ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU INMIGRACIÓN

    Las autoridades comienza a sustituir malla por muro fronterizo en Texas

    21 de septiembre de 2018

    El Paso (TX), 21 sep (EFEUSA).- La Patrulla Fronteriza anunció hoy la construcción de un muro de acero en un tramo de cuatro millas (6,4 kilómetros) en El Paso (Texas), en la frontera con México, como parte de una orden ejecutiva del presidente, Donald Trump.

    En una rueda de prensa, el responsable de la Patrulla Fronteriza en El Paso, Aaron A. Hull, dijo que la malla ciclónica que existe desde la década de los 70 será reemplazada por un muro de bolardo de acero de 18 pies de altura.

    "Esta nueva barrera será más duradera y efectiva para disuadir a las entradas ilegales", aseguró.

    El funcionario afirmó que el Gobierno adjudicó un contrato de construcción el pasado 1 de junio a la constructora West Point Contractors, con sede en Tucson, en Arizona, y que su construcción se iniciará este sábado.

    "El muro de bolardo ha demostrado ser beneficioso para la Patrulla Fronteriza para detectar entradas ilegales y el contrabando de narcóticos a los Estados Unidos" subrayó Hull.

    El llamado "muro fronterizo" unirá un tramo ubicado justo al oeste del cruce internacional Paso del Norte y se extenderá hacia el lado Este de la ciudad de El Paso.

    La Patrulla fronteriza informó de que el proyecto terminará a finales de abril de 2019, con un costo estimado de 22 millones de dólares.

    En el año fiscal 2017, el sector de El Paso detuvo a 25.193 inmigrantes que entraron de forma irregular al país, incautó 34.189 libras de marihuana y 140 libras de cocaína, precisó la Patrulla Fronteriza, perteneciente al Departamento de Seguridad Nacional.

    La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) ha señalado que se ha comprometido con la administración medioambiental y que trabaja diligentemente para integrar prácticas ambientales responsables, incluida la incorporación de prácticas sostenibles.

    El portavoz de la Patrulla Fronteriza en El Paso, Ramiro Romero, indicó hoy a Efe que el nuevo muro servirá para impedir que los inmigrantes intenten entrar al país por el canal de irrigación que pasa por la zona, donde muchos de ellos han fallecido ahogados.

    "Han muerto porque no hay la suficiente infraestructura que prevenga que se metan a los canales", dijo.

    El anuncio de hoy se produjo en medio de protestas en El Paso.

    Un grupo de manifestantes gritó hoy consignas contra de la construcción del muro en el viejo barrio de Chihuahuita, ubicado a unos metros de distancia al norte del Río Grande, que es usado para delimitar la frontera con México.

    "Rechazamos el muro porque implica una invasión y una imposición, que en lugar de sembrar la unidad en la comunidad nos divide", aseguró durante la protesta Camilo Pérez Bustillo, investigador del Instituto Border Hope, con sede en El Paso.

    Pérez subrayó que en lugar de extender el muro fronterizo se debería de "tumbar". "Es un símbolo de odio y exclusión", agregó.

    La construcción del llamado "muro fronterizo" se inició en 1994, en el Gobierno del entonces presidente, Bill Clinton, pero ha generado un mayor impacto mediático desde que Trump usara el tema como parte de sus promesas de campaña.

    Organizaciones de El Paso anuncian movilizaciones contra el muro fronterizo

    El Paso (TX), 21 sep (EFEUSA).- Representantes de varias organizaciones defensoras de los inmigrantes en la región de El Paso (Texas) y el sur de Nuevo México alzaron hoy su voz en contra del "muro fronterizo" y anunciaron una marcha con cientos de personas para este sábado.

    La Patrulla Fronteriza anunció hoy la construcción de un muro de acero en un tramo de cuatro millas (6,4 kilómetros) en esa localidad texana limítrofe con México como parte de una orden ejecutiva del presidente, Donald Trump.

    Los líderes de las agrupaciones, junto a integrantes del condado y el ayuntamiento de El Paso, denunciaron que la construcción del muro de acero se llevará a cabo sin haber consultado con los ciudadanos.

    En conferencia de prensa, los representantes de los grupos dijeron que estas acciones destruyen la idea de que Estados Unidos es un país de inmigrantes.

    El director ejecutivo de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos, con sede en El Paso, Fernando García, afirmó que el anuncio del muro los tomó por sorpresa, y que incluso tenían previsto en la zona un acto bajo el lema "Abrazos No Muros", para el que ya habían obtenido los permisos necesarios.

    "A nadie se le preguntó qué problemas y qué preocupaciones tenían. Al anunciar la construcción del muro le ponen un obstáculo al evento de 'Abrazos No Muros', a unas cuantas semanas de que se iba a realizar", dijo García en declaraciones a Efe.

    "Es un ataque directo a los esfuerzos humanitarios de la región", afirmó.

    Asimismo, García aseguró que los 22 millones de dólares que costará la construcción de ese muro de acero fueron tomados de fondos de la Agencia para el Manejo de Emergencias (FEMA) y del Departamento de Salud.

    "Esta administración ha llegado al límite de la locura. Quieren completar un ciclo político antes de las elecciones. Trump quiere argumentar a su base que está construyendo muros a costa de lo que sea", agregó.

    En una rueda de prensa, el responsable de la Patrulla Fronteriza en El Paso, Aaron A. Hull, dijo que la malla ciclónica que existe desde la década de los años 70 será reemplazada por un muro de bolardo de acero de 18 pies (5,5 metros) de altura.

    El proyecto terminará a finales de abril de 2019.