ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • MOTOR TESLA

    Tesla demanda exempleado por robo de datos y declaraciones falsas a medios

    20 de junio de 2018

    Nueva York, 20 jun (EFEUSA).- La firma Tesla demandó a un exempleado por haber robado información confidencial, que incluía fotografías y videos de los sistemas de fabricación, para transferirla a terceros y de dar declaraciones falsas a los medios de comunicación, según la demanda conocida hoy.

    En la reclamación, presentada ante un tribunal del estado de Nevada y reproducida hoy por medios locales, el fabricante de automóviles eléctricos de lujo argumenta que su acción se debe a la "mala conducta" de Martin Tripp, al que señala de haber pirateado ilícitamente información confidencial y comercial.

    Según el documento, Tipp admitió haber escrito un software para piratear el sistema operativo de fabricación de la compañía automovilística basada en Palo Alto (California) y transferir varios gigabytes de datos a entidades externas.

    También diseñó un código para exportar periódicamente datos a su red que operaba en tres de sistemas informáticos separados de otros individuos en Tesla para asegurar que la información se exportaría incluso después de que dejara la compañía y que esas personas fuesen implicadas.

    Pero además, de acuerdo con la demanda, hizo declaraciones falsas a los medios a partir de la información que sustrajo ilegalmente.

    Entre otros, menciona que exageró la cantidad y el valor del material de desecho que Tesla generó durante el proceso de fabricación y afirmó que la empresa se retrasó en la puesta en línea de nuevos equipos de fabricación.

    Telsa detalla que Tripp, quien se unió a la empresa en octubre de 2017 como técnico de procesos y aceptó no revelar información confidencial propiedad de Tesla, fue reasignado a un nuevo puesto en mayo pasado, después de que detectaran que tenía problemas en su desempeño laboral y en su relación con sus colegas.

    Por ello, la empresa atribuye el comportamiento de Tripp a una represalia.

    El pasado 12 de junio, el multimillonario fundador de Tesla, Elon Musk, anunció que la compañía despedirá al 9 % de su plantilla para demostrar que puede ser rentable tras ser incapaz de conseguir beneficios en sus 15 años de historia.

    En una carta a los trabajadores, Musk comunicó que Tesla ha empezado a informar al personal afectado tras "evaluar de forma crítica cada posición" y "valorando las capacidades específicas de cada individuo".

    La medida supondrá la salida de unos 4.100 empleados de los 46.000 que tiene Tesla, pero no afectaría a los operarios de planta que producen los vehículos.