ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU INMIGRACIÓN

    Sessions se escuda en la Biblia para defender la separación familiar

    14 de junio de 2018

    Washington, 14 jun (EFEUSA).- El fiscal general, Jeff Sessions, se escudó hoy en un pasaje bíblico para defender las políticas que están causando centenares de casos de separación de familias de inmigrantes indocumentados en la frontera sur del país.

    "Las personas que violan la ley de nuestra nación están sujetas a enjuiciamiento. Te citaría al apóstol Pablo y su mandato claro y sabio en Romanos 13 de obedecer las leyes del gobierno porque Dios las ha ordenado para que haya orden", dijo Sessions durante un discurso en el estado de Indiana, según medios locales.

    Además, el fiscal general hizo un llamamiento a los líderes religiosos para que "insten a cualquiera que venga aquí a solicitar (asilo) legalmente, a que espere su turno y no viole la ley".

    Sessions pidió a sus "amigos de la iglesia" que no lo critiquen por haber empezado a implementar unas directrices por las que los inmigrantes que atraviesan la frontera junto a sus hijos son llevados a centros de detención y separados de los menores, a los que trasladan a centros de acogida del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, en inglés).

    En este sentido, el titular de Justicia señaló que "tener hijos no te da inmunidad de ser arrestado y enjuiciado", por lo que avisó que aquellos que crucen la frontera con México de forma ilegal seguirán siendo detenidos.

    "Ellos son los que violaron la ley, son ellos los que pusieron en peligro a sus propios hijos en su viaje. Estados Unidos, por otro lado, hace todo lo posible por protegerlos mientras los padres pasan por un breve período de detención", relató Sessions.

    En la misma línea se expresó hoy la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, que aseguró en su rueda de prensa diaria que es "muy bíblico" reforzar la ley.

    "Eso está repetido de hecho varias veces a lo largo de la Biblia", respondió Sanders a un periodista que le preguntó sobre las alusiones religiosas del Gobierno para justificar esta polémica normativa.

    Los demócratas llevan varias semanas denunciando esta práctica y han propuesto varias leyes para prohibirla, mientras que hoy el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, se mostró en desacuerdo con esa política y convino en la necesidad de ponerle fin.

    Tensión entre la prensa y portavoz de Casa Blanca sobre separación familiar

    Washington, 14 jun (EFEUSA).- La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, protagonizó hoy en su rueda de prensa diaria un episodio muy tenso con los periodistas, al negar que la Administración de Donald Trump sea la culpable de la separación familiar que sufren los inmigrantes que llegan a la frontera sur.

    Al ser preguntada al respecto, Sanders se enzarzó con varios periodistas, quienes acabaron acusándola de carecer de empatía alguna.

    "La separación de las familias extranjeras ilegales es producto de las mismas lagunas jurídicas que los demócratas se niegan a cerrar y estas leyes son las mismas que han estado en los libros durante más de una década. El presidente simplemente las está imponiendo", aseguró Sanders.

    "¿No tienes empatía? Vamos, Sarah, eres madre. No sientes empatía por lo que esta gente está pasando", respondió un informador, que incluso acabó poniéndose de pie indignado.

    Otro reportero, refiriéndose a las continuas alusiones religiosas de la Administración, le preguntó a la portavoz dónde dice en la Biblia que "es moral separar a los niños de sus madres".

    "Es muy bíblico reforzar la ley y eso está repetido de hecho varias veces a lo largo de la Biblia", respondió Sanders, aumentando la crispación en la sala.

    El Gobierno, a través de su fiscal general, Jeff Sessions, empezó a aplicar hace unas semanas unas directrices por las que los inmigrantes que atraviesan la frontera junto a sus hijos son llevados a centros de detención y separados de los menores, a los que trasladan a lugares de acogida dirigidos por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, en inglés).

    En este sentido, los defensores de derechos humanos se quejan de que las nuevas regulaciones recogen cambios que podrían erosionar varias protecciones importantes de bienestar infantil, incluyendo el sufrimiento derivado de la separación familiar.

    Los demócratas llevan varias semanas denunciando esta práctica, y han propuesto varias leyes para prohibirla, mientras que hoy el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, convino en la necesidad de poner fin a esta cuestión.

    Autoridades de Arizona rechazan la separación familiar de inmigrantes

    Tucson (AZ), 14 jun (EFEUSA).- El alcalde de Tucson, Jonathan Rothschild, y otras autoridades de Arizona calificaron hoy de "barbárica" la política de "tolerancia cero" que ha emprendido la Administración de Donald Trump para detener la inmigración y que ha propiciado la separación de familias en la frontera.

    "Es cierto que como gobierno local tenemos poco poder para reformar leyes migratorias, pero sin embargo tenemos uno de los asientos principales viendo el efecto tan dañino que esta política de 'tolerancia cero' está teniendo y no podemos quedarnos callados", dijo a Efe Rothschild.

    El alcalde reclamó hoy un "alto" a la separación familiar en la frontera durante una conferencia de prensa realizada en las oficinas de los Supervisores del Condado Pima junto a representantes de la reserva indígena Pascua Yaqui, supervisores del Condado Pima, miembros del concilio de Tucson y de distritos escolares de Arizona.

    "El daño que le estamos haciendo a estas familias y niños es indescriptible, es algo que afectara a generación tras generación", dijo en la rueda de prensa Robert Valencia, presidente de la reserva indígena Pascua Yaqui.

    Indicó que los grupos indígenas en el país han experimentado en carne propia estas políticas que separan las familias, especialmente por la construcción de vallas fronterizas que han dividido a muchas poblaciones indígenas.

    Por su parte, Adelita Grijalva, de la directiva del Distrito Escolar Unificado de Tucson (TUSD, en inglés), dijo a Efe que tras visitar un albergue en esta ciudad en el que se hallan niños inmigrantes separados de sus padres su "corazón se partió en dos" al ver sus caras de tristeza y muchos sin entender el proceso legal que enfrentan.

    Se espera que la próxima semana el concilio y los supervisores aprueben oficialmente una proclamación en la que se oponen a la separación de familias inmigrantes.

    Esta semana, Rothschild y los alcaldes de otras ciudades fronterizas como Silvester Turner, de Houston (Texas), Tim Keller, de Albuquerque (Nuevo México) y Eric Garcetti, de Los Ángeles (California), enviaron una carta al Fiscal General, Jeff Sessions, en la que pidieron que se detenga la separación de familias.

    "No hay ninguna justificación para separar cada día un promedio de 47 niños de sus padres y madres. Es una política cruel y debe parar", enfatizó Rothschild.