ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU NARCOTRÁFICO

    Juez confirma que el juicio a "El Chapo" empezará el 5 de noviembre en EE.UU.

    20 de septiembre de 2018

    Nueva York, 20 sep (EFEUSA).- El juez neoyorquino Brian Cogan, que preside el caso por narcotráfico contra Joaquín Guzmán Loera "El Chapo", rechazo hoy posponer el juicio, que arrancará así el próximo 5 de noviembre con la selección del jurado, y aceptó que el abogado Jeffrey Lichtman se una a la defensa del narcotraficante.

    Cogan rechazó la petición del nuevo abogado de "El Chapo" durante una audiencia hoy en la corte federal de Brooklyn, para posponer el inicio del juicio, el cual podrá extenderse por hasta cuatro meses, según le juez.

    Con Lichtman dentro del caso, un conocido abogado en Nueva York que representó a John A. Gotti, hijo del líder del clan de la mafia los Gambino, Guzmán completa el grupo de su defensa, tras año y medio de haber sido extraditado a esta ciudad para responder por cargos de narcotráfico.

    "El Chapo" dijo ante el juez ser consciente del posible conflicto de interés de su abogado para el juicio que enfrenta a partir de noviembre, pues Litcham representó a otras personas que son coacusadas en este caso o pueden ser testigos.

    El año pasado "El Chapo", conocido como el líder del cartel de Sinaloa, contrató, -tras haber sido defendido inicialmente por abogados de oficio- a un grupo de defensores privados, entre ellos Lichtman, que no continuó luego de no recibir garantías de que cobraría sus honorarios al confiscarse la fortuna que alega el Gobierno posee el mexicano, de más de 14.000 millones de dólares.

    El juez Cogan atendió asimismo los reclamos de la fiscalía sobre varios puntos conflictivos en el expediente de Lichtman.

    "Nunca había visto tantas complicaciones en un caso", indicó el magistrado, que pidió una explicación al abogado sobre el conflicto de interés que trae a este caso, y luego interrogó a Guzmán respecto a si es consciente de que Lichtman representó o tuvo contacto con tres posibles testigos en el juicio, que cooperan con las autoridades.

    Lichtman es también abogado de un coacusado en este mismo caso de Guzmán, pero enfrenta juicio en otra jurisdicción y ninguno de los nombres de los testigos han sido revelados.

    Guzmán, que vestía el mono azul de la cárcel federal, parecía estar relajado y al entrar a la sala miró al público y saludó con la mano a su esposa Emma Coronel, que asiste a las audiencias.

    El juez preguntó al mexicano, que enfrenta 17 cargos, entre ellos tráfico de drogas, uso ilegal de armas y blanqueo de dinero, si sus abogados habían discutido con él este tema y si sabía que Lichtman no puede divulgar información que conoce sobre los testigos, aunque sea pertinente para su caso, ni interrogarles.

    Guzmán, que parece haber perdido peso y miraba a menudo a su esposa, contestó a todo de forma afirmativa a través de la intérprete, así como a la pregunta de si pese a todo insistía en que Lichtman fuera parte de su defensa.

    Su equipo legal está constituido además por el ecuatoriano Eduardo Balarezo, su principal abogado, quien representó antes al también narcotraficante mexicano Alfredo Beltrán Leyva y que el año pasado también tuvo que dar explicaciones a la corte, así como por William Purpura, que ha estado vinculado con otros conocidos casos en esta ciudad.

    En declaraciones a la prensa tras concluir la audiencia, Lichtman que compareció junto a Balarezo, no pareció dar importancia a no poder interrogar a algunos testigos. Argumentó que hay muchos testigos. "Lo manejaremos", afirmó, además de recordar que en este caso hay otros dos abogados.

    Lictman y Balarezo aseguraron que estarán listos para el 5 de noviembre, pese a que se negó su pedido para un nuevo aplazamiento.

    Preguntado sobre el pago de sus honorarios, Lichtman señaló que no habla sobre sus finanzas.

    Emma Coronel, que hace unos días subió a redes sociales la gran fiesta inspirada en Barbie que celebró por el cumpleaños de las gemelas que tiene con Guzmán, salió del tribunal a toda prisa sin decir una sola palabra ante las preguntas de la prensa y subió a un vehículo que la recogió a pasos de la corte.