ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • BALONCESTO NBA

    127-105. Gordon y Harden lideran el ataque balanceado de los Rockets y empatan la serie

    17 de mayo de 2018

    Houston (EE.UU), 16 may (EFE).- Los escoltas Eric Gordon y James Harden se combinaron con 27 puntos cada uno y lideraron el ataque balanceado de los Rockets de Houston que ganaron por paliza de 127-105 a los Warriors de Golden State en el segundo partido de las finales de la Conferencia Oeste.

    La victoria fue la primera que consiguieron los Rockets que empataron a 1-1 la serie que disputan al mejor de siete, y la competición se traslada al Oracle Arena de Oakland, el campo de los Warriors, donde se van a disputar el tercero y cuarto partidos.

    Gordon, que en el primer partido no pudo ser factor ganador de los Rockets como sexto jugador, esta vez si lo hizo al recuperar su mejor toque de muñeca que le permitió anotar 8 de 15 tiros de campo, incluidos 6 de 9 triples, y estuvo perfecto 5-5 desde la línea de personal.

    Mientras que Harden no estuvo brillante en los tiros, anotó 9 de 24 y sólo 3 de 15 de triples, pero acabó con un doble-doble al capturar 10 rebotes defensivos y dio tres asistencias.

    Junto a Gordon y Harden otros cuatro jugadores de los Rockets tuvieron números de dos dígitos, entre ellos el alero de origen dominicano Trevor Ariza, que se erigió, junto con Gordon, en los factores ganadores del equipo de Houston.

    Ariza acabó el partido con 19 puntos tras anotar 7 de 9 tiros de campo, incluido un triple de tres intentos y también estuvo perfecto desde la línea de personal (4-4).

    Pero su gran labor fue la defensiva al evitar que el ataque demoledor de los Warriors desde fuera del perímetro pudiese hacerle daño a los Rockets.

    Además también repartió seis asistencias y recuperó dos balones, mientras que el alero PJ Tucker surgió con su mejor aportación ofensiva al conseguir 22 tantos --nueva como profesional en playoffs-- que también fueron claves en la victoria de los Rockets.

    El base Chris Paul completó la lista de los encestadores de los Rockets con 16 tantos, repartió seis asistencias, capturó cuatro rebotes y recuperó tres balones.

    Los Warriors con Kevin Durant, que aportó 38 puntos, había logrado 37 en el primer partido, fue el único jugador de los campeones de liga que mantuvo su aportación ofensiva, mientras que el escolta Klay Thompson y el base Stephen Curry no tuvieron la misma inspiración y se combinaron con 24 tantos, comparados a los 46 del primer partido que su equipo ganó por 106-119.

    Durant llegó a los 19 partidos consecutivos de playoffs que consiguió al menos 20 puntos, mientras que Curry extendió a 81 encuentros seguidos de playoffs en los que encestó al menos un triple, mejor marca en la historia de la NBA.

    Ambos jugadores fueron los únicos de los Warriors que concluyeron el partido con al menos 10 tantos. El base estrella logró 16 puntos, capturó siete rebotes y dio siete asistencias.

    La primera parte fue toda una exhibición de buena defensa por parte de los Rockets, con Ariza de líder, que anuló al ataque demoledor de los Warriors tanto desde dentro de la pintura como fuera.

    Ariza se iba al descanso con 15 puntos tras anotar 6 de 7 tiros de campo, incluido un triple de dos intentos, además de capturar cuatro rebotes, repartir tres asistencias y recuperar dos balones.

    Junto Ariza otro tres jugadores tuvieron números de dos dígitos y dieron consistencia al ataque balanceado de los Rockets que estuvieron siempre en control del marcador y del ritmo de juego.

    Con 14 puntos de ventaja (64-50) al concluir la primera parte, los Rockets se fueron convencidos al vestuario del Toyota Center que estaban en el buen camino para conseguir la victoria que necesitaban de cara a asegurar la vuelta a su campo para disputar el quinto partido, al margen de lo que pueda suceder en el tercero y cuarto, que se van a disputar en el Oracle Arena de Oakland.

    Los Warriors intentaron reaccionar en el tercer periodo con su ataque, pero la defensa de los Rockets siguió segura y sin perder la concentración en los marcajes a los jugadores claves de los actuales campeones de la NBA.

    Sólo Durant con dos triples consecutivos y dos puntos más desde la línea de personal hizo posible que la desventaja en el marcador bajase a sólo 10 puntos (74-64).

    Pero esta vez, Gordon y Paul con sendas jugadas de tres puntos no permitieron que los Warriors pudiesen bajar la desventaja de 10 tantos y a falta de un minuto por jugarse, los Rockets estaban arriba 17 puntos (93-76), y un triple de Nick Young dejó el definitivo 95-79 al concluir el tercer periodo.

    Triple de Gordon, canasta de Harden y otra de Tucker desde fuera del perímetro con menos de ocho minutos por jugarse en el cuarto periodo dieron a los Rockets un parcial de 108-89 que dejó a los Warriors sin capacidad de reacción y 7:07 para que concluyese el tiempo reglamentario.

    Harden sentenciaba con otra canasta más para el parcial de 111-89 y el entrenador de los Warriors, Steve Kerr, dio por perdido el partido al sentar a los titulares pensando en el tercer partido del domingo y le dio minutos a los reservas.

    Mientras, el entrenador de los Rockets, Mike D'Antoni, hizo lo propio después que su equipo tenía ya asegurado el octavo triunfo en los playoffs cuando acabó el tercer periodo por delante en el marcador.

    Paul y Harden reconocen que jugaron mejor; Durant y Curry, que fueron peores

    Houston (EE.UU), 16 may (EFE).- El base Chris Paul, que juega sus primeras finales de conferencia como profesional, y el escolta James Harden, reconocieron tras la victoria (127-105) conseguida en el segundo partido de eliminatoria del Oeste que disputan ante los Warriors de Golden State, que su equipo jugó mucho mejor que en el primero y estuvo cerca de alcanzar el máximo de nivel.

    "Realmente no hubo ningún cambio especial con relación al primer partido que perdidos por 106-119", comentó Paul. "Lo que si sucedió fue que jugamos más duro, pero nuestra química ay entendimiento como equipo fue el mismo".

    Paul, que acabó con 16 puntos, señaló que en el primer partido el escolta Klay Thompson hizo 15 intentos de triples, por sólo cuatro en el segundo.

    "Ahí es donde estuvo la diferencia, en la manera agresiva con que jugamos y lo bien que hicimos los intercambios a la hora de hacer los marcajes a los mejores tiradores de los Warriors", subrayó Paul. "Era el triunfo que necesitábamos y lo conseguimos".

    Paul también destacó que no sólo habían conseguido la victoria sino que también se mostraron el camino a seguir en los partidos que van a disputar en Oakland a partir del domingo con el tercero de la serie al mejor de siete.

    Por su parte, James, que acabó con 27 puntos, al igual que su compañero, dijo que lo único que había cambiado fue el nivel de intensidad en el juego del equipo.

    "Pienso que en el primer partido jugamos a un nivel del 70 por ciento de nuestro potencial, mientras que esta noche lo hicimos al 95", valoró Harden. "Esta vez fuimos nosotros los que impusimos siempre el ritmo de juego y no dejamos que se sintiesen nunca cómodos a la hora de mover el balón y tirar a canasta".

    Harden admitió que tuvieron que analizar con tranquilidad lo que tenían que hacer en el campo para conseguir la victoria y eso fue lo que sucedió.

    "No se trató de hacer nada especial, simplemente que como nos sucedió cuando perdimos el segundo partido ante los Jazz de Utah en las semifinales, luego nos sirvió de cara a reencontrarnos como equipo y superar la serie con facilidad", destacó Harden. "Debemos mantener la misma mentalidad del segundo partido y no importa donde vamos a disputar los próximos, porque estoy seguro que vamos a hacer cosas positivas".

    Mientras, el alero Kevin Durant, el mejor encestador de los Warriors y del partido al conseguir 38 puntos, reconoció que mentalmente el equipo no tuvo su mejor comunicación y las 15 perdidas de balón no les ayudaron, sobre todos las que sufrieron al comienzo el partido.

    "No iniciamos bien el partido y aunque al concluir el primer cuarto estábamos sólo cinco puntos abajo en el marcador, luego ellos mantuvieron su consistencia y nos superaron con tiros muy buenos como los que logró PJ Tucker desde las esquinas y las penetraciones de Trevor Ariza".

    Durant dijo que aunque los Warriors habían conseguido el triunfo que les da la ventaja de campo, lo sucedido en el segundo partido debía ser analizado con tranquilidad en los próximos días y llegar al tercero con otra mentalidad y que no debía ser otra que la de luchar al máximo durante los 48 minutos que estuviesen en el campo.

    Mientras, el base estrella Stephen Curry, que aportó 16 puntos y fue junto con Durant los dos único jugadores de los Warriors que tuvieron números de dos dígitos, reconoció que nunca tuvo su mejor ritmo en el partido, especialmente al inicio, aunque en el apartado físico siempre se sintió bien.

    "La verdad es que al final termine algo frustrado porque no salieron las cosas como queríamos y hay que darles crédito a los Rockets que hicieron algunos ajustes que les resultaron por la manera como ejecutaron en el campo", subrayó Curry. "Estuvimos lentos en las rotaciones de los marcajes a los jugadores claves de los Rockets y esto también se notó".

    Curry también admitió que tener el equipo 15 perdidas de balones ante un rival como los Rockets no es la mejor manera de intentar ganar un partido.

    "Aunque los Rockets salieron a jugar con mayor presión y agresividad, la verdad es que algunos de las perdidas de balón que tuvimos fueron sin forzar y por lo tanto es nuestro fallo y responsabilidad", analizó Curry. "Al final el duelo es entre dos grandes equipos que saben lo que tienen que hacer en el campo, y esta vez ellos fueron mejores".

    En cuanto a lo que puede suceder en los próximos dos partidos que van a disputar en su campo del Oracle Arena de Oakland, Curry adelantó que lo que no hay dentro del vestuario de los Warriors ningún tipo de "pánico" por haber perdido el segundo partido, aunque fuese por paliza.

    "No hay motivo para sentir ningún tipo de presión ni de pánico dentro del equipo", señaló Curry. "Todo lo contrario nos encontramos en un gran momento de forma y eso es lo que cuenta e importante".

    D'Antoni destaca la intensidad y defensa de los Rockets y Kerr aduce falta de inspiración en los Warriors

    Houston (EE.UU), 16 may (EFE).- El entrenador de los Rockets de Houston, Mike D'Antoni, se mostró satisfecho por la manera como el equipo respondió en el segundo partido de las finales de la Conferencia Oeste que ganaron por 127-105 a los Warriors de Golden State y empataron a 1-1 la serie que disputan al mejor de siete.

    "No hubo ningún secreto en nuestro juego con relación al primer partido, a diferencia que entendimos mejor la manera de afrontar el partido con mayor intensidad y mejor defensa", destacó D'Antoni. "Esta vez fuimos nosotros los que marcamos el ritmo del partido y siempre pusimos la misma intensidad".

    D'Antoni admitió que dentro del equipo nunca hubo pánico por haber perdido el primer partido y cada uno de los jugadores de los Rockets se mentalizaron que podían ganar a los Warriors como lo habían hecho durante la temporada regular.

    "Cada uno de nuestros jugadores se crecieron, como fue el caso de PJ Tucker, que ajustó su juego ofensivo, hizo una gran labor defensiva y siempre nos dio los puntos que necesitábamos", valoró D'Antoni. "Lo mismo sucedió con Clint (Capela), que hizo una gran defensa".

    D'Antoni reiteró que el triunfo llegó porque lo primero que hicieron bien fue la defensa y a partir de ahí su ataque encontró el ritmo que necesitaban para superar al equipo mejor encestador de la NBA.

    "La clave de la eliminatoria estará en que juguemos con intensidad y fuerza en defensa y eso con toda seguridad se va a traducir en un mejor ataque", valoró D'Antoni. "Nuestros estilos de juego son muy similares y por lo tanto no debemos hacer ningún tipo de concesiones porque las mismas nos pueden costar la derrota como sucedió en el primer partido".

    D'Antoni está convencido que ahora los jugadores de los Rockets aprendieron la lección de que deben luchar de principio a fin contra los Warriors y que sólo con la presión permanente se puede conseguir la victoria y ver si al final también logran la clasificación a las Finales de la NBA.

    "En Oakland la historia será la misma y por lo tanto debemos llegar preparados y mentalizados a tener que trabajar todavía más duro, algo de lo que estoy convencido que va a suceder porque ya hemos hablado de lo que va a ser toda la serie contra los Warriors", subrayó D'Antoni.

    Por su parte, Steve Kerr, el responsable técnico de los Warriors reconoció que su equipo nunca estuvo con la misma intensidad e inspiración que los Rockets, a excepción del alero Kevin Durant.

    "Hay que darle crédito a los Rockets que salieron al campo con toda la fuerza necesaria para ganar un partido y eso fue lo que hicieron", declaró Kerr al concluir el encuentro en el Toyota Center. "Además no tuvimos buen control del balón desde el comienzo del partido y eso estableció ya el tono del partido".

    Kerr reiteró que había que darle todo el crédito a los Rockets porque jugaron una "gran defensa" y destacó la labor del alero de origen dominicano Trevor Ariza.

    "No sólo anotó sino que también intensificó su trabajo defensivo que esta vez nos hizo mucho daño", valoró Kerr. "Hemos sido superados por un equipo que en la temporada regular logró 65 triunfos".

    Kerr se mostró contento por la manera como respondió el alero Kevin Durant, el máximo encestador de los Warriors, aportó 38 puntos, que mantuvo al equipo en el partido.

    "Fue el que hizo posible que llegásemos al cuarto periodo con posibilidades de luchar por el triunfo", analizó Kerr. "Además fue el único que mostró control en los momentos decisivos".

    Kerr recordó que cuando te enfrentas de visitante a un equipo que aporta fuerza, energía y una gran dosis de desesperación por conseguir la victoria, la respuesta no puede ser otra que la de tener el máximo de tranquilidad.

    "Eso fue lo que nos faltó, no supimos estar en el campo ante lo que aportaban los Rockets con su juego y ahí estuvo la clave de todo y en especial de la derrota", agregó Kerr. "Lo importante es que logramos la victoria que necesitábamos de cara a recuperar la ventaja de campo".

    Kerr señaló que con esa ventaja era la que tenían que defender y mantener en los próximos dos partidos, que serán decisivos para el devenir de la eliminatoria.