempo muerto y comenzar a sacar a Durant y Green del campo para darle más minutos a los reservas.

    Lo propio hizo el entrenador de los Rockets, Mike D'Antoni, que también apostó por la segunda unidad y mantuvo la misma consistencia ofensiva que los titulares.

    El alero novato Gary Clark, quien ha sido el elegido por D'Antoni para ocupar el puesto dejado vacante por Anthony, respondió de nuevo con una gran labor en defensa y aportó nueve puntos, incluidos tres triples.

    Steve Kerr: "El incidente entre Green y Durant nos ha podido pasar factura"

    Houston (EE.UU.), 15 nov (EFE).- El entrenador de los Warriors de Golden State, Steve Kerr, reconoció tras la derrota que el equipo sufrió por 107-86, ante los Rockets de Houston, que el "incidente" que protagonizaron los jugadores Draymond Green y Kevin Durant, les habría podido pasar factura en el rendimiento como equipo.

    "Después de tener los problemas físicos con las lesiones, la baja de Stephen Curry, pienso que lo sucedido entre Green y Durant también nos ha podido afectar hoy en el apartado anímico", declaró Kerr al concluir el partido, que los dejó con la peor derrota en lo que va de temporada.

    Pero Kerr reconoció que lo sucedido con el enfrentamiento verbal, que tuvieron el pasado lunes ambos jugadores tras el partido que perdieron el la prórroga (121-116) ante Los Angeles Clippers, formaba parte de lo que puede suceder en una liga muy larga.

    "Estamos golpeados un poco físicamente y ahora lo estamos anímicamente", declaró Kerr. "No hay forma de evitar eso. Así que tenemos que llenar nuestra taza y recuperar nuestro espíritu, recuperar nuestra energía y vamos a hacerlo. Es una temporada larga, larga. Es un tramo difícil por que atravesamos, pero conozco a nuestros jugadores".

    Kerr, en su línea de no esquivar ninguna pregunta, fue directo al admitir que Green no había tenido su mejor desempeño durante el partido, se fue sin anotar, pero también defendió que su actitud fue la misma de siempre.

    "Puede que Draymond no haya tenido su mejor noche, de hecho, jugó muy mal. Pero me gustó su actitud. Era genuino. Estaba compitiendo. Nada le salió bien, pero me gusta a dónde se dirige. Y ahora todo el equipo se debe levantar y superar la mala racha por la que pasamos", subrayó Kerr.

    Por su parte, Durant, fue tajante cuando se le preguntó de como estaba la relación con Green después de varios días que se había dado el enfrentamiento.

    "No me pregunte más sobre eso", respondió Durant con un tono cortante. "Lo único que nos importa es lo que sucedió en el partido y los Rockets hicieron una gran labor tanto en defensa como en la manera de tirar a canasta. Aunque comenzamos bien el partido, ellos jugaron muy bien".

    Mientras que Green, reconoció que era "imposible" decir que lo sucedido los días anteriores no hubiese afectado al ánimo del equipo, pero que era algo que se había dado y tenían que seguir adelante.

    "La realidad es que nosotros no jugamos nuestro mejor partido y si eso sucedió por las emociones vividas, entonces no es algo bueno, pero también sabemos que no hay nada que nos haga entrar en pánico", destacó Green. "Somos el mejor equipo de la liga, vamos a ganar muchos partidos durante la temporada y también otro título de liga y al final todo estará bien".