ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU JUSTICIA

    La actuación sobre Clinton cuestiona al director del FBI despedido por Trump

    14 de junio de 2018

    Washington, 14 jun (EFEUSA).- James Comey, el director del FBI que fue despedido por el presidente, Donald Trump, fue hoy duramente criticado por su actuación sobre la rival electoral del magnate, Hillary Clinton, en 2016, según un informe interno del Departamento de Justicia, ansiado por el mandatario y publicado hoy.

    Tras 18 meses de investigación, el documento supone un duro golpe para Comey, quien fue calificado de "insubordinado" en el mismo y que desde que abandonó la agencia en mayo de 2017 ha escrito un libro sobre liderazgo ético.

    El texto indaga en las actuaciones del FBI en el caso del manejo de los correos electrónicos de la candidata demócrata Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado (2009-2013) y considera que Comey violó las prácticas internas del Departamento de Justicia al no advertir a sus responsables de que reabriría la investigación sobre la liberal.

    La semana pasada, Trump criticó en Twitter la tardanza en la publicación del documento: "Muchas cosas horribles que contar (...). ¡Transparencia!", pidió.

    Basado en el trabajo del inspector general del departamento, Michael Horowitz, el informe asegura que Comey fue "insubordinado" al saltarse los protocolos por no mantener al tanto a altos cargos de Justicia y optar por informar al Congreso de que reabría las pesquisas sobre Clinton a diez días de los comicios.

    Sin embargo, descarta la opción de que las acciones de Comey estuviesen motivadas por fines partidistas contra la que fuera candidata presidencial de los demócratas, aunque señala que el jefe del FBO cometió un "importante error de juicio" en su decisión de enviar la noticia al poder legislativo sin pasar previamente por sus superiores.

    Horowitz también recoge conversaciones de funcionarios del FBI mostrando su oposición al entonces aspirante republicano, Donald Trump, algo que fue criticado en el texto, pero tampoco considera que estas averiguaciones impliquen que las investigadores tuvieran objetivos partidistas contra el magnate.

    Concretamente, hace referencia a un diálogo entre el alto funcionario del FBI Peter Strzok y una abogada de la institución en el que la letrada le pregunta si Trump llegará a ser presidente y este le responde "No, no lo conseguirá. Le pararemos".

    Strzok es uno de los investigadores que participaron en el caso de los correos de Clinton, pero también en el inicio de las averiguaciones para la causa del fiscal especial sobre la trama rusa, Robert Mueller, quien indaga sobre la supuesta coordinación entre la campaña de Trump y el Kremlin.

    Horowitz aborda, asimismo, las alegaciones, protagonizadas entre otros por Trump, de que la investigación sobre los correos estaba favoreciendo a Clinton, pero concluyó que "no hay pruebas de que las conclusiones del Departamento estuviesen afectadas por la parcialidad u otra consideración impropia" a favor de Clinton.

    En un artículo para "The New York Times", Comey defendió hoy sus decisiones, dijo que respeta aunque no comparte las conclusiones del documento y destacó que el informe señala que no hubo motivación partidista.

    Desde la Casa Blanca, la portavoz presidencial Sarah Sanders subrayó que el documento "reafirma las sospechas del presidente sobre la conducta de Comey y la parcialidad política entre algunos miembros del FBI".

    El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, afirmó que la mala praxis de Comey "se acumuló en beneficio del entonces candidato Trump, y no al revés" y rechazó cualquier tipo de "parcialidad" en la investigación rusa liderada por el fiscal especial Robert Mueller.

    El inspector general ha examinado si las políticas y procedimientos del FBI fueron o no coherentes entre sí, después de que el 5 de julio de 2016 Comey indicara que no debían presentarse cargos contra la exsecretaria de Estado y el 28 de octubre de ese año, a 10 días de las elecciones la reabriera.

    Aunque el informe no termina de contentar las alegaciones de ninguna de las dos partes sobre parcialidad política en las investigaciones del FBI, sí que ofrece argumentos parciales al equipo de Trump y al de los demócratas al cuestionar labores puntuales de la agencia en su contra.

    Director del FBI: "Nada en este informe impugna la integridad" de la agencia

    Washington, 14 jun (EFEUSA).- El director del FBI, Christopher Wray, aseguró hoy que el informe emitido por el inspector general de Justicia "no encontró ninguna prueba de sesgo político o consideraciones impropias" por parte de sus empleados, aunque identificó "errores de juicio" por parte de algunos agentes.

    "Este informe no encontró ninguna prueba de sesgo político o consideraciones impropias que realmente tengan un impacto en la investigación bajo revisión", indicó Wray respecto al informe del inspector general de Justicia, que ha evaluado si durante la campaña electoral de 2016 hubo mala praxis en el seno del FBI.

    El director de la agencia, que hizo estas declaraciones en una rueda de prensa con motivo de la publicación del documento, aseguró que aquellos que incurrieron en dichos fallos se enfrentarán a medidas disciplinarias y serán responsables de sus actos.

    Wray insistió en que el informe "se centra en un conjunto específico de eventos en 2016 y un pequeño número de empleados del FBI conectados a esos eventos".

    "Nada. Nada en este informe pone en tela de juicio la integridad de nuestra fuerza de trabajo en general o del FBI como institución", reiteró Wray, quien tomó posesión de la dirección del Buró Federal de Investigaciones después de que el presidente Donald Trump despidiera de forma fulminante el año pasado a James Comey.

    Fue precisamente Comey el más criticado por los hallazgos del Inspector General, Michael Horowitz, quien asegura que fue "insubordinado" al saltarse los protocolos por no mantener al tanto a altos cargos de Justicia y optar por informar al Congreso de que reabría las pesquisas sobre la entonces aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, a diez días de los comicios.

    El FBI indagó sobre el manejo de los correos electrónicos de Clinton cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

    Horowitz descarta que las acciones de Comey estuviesen motivadas por fines partidistas contra la que fuera candidata presidencial de los demócratas, aunque señala que el jefe del FBI cometió un "importante error de juicio" en su decisión de enviar la noticia al poder legislativo sin pasar previamente por sus superiores.

    Horowitz también recoge conversaciones de funcionarios del FBI mostrando su oposición al entonces aspirante republicano, Donald Trump, algo que fue criticado en el texto, pero tampoco considera que estas averiguaciones impliquen que las investigadores tuvieran objetivos partidistas contra el magnate.

    Exdirector del FBI defiende su gestión en la investigación sobre Clinton

    Nueva York, 14 jun (EFEUSA).- El exdirector del FBI James Comey defendió hoy su gestión de la investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton durante la campaña electoral de 2016, tras la publicación de un informe oficial muy crítico.

    Comey aseguró que, aunque no comparte algunas de las conclusiones de ese informe, considera muy importante el análisis llevado a cabo por el inspector general del Departamento de Justicia de EE.UU. y cree que refuerza la credibilidad del FBI.

    "Su detallado informe sirve tanto para proteger como para construir el depósito de confianza y credibilidad necesario para que el Departamento de Justicia y el FBI sigan fuertes e independientes y continúan su buen trabajo por nuestro país", dijo en un artículo de opinión publicado en The New York Times.

    El documento, dado a conocer hoy, señala que el exdirector del FBI se saltó los protocolos al no mantener al tanto a altos cargos de Justicia y optar por informar al Congreso de que reabría las pesquisas sobre Clinton a diez días de los comicios.

    Al mismo tiempo, descarta que Comey actuase motivado por fines partidistas contra la que fuera candidata presidencial de los demócratas, aunque señaló que el jefe del buró cometió un "importante error de juicio" en su decisión de enviar la noticia al poder legislativo sin pasar previamente por sus superiores.

    En su respuesta, Comey explica que 2016 se encontró con una "situación extraordinaria" que no ofrecía "ninguna buena opción".

    En ese sentido, defiende su decisión de hacer público primero el cierre de la investigación contra Clinton y luego su reapertura, ya muy cerca de las elecciones.

    "Creo que elegimos la vía más consistente con los valores institucionales", asegura Comey, que cree que haber escondido esa información habría sido "catastrófico" para el FBI.