ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU INMIGRACIÓN

    Crece proporción de arrestos a inmigrantes irregulares no condenados

    17 de mayo de 2018

    Washington, 17 may (EFEUSA).- La proporción de arrestos en EEUU a inmigrantes irregulares que no han sido condenados por ningún crimen se incrementó en la primera mitad del año fiscal 2018 bajo el gobierno de Donald Trump, según datos ofrecidos hoy por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés).

    En los primeros seis meses del año fiscal 2018, que será el primero completo bajo el mando de Trump, se incrementó considerablemente la proporción de arrestos a inmigrantes irregulares que no habían sido condenados por ningún crimen respecto al total de detenciones a este colectivo.

    Según los datos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) publicados hoy, el número de personas arrestadas en esta categoría pasó de los 13.243 (un 21,15 % del total) en ese periodo de 2017, a los 26.547 (33,5 %) en la primera mitad del presente año fiscal, que abarca desde octubre hasta marzo.

    La proporción de arrestos a este grupo de personas que no han sido condenadas creció por segundo año consecutivo, el segundo con Trump, ya que en 2016 el porcentaje apenas suponía el 12,66 %.

    "Muchos de los no criminales (los no condenados por un crimen) no eran una prioridad de la anterior Administración, pero ahora sí lo son. Es por eso que los criminales son un menor porcentaje, pero siguen siendo nuestro principal foco", explicó Corey Price, alto cargo de la Agencia de Aplicación de la Ley y Operaciones de Deportación (ERO) de ICE.

    El Gobierno de Barack Obama (2009-2017) centraba los esfuerzos en deportar a aquellos que habían cometido un crimen, pero Trump decidió ampliar el abanico y expulsar a quienes están acusados de un delito pero cuya culpabilidad no ha sido probada, lo que para muchas organizaciones viola el principio de presunción de inocencia.

    Estos datos se enmarcan en un contexto en el que la Administración Trump ha intensificado su retórica y sus actuaciones contra la inmigración irregular, entrando en conflicto con las llamadas "ciudades santuario" que protegían de la deportación a los indocumentados absteniéndose de aplicar determinadas leyes migratorias.

    "En áreas donde somos retados por las autoridades locales que no cooperan con nosotros, nuestros agentes tienen que hacer un mayor número de arrestos de no criminales", argumentó Price en referencia a áreas como el estado de California.

    Además, también se incrementó el número total de detenciones, que pasó de 62.623 inmigrantes irregulares detenidos en la primera mitad del año fiscal 2017 a 79.286 en este tramo de 2018.

    También se trata del segundo año consecutivo de subidas, ya que en el año fiscal 2016, los arrestos alcanzaron los 54.035.

    En cuanto a las deportaciones registradas en ese periodo, se redujo el número de casos entre 2017 y 2018, de 125.607 a 116.003, aunque estas cifras solo incluyen datos hasta el 7 de abril de este ejercicio.

    En la primera mitad del año fiscal 2016, la cifra fue similar a la recogida este curso, fijándose en los 117.391 deportaciones.

    Las deportaciones de ICE se reducen casi a la mitad en los últimos cinco años

    Miami, 17 may (EFEUSA).- Las deportaciones realizadas por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) han caído a cerca de la mitad en los últimos cinco años, según un estudio difundido hoy por el centro de análisis Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), de la Universidad de Siracusa.

    El reporte indica que el número de deportados por parte de ICE también ha ido disminuyendo paulatinamente desde que llegase, en enero de 2017, a la Casa Blanca el presidente Donald Trump, que ha hecho del endurecimiento de las políticas migratorias una de las claves de su gobierno.

    En octubre de 2012, ICE deportó a 34.543 personas, cifra que disminuyó a 20.833 en diciembre de 2016, último mes completo de Barack Obama como presidente, mientras que en octubre de 2017 era de 18.428 personas expulsadas del país.

    En el periodo de nueve meses que hay entre febrero a octubre de 2017, último del que TRAC tiene registro, 156.071 personas fueron deportadas sólo por ICE, no así las repatriadas directamente por la Patrulla Fronteriza o la Oficina de Protección de Aduanas y Fronteras (CBP, en inglés).

    Según este informe, el 34 % de los individuos deportados por ICE nunca habían sido condenados por un delito o su única pena era por su ingreso o reingreso ilegal al país (15 %), y no por cualquier ofensa cometida después de su llegada a Estados Unidos.

    Un 10 % adicional fue condenado por conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas o cometieron una infracción de tráfico.

    TRAC reúne datos internos de ICE sobre cifras mensuales de los individuos deportados por esta agencia federal y que están a disposición del público.

    Trump hizo de la lucha contra la inmigración indocumentada una de sus principales bazas electorales y presume desde que llegó al poder del aumento de las detenciones de indocumentados, aunque las cifras de TRAC apuntan a que este esfuerzo no es tan efectivo.

    Por contra, las detenciones de indocumentados que llegan a la frontera sur del país han aumentado un 223 % en abril pasado en comparación con el mismo mes del año pasado, cuando disminuyeron notablemente el cruce fronterizo tras la llegada (tres meses antes) al poder de Trump y de su retórica antiinmigrante.