ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • JUEGOS ECUESTRES

    Caballo de alquiler, el dramático inconveniente para enfrentarse a la élite

    15 de septiembre de 2018

    Tryon (EE.UU.), 15 sep (EFE).- "Mi caballo murió hace dos meses", lamentó el atleta colombiano Juan Martín Clavijo, quien por desgracia se vio obligado a buscar un nuevo compañero para competir en los Juegos Ecuestres Mundiales 2018 celebrados en Tryon (Carolina del Norte), en la categoría de volteo.

    "Al principio pensé que podría traer otro caballo desde Colombia, pero al final no pude y empecé a buscarlo en Estados Unidos. El primero que encontré no era el adecuado, así que tuve que cambiar y conseguir otro para la competición hace una semana", comentó Clavijo en una entrevista a Efe.

    En el traslado de una prueba fuera de su país, el equino con el que normalmente compite el joven colombiano de 18 años falleció y no tuvo otra opción que alquilar uno nuevo a pocos días de participar en la prueba estadounidense.

    El volteador explicó que en su categoría se necesitan varios meses para conseguir la unión necesaria para que humano y animal estén en la misma sintonía durante la prueba, donde el ritmo y la coordinación son imprescindibles.

    El volteo o "vaulting" es una disciplina ecuestre en la que los jinetes realizan una rutina de acrobacias en movimiento sobre la espalda del caballo que mezclan elementos de la gimnasia artística y la danza.

    "He realizado unas 6 o 7 prácticas, así que he podido enseñarle al caballo mis movimientos para que no se moleste y sepa como llevar el ritmo de los ejercicios en cada momento. Pero no solo es que él conozca mis rutinas, también yo tengo que sentir su ritmo para adaptar algunos ejercicios", expresó.

    Juan Martín lamenta no tener más tiempo para practicar juntos y es consciente de que saltará a la arena con menos de una hora de entrenamiento con este caballo, puesto que en cada sesión le está permitido subirse un máximo de tres veces con un tiempo de dos minutos por ronda.

    Su prueba está fijada para el próximo martes durante la séptima jornada de competición que se disputa, hasta el 23 de septiembre, en el Centro Ecuestre Internacional de Tryon.

    Así que no da todo por perdido y si la tormenta tropical Florence lo permite, todavía podrá seguir entrenando con el equino con el objetivo de "hacerlo lo mejor posible".

    A pesar de las dificultades, este talento latino, campeón mundial junior de volteo en dos ocasiones (2015 y 2017), espera mejorar el noveno puesto que obtuvo los mundiales senior que tuvieron lugar en Le Mans (Francia), en 2016.

    Clavijo comenzó a practicar este deporte con cinco años, cuando veía a su hermana hacer estas acrobacias sobre el caballo y decidió imitarla; ahora entrena todos los días durante varias horas para consagrarse como uno de los mejores en este deporte.

    "El trabajo de acondicionamiento físico me lleva máximo dos horas, después los estiramientos, la flexibilidad en la que me puedo demorar una hora y media. Luego acabamos en los caballos de madera, para poder practicar la técnica de las acrobacias y repetir las rutinas", detalló sobre su sistema.

    En Colombia los recursos de los que dispone son limitados, por lo que tras acabar su participación se trasladará a Suiza "para montar allá" y aprovechar la oportunidad para aprender alemán.

    Su juventud no le impide ser consciente de que en su disciplina la carrera de un deportista no es muy longeva, él mismo reconoce que "no se puede competir en edades avanzadas", más allá de los 30 años.

    Por eso, aunque "ha sido difícil" acudir sin su equino porque tenía "mucha confianza con él después de tantos años entrenando juntos", Juan Martín Clavijo está listo para dar su mejor versión en pista y disfrutar de los Juegos Ecuestres Mundiales con su caballo de alquiler.

    José Miguel Pascual Labrador