ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • PUERTO RICO POLÍTICA

    Cámara de Puerto Rico exige disculpa a medicina forense por entorpecer investigación

    21 de julio de 2018

    San Juan, 21 jul (EFEUSA).- El presidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, Carlos Méndez, reclamó hoy disculpas al Negociado de Ciencias Forenses (NCF) por "entorpecer" los trabajos de dos comisiones legislativas que acudieron el viernes a investigar el presunto hedor que emana de dicha morgue en San Juan.

    Y es que según dijo Méndez en un comunicado de prensa, la dirección del NCF dificultó la visita de las comisiones de Salud y Seguridad Pública de la Cámara para su debida investigación sobre el olor que presuntamente emiten algunos vehículos funerarios del lugar y la supuesta tardanza en reclamar cadáveres.

    "Según ha trascendido por los medios de comunicación, hubo intento de entorpecer la labor de dichas comisiones. Esto es algo totalmente inaceptable", sostuvo Méndez.

    "Entorpecer los trabajos de una comisión legislativa es un acto ilegal que constituye una clara violación al Código Político de Puerto Rico", enfatizó el líder cameral.

    Méndez, a su vez, dijo que la rama Ejecutiva no puede impedirles a los legisladores a que tengan acceso a cualquier institución pública, "ni tan siquiera aquellas que son restringidas al público en general".

    "Quiero dejar meramente establecido que no permitiré que nuestra función de fiscalización se socavada por nadie. Reclamo que se provean unas disculpas públicas a los legisladores, miembros de ambas comisiones de todas las delegaciones, que fueron impactados en esta situación", puntualizó.

    Legislador pide educar sobre cesáreas en Puerto Rico, que alcanzan el 46,3 %

    San Juan, 21 jul (EFEUSA).- El senador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau, reiteró hoy el compromiso de su colectividad con el derecho de las mujeres a conocer la tasa de cesáreas, que en la isla alcanza el 46,3 %, según las estadísticas más recientes del Departamento de Salud del 2010.

    Ante ello, Dalmau presentó el Proyecto del Senado 363, que propone que los proveedores de servicios médicos preparen, mantengan y publiquen un registro accesible sobre la cantidad de alumbramientos que realizan mediante procedimiento natural ante las cesáreas, así como la cantidad de partos inducidos.

    "El más reciente informe del Comité del Reto Demográfico de la Junta de Planificación reafirma lo que se ha conocido por décadas; el porcentaje escandalosamente alto de cesáreas que se realizan en Puerto Rico", sostuvo Dalmau en un comunicado de prensa.

    "Al imponer la obligación de divulgar y justificar las cesáreas, se persigue que cada obstetra utilice exclusivamente criterios clínicos para realizar esas intervenciones, además de hacer accesible tal información a las futuras madres para que puedan tomar decisiones bien fundamentadas", enfatizó.

    Según las estadísticas del Departamento de Salud, para 1980 la tasa de cesáreas era de un 18,2 %.

    Sin embargo, para el año 2010, estos tipos de partos se dispararon y alcanzaron a 46,3 % de los alumbramientos en nuestra isla fueron mediante cesárea.

    En 2007 se alcanzó lo que hasta ahora es la tasa más alta registrada: un 49,2 % de nacimientos por la vía quirúrgica.

    La Organización Mundial de la Salud ha fijado como aceptable una tasa de un 10-15 %, lo que coloca a Puerto Rico en más de tres veces sobre ese nivel.

    Dalmau dijo además que según el Departamento de Salud, 55 % de las cesáreas realizadas aquí no tienen ninguna justificación médica, y 77 % de las mujeres sometidas a esa cirugía nunca presentaron factores de riesgo.

    "La resistencia que en el pasado han exhibido algunos proveedores de salud ante esta propuesta debe contrastarse frente al derecho de las mujeres a recibir información clara sobre una de las más importantes determinaciones médicas que tomarán en su vida", indicó el legislador.

    "Considerando el alto número de cesáreas que se realizan en nuestro país, no hay justificación para negarles a las mujeres puertorriqueñas, como consumidoras de un servicio de altísima importancia social y personal, acceso a los datos sobre la práctica de la obstetricia del médico con el que contratarán para atender su embarazo y parto", concluyó Dalmau.