ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • NICARAGUA PROTESTAS

    Gobierno de Nicaragua avisa de que no recibirá a "grupo de trabajo" de la OEA

    02 de agosto de 2018

    Washington, 2 ago (EFEUSA).- El ministro nicaragüense de Asuntos Exteriores, Denis Moncada, avisó hoy de que su Gobierno no consentirá la presencia en su territorio de ningún "grupo de trabajo" o "comisión especial" creados en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA).

    Moncada hizo esas declaraciones en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, con sede en Washington, y en la que se debate una resolución para establecer ese "grupo de trabajo".

    "El Gobierno de Nicaragua no permitirá en su territorio ningún grupo de trabajo o como se quiera llamar, ese tipo de precedentes no conviene a la mayoría de países aquí representados", dijo Moncada.

    El canciller expresó su desacuerdo con la convocatoria de una reunión del Consejo Permanente dedicada a debatir la creación de un "grupo de trabajo" para apoyar el diálogo nacional y dar seguimiento a la crisis en Nicaragua, la más sangrienta desde los años 80 del siglo pasado.

    Con sus declaraciones, Moncada expresó su oposición a la que sería la mayor competencia de ese "grupo de trabajo": designar una misión para que visite el país, para lo que siempre es necesario el consentimiento del Gobierno correspondiente.

    "Esto obedece a una actitud de hostigamiento y revanchismo político y diplomático contra Nicaragua, se trata de aprobar una resolución que no ha sido solicitada por nuestro país", consideró Moncada, que insistió en que la propuesta es una muestra más de los intentos de "injerencia" en Nicaragua de algunos países.

    Managua ha acusado en varias ocasiones de "injerencia" a EE.UU., uno de los países que han impulsado la creación de un "grupo de trabajo" en la OEA.

    En un principio, ocho países (Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Chile, EE.UU. México y Perú) habían impulsado la creación de una "comisión especial", pero decidieron cambiar la denominación para lograr un mayor respaldo a la iniciativa, que había sido rechazada por el Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

    Para que pueda crearse ese "grupo de trabajo" mediante una resolución, es necesario el consentimiento de 18 de los 34 estados que son miembros activos de la OEA.

    OEA, en busca de consenso, votará sobre un "grupo de trabajo" para Nicaragua

    Washington, 2 ago (EFEUSA).- La Organización de Estados Americanos (OEA) votará hoy una resolución destinada a crear un "grupo de trabajo" para Nicaragua y no una "comisión especial", un cambio de denominación que busca lograr un mayor consenso, indicaron a Efe fuentes diplomáticas.

    La votación se producirá en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente, cuyo comienzo está establecido para las 2.30 p.m. en la sede del organismo, en Washington.

    El inicio del Consejo Permanente había sido fijado para las 10.00 p.m., pero se retrasó porque las misiones estaban llevando a cabo "consultas informales", dijo la embajadora de Costa Rica ante la OEA, Rita María Hernández, que ocupa la Presidencia del Consejo.

    En esas reuniones, un grupo de Estados miembros acordó descartar la denominación de "comisión especial", que ya había rechazada por el Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, al considerar que la propuesta pretendía "inmiscuirse en los asuntos internos que únicamente competen al Estado de Nicaragua".

    Según las fuentes diplomáticas, en vez de una "comisión especial", la resolución propondrá la creación de un "grupo de trabajo", cuyo mandato será "contribuir a la búsqueda de soluciones pacíficas y sostenibles a la situación que se registra en Nicaragua", que vive la crisis más sangrienta desde los años 80 del siglo pasado.

    La nueva propuesta añade que ese proceso se hará "a través de consultas con el Gobierno de Nicaragua".

    Para aprobarse, la resolución necesita el respaldo de 18 de los 34 estados que son miembros activos de la OEA.

    El ministro nicaragüense de Asuntos Exteriores, Denis Moncada, acudió hoy a la OEA para participar en el Consejo Permanente.

    Las protestas contra Ortega comenzaron el 18 de abril y han dejado, de acuerdo a las últimas cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), 317 muertos, mientras otras organizaciones humanitarias contabilizan 448 víctimas y el Gobierno 195.

    La CIDH eleva a 317 a los muertos en las protestas en Nicaragua

    Washington, 2 ago (EFE).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) elevó hoy a 317 el número de los muertos en Nicaragua desde el 18 de abril, cuando estallaron las protestas contra el presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

    De los 317 fallecidos registrados entre el 18 de abril y el 30 de julio, la CIDH explicó en un comunicado que 21 son policías y 23 son niños, niñas o adolescentes.

    "La Comisión Interamericana condena todos los asesinatos registrados e insta al Estado de Nicaragua a investigar con prontitud y seriedad cada uno de estos crímenes. El Estado debe llevar un registro actualizado, confiable y transparente de todas las muertes", señaló Antonia Urrejola, relatora para Nicaragua en la CIDH, según recoge el comunicado.

    El Gobierno ha cifrado en 195 a los muertos, mientras que la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) contabiliza 448 y el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) 302.

    La semana pasada, el secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, explicó a la prensa en Washington que la Comisión estaba teniendo dificultades para recopilar cifras de víctimas mortales porque el Gobierno de Ortega había dejado de facilitarles datos oficiales.

    Por eso, la CIDH solicitó este miércoles al Ejecutivo nicaragüense la cifra actualizada de fallecidos y pidió reuniones con autoridades del Ministerio de Salud, el Instituto de Medicina Legal y el Ministerio Público de Nicaragua.

    Por otro lado, en su comunicado, la CIDH verificó "la persecución y criminalización por parte del Estado" de aquellos que han participado en las protestas contra Ortega.

    La semana pasada, Abrão ya denunció la existencia de una "tercera fase" de represión en Nicaragua que consiste en la "criminalización de manifestantes", tras la reciente aprobación en el Parlamento nicaragüense de una ley antiterrorismo que, de acuerdo con la ONU, podría usarse para perseguir las protestas pacíficas.

    Las protestas contra Ortega comenzaron el pasado 18 de abril por unas fallidas reformas de la seguridad social y se han convertido en un reclamo de su renuncia tras 11 años en el poder.

    La CIDH ha jugado un papel fundamental en la crisis a través del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), que apoya una de las comisiones del diálogo nacional, y mediante el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que apoya las investigaciones de los hechos.