ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU ELECCIONES

    Trump amenaza con la "guerra" a demócratas si le investigan desde Cámara Baja

    07 de noviembre de 2018

    Washington, 7 nov (EFEUSA).- El presidente, Donald Trump, confió hoy en llegar a acuerdos con la nueva mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, pero amenazó con cerrar la puerta a esa cooperación y "paralizar el Gobierno" con una "guerra" política si los progresistas abren investigaciones en su contra.

    Aunque perdió el control de una de las dos cámaras del Congreso en las elecciones legislativas del martes, Trump perfiló hoy como "increíble" e "histórico" el resultado obtenido por su partido, e insinuó que su inminente batalla con la reforzada oposición al Ejecutivo le beneficiará de cara a su campaña de reelección en 2020.

    "Si eso ocurre (y me investigan), vamos a hacer lo mismo (contra los demócratas desde el Senado), y el Gobierno se paralizará, y les echaré la culpa", dijo Trump en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

    "Y eso probablemente será mejor para mí políticamente. Creo que sería extremadamente bueno para mí políticamente, porque creo que soy mejor en ese juego que ellos", agregó.

    Preguntado por si no le sería posible negociar con los demócratas en temas legislativos al mismo tiempo que se opone a cualquier investigación en su contra, Trump respondió que no.

    "Si hacen eso, será la guerra", alertó, al opinar que no se pueden hacer "ambas cosas simultáneamente".

    En un tuit matutino, Trump había amenazado con usar el control republicano del Senado para abrir investigaciones contra los demócratas por "filtración de información confidencial" y otros temas, en caso de que decidan indagar sobre él.

    Los demócratas, que tomarán en enero las riendas de la Cámara Baja, han prometido reabrir la investigación del Comité de Inteligencia sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016, además de indagar en algunas políticas de Trump y usar su poder para exigir las declaraciones de impuestos del presidente.

    Trump ha desechado la tradición presidencial de publicar anualmente su declaración de la renta, y hoy insistió en que esos documentos "están bajo auditoría" y son tan complejos que "la gente no los entendería".

    El mandatario combinó esas amenazas con alabanzas a la que probablemente será la próxima presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, a la que había criticado duramente durante la campaña electoral.

    "Le doy un crédito enorme a Pelosi, ha trabajado muchísimo para conseguir las cosas. Espero que podamos trabajar juntos", señaló.

    Trump confió en llegar a acuerdos con los demócratas en temas como "infraestructuras y sanidad", e incluso insinuó que negociar con una mayoría demócrata en la Cámara Baja puede darle mejores resultados legislativos que los obtenidos hasta ahora, con un Congreso controlado por los republicanos.

    "Podría ser una situación bipartidista preciosa", opinó.

    Tras perder el control de ambas cámaras del Congreso en 2006, el entonces presidente George W. Bush admitió que habían "vapuleado" a su partido; mientras que Barack Obama resumió el resultado de las legislativas de 2010 como "una paliza", después de que los republicanos le arrebataran el dominio en la Cámara Baja.

    Pero Trump no quiso reconocer ningún tipo de derrota en los comicios del martes, e insistió en que su partido logró "algo muy cercano a una victoria completa".

    "Realmente creo que tenemos una oportunidad muy buena de llevarnos bien con los demócratas", recalcó.

    El mandatario centró su campaña en el Senado, y hoy enfocó su discurso triunfalista en el leve refuerzo de la mayoría republicana en esa cámara, donde se espera que su partido logre dos o tres asientos más.

    "Anoche el partido republicano desafió la historia para expandir nuestra mayoría en el Senado (...). Esta elección marca el mayor avance en el Senado del partido de un presidente en su primer mandato desde por lo menos (el mandato del presidente John F.) Kennedy en 1962", defendió.

    Trump mencionó en tono burlesco a varios aspirantes conservadores que perdieron las elecciones y atribuyó esas derrotas de su partido a que los candidatos no se ligaron lo suficientemente a él.

    "Mia Love no demostró ningún amor (love) por mí, y perdió. Qué pena", dijo en referencia a una candidata a un escaño en Utah.

    McConnell recalca papel "extremadamente útil" de Trump en las legislativas

    Washington, 7 nov (EFEUSA).- El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, que volverá a ocupar este cargo después de la victoria de su partido ayer en la Cámara Alta, aseguró hoy que el papel del presidente Donald Trump en la campaña de las elecciones legislativas fue "extremadamente útil".

    "El presidente Trump fue extremadamente útil para nosotros en estados dónde él es popular. Trabajó muy duro, atrajo grandes multitudes y creo que claramente tuvo un impacto positivo en el resultado", aseguró McConnell en su primera rueda de prensa después de que los republicanos mantuvieran la mayoría en el Senado.

    Tras los comicios de este martes, los demócratas han ganado ya oficialmente los 218 escaños suficientes para tener la mayoría en la Cámara de Representantes, mientras que los republicanos continúan con el control del Senado con al menos 51 escaños.

    McConnell, senador por Kentucky, explicó que esta mañana llamó a la nueva líder de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, con quien habló sobre "posibles soluciones bipartidistas" a algunos de los retos legislativos del próximo Congreso.

    El líder republicano dijo que su "principal prioridad" al frente del Senado es "continuar confirmando el mayor número de jueces posible".

    Desde la llegada de Trump a la Casa Blanca y con McConnell como líder de la Cámara Alta, el Senado ha enviado a dos magistrados conservadores al Tribunal Supremo y ha confirmado a otros 82 jueces para cortes federales de menor instancia.

    Precisamente, McConnell fue preguntado sobre el impacto en los comicios de la confirmación del juez Brett Kavanaugh, acusado de abusos sexuales, para el tribunal de máxima autoridad del país.

    "(Su confirmación) ayudó mucho en las elecciones porque motivó que nuestros votantes estuvieran ofendidos por las dudas de la presunción de inocencia (de Kavanaugh)", observó.

    "Creo que fue como una inyección de adrenalina", añadió McConnell, que es el líder del Senado desde 2015.

    El 116º Congreso de la historia, con mayoría republicana en el Senado y demócrata en la Cámara, iniciará su andadura el próximo 3 de enero.