ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU INMIGRACIÓN

    Trump evalúa solución temporal para "soñadores" a cambio de fondos para muro

    14 de marzo de 2018

    Washington, 14 mar (EFE).- El presidente Donald Trump está abierto a llegar a un acuerdo que proporcione una solución migratoria temporal para miles de jóvenes indocumentados conocidos como "soñadores" a cambio de fondos para construir el muro en la frontera con México, dijo hoy a Efe una fuente de la Casa Blanca.

    Funcionarios de la Casa Blanca están negociando con el Congreso una solución "bipartidista" al tema de los "soñadores" y del muro, que podría adherirse a una ley presupuestaria que los legisladores deben aprobar antes del 23 de marzo.

    "El presidente está buscando una solución permanente (para los 'soñadores'), pero está dispuesto a negociar un acuerdo que nos pueda llevar a un primer paso", afirmó a Efe la fuente de la Casa Blanca, que pidió el anonimato.

    "Lo importante es poder llegar a un acuerdo que dé una cierta estabilidad, ya sea (tanto) para DACA como para el muro", añadió.

    La fuente no concretó en qué consistiría esa solución, que aún se está negociando, pero confirmó que la Casa Blanca está dispuesta a limitar la negociación solamente al tema de DACA y el muro.

    "Estamos buscando cómo simplificarlo (para centrarnos) en los puntos en donde hay un acuerdo inmediato. El muro y la seguridad fronteriza es primordial para la Administración", explicó.

    Ese esquema dejaría de lado dos puntos que hasta ahora exigía Trump: cancelar la "lotería de visados para la diversidad", que asigna 50.000 permisos de trabajo al año; e imponer trabas a la reunificación familiar de los inmigrantes legales en el país.

    Esos dos puntos fueron los que más resistencia generaron entre los demócratas en febrero, cuando el Congreso y la Casa Blanca trataron sin éxito de llegar a un acuerdo para reemplazar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), impulsado en 2012 por el expresidente Barack Obama.

    Trump ofreció entonces una vía a la ciudadanía para 1,8 millones de jóvenes indocumentados -más que los 690.000 "soñadores" protegidos de la deportación por DACA- a cambio de las citadas reformas a la inmigración legal y de 25.000 millones de dólares en una década para erigir el muro con México y reforzar la frontera.

    El diario The Washington Post señaló que una de las ideas que se están considerando es una extensión durante tres años del programa DACA que protege de la deportación a los "soñadores", a cambio de tres años de financiación para el muro, pero la Casa Blanca negó ese extremo.

    "La Casa Blanca se opone a ese llamado acuerdo de tres por tres", dijo a la prensa el portavoz adjunto presidencial, Raj Shah, en relación a esa posibilidad de tres años de fondos para el muro por la extensión durante tres años del programa DACA.

    Shah aseguró que la Casa Blanca daría "la bienvenida" a una ley migratoria que pudiera adherirse a la ley presupuestaria que los legisladores deben aprobar antes del 23 de marzo, pero insistió en que el planteamiento del acuerdo por tres años "no es algo que la Casa Blanca apoyaría".

    Según dijo a Efe la citada fuente de la Casa Blanca, para el Gobierno es "importante" incluir fondos para la "seguridad fronteriza" en la ley de gastos que el Congreso debe aprobar este mes para financiar el Gobierno federal durante el resto del año fiscal.

    Incluir fondos para el muro en esa ley daría por primera vez a Trump un presupuesto para comenzar su proyecto estrella, para el que el Congreso no ha aprobado hasta ahora ni un centavo, lo sería un triunfo de cara a las elecciones legislativas de noviembre.

    Aunque el pasado 5 de marzo se cumplió el plazo marcado por Trump para derogar DACA, el programa sigue parcialmente vivo gracias a los tribunales, que han ordenado al Gobierno que siga aceptando solicitudes de renovación de los beneficios del programa de aquellos inmigrantes que ya estaban inscritos en él.

    Demócratas piden regularizar a jóvenes indocumentados junto a presupuesto

    Washington, 14 mar (EFEUSA).- Hasta 83 legisladores demócratas urgieron hoy al liderazgo republicano de la Cámara de Representantes a incluir la conocida como "Dream Act" en el paquete presupuestario que se aprobará antes del 23 de marzo con el objetivo de regularizar a cientos de miles de jóvenes indocumentados.

    En una carta rubricada por todos ellos, los legisladores también pidieron que el proyecto de ley de financiación del gobierno no amplíe fondos para la deportación y detención de inmigrantes y que no haya más militarización fronteriza.

    "Hace mucho tiempo que el Congreso está actuando en este tema y el hecho de no aprobar el 'Dream Act' ha resultado en innumerables vidas puestas en peligro", alertan los congresistas.

    "Mientras tanto, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) desgarra a las familias al perseguir a 'soñadores' (jóvenes indocumentados protegidos por el programa DACA), residentes de larga duración, solicitantes de asilo, familias y niños para ser detenidos y deportados", agregan.

    Dado que queda poco más de una semana para concluir el contenido de la ley presupuestaria para el año fiscal 2018, los legisladores demócratas manifestaron su oposición "a cualquier financiación que amplíe la construcción de muros o cercas en la frontera sur, y asignar en su lugar recursos de seguridad fronteriza".

    Por su parte, hoy se supo que el presidente Donald Trump está abierto a llegar a un acuerdo que proporcione una solución migratoria temporal a la situación de los jóvenes indocumentados conocidos como "soñadores" a cambio de fondos para construir el muro en la frontera con México, indicó a Efe una fuente de la Casa Blanca.

    "El presidente está buscando una solución permanente (para los 'soñadores'), pero está dispuesto a negociar un acuerdo que nos pueda llevar a un primer paso", afirmó a Efe la fuente de la Casa Blanca, que pidió el anonimato.

    Funcionarios de la Casa Blanca están negociando con el Congreso una solución "bipartidista" al tema de los "soñadores" y del muro, que podría adherirse a una ley presupuestaria que los legisladores deben aprobar antes del 23 de marzo.

    El debate migratorio ha estado fuertemente ligado al presupuestario por el interés demócrata en adherir una legislación que dé solución a la situación de los "soñadores", ante la decisión de Trump de poner fin al programa de Acción de Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que les proporcionaba alivio a la deportación.

    Aunque el pasado 5 de marzo se cumplió el plazo marcado por Trump para derogar DACA, el programa sigue parcialmente vivo gracias a los tribunales, que han ordenado al Gobierno que siga aceptando solicitudes de renovación de los beneficios del programa de aquellos inmigrantes que ya estaban inscritos en él.