ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU GOBIERNO

    Tillerson delega poder a su "número dos" y abandonará el cargo el 31 de marzo

    13 de marzo de 2018

    Washington, 13 mar (EFEUSA).- El hasta ahora secretario de Estado, Rex Tillerson, que fue despedido hoy abruptamente por el presidente Donald Trump, anunció que esta noche delegará sus responsabilidades a su "número dos", John Sullivan, y dejará el Gobierno el 31 de marzo después de resolver temas administrativos.

    "Ahora volveré a la vida privada como un ciudadano privado, un estadounidense privado, orgulloso de la oportunidad que he tenido de servir a mi país", dijo Tillerson en una declaración a los periodistas en el Departamento de Estado.

    "Recibí una llamada hoy del presidente de Estados Unidos un poco después del mediodía desde el Air Force One, y también he hablado con el jefe de gabinete de la Casa Blanca (John) Kelly", explicó el recién despedido titular de Exteriores.

    Tillerson no dio detalles de su llamada con Trump, que se produjo casi cuatro horas después de que el presidente anunciara en Twitter que le reemplazaría por el actual director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo.

    Según algunos medios, Tillerson se enteró de su despido por el tuit de Trump, aunque el pasado sábado había recibido una llamada en la que Kelly le pedía acortar su gira por África porque el presidente planeaba hacer un anuncio relacionado con él.

    "Al final del día de hoy delegaré todas mis responsabilidades de la oficina del secretario al subsecretario de Estado Sullivan. Mi comisión como secretario de Estado terminará la medianoche del 31 de marzo", explicó Tillerson.

    Hasta entonces, se dedicará a resolver "algunos temas administrativos relacionados" con su salida del cargo y a asegurarse de que hay una "transición fluida y ordenada" para cuando Pompeo asuma el cargo, en caso de que sea confirmado por el Senado.

    El que en unas horas será el exjefe de la diplomacia estadounidense dedicó su último discurso a agradecer al personal del Departamento de Estado y a los militares del país el "privilegio" de haber trabajado con ellos "durante los últimos 14 meses".

    No tuvo, notablemente, ninguna palabra de agradecimiento para Trump, con el que tuvo constantes desencuentros sobre temas tan importantes como Irán, Corea del Norte o Catar.

    "A los más de 300 millones de estadounidenses, gracias por su compromiso con una sociedad libre y abierta, con los actos de amabilidad los unos con los otros, con la honestidad y el trabajo silencioso y duro que hacen cada día para apoyar a este Gobierno con los dólares de sus impuestos", afirmó Tillerson.

    "Todos nosotros queremos dejar este lugar como un sitio mejor para la próxima generación", agregó.

    Sullivan, que a partir de esta noche será secretario de Estado en funciones, era desde mayo pasado el "número dos" de Tillerson, y hasta entonces era un abogado sin experiencia diplomática que trabajó en el Departamento de Comercio bajo el Gobierno de George W. Bush (2001-2009).

    Diplomático que reveló que Tillerson no sabía de su cese también es despedido

    Washington, 13 mar (EFEUSA).- El subsecretario de Estado para Diplomacia Pública, Steven Goldstein, fue despedido de ese puesto horas después de rubricar un comunicado oficial en el que aseguraba que el destituido secretario de Estado Rex Tillerson no fue advertido de su cese, informaron las cadenas CBS y ABC.

    En la mañana de hoy, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció a través de la red social Twitter que había decidido prescindir de los servicios de Tillerson al frente del Departamento de Estado, y que a partir de ahora ese cargo será ocupado por el director de la CIA, Mike Pompeo.

    "Mike Pompeo, director de la CIA, será nuestro nuevo Secretario de Estado. ¡Hará un trabajo fantástico! ¡Gracias Rex Tillerson por su servicio!", dijo Trump en su cuenta de Twitter.

    Pero según lo indicado por Goldstein, Tillerson se enteró de que había sido despedido por ese mismo tuit del multimillonario, quien ni siquiera le llamó para informarle al respecto.

    "El secretario tenía toda la intención de seguir, dado el progreso realizado en seguridad nacional", indicó Goldstein en una breve nota, pocos minutos después de conocerse el despido fulminante de Tillerson.

    Goldstein, uno de sus asistentes más cercanos de Tillerson en el Departamento de Estado, agregó que el destituido secretario de Estado "no habló con el presidente" y que "desconoce la razón" de su reemplazo.

    "(Tillerson) está agradecido de la oportunidad y cree que el servicio público es un llamado noble. Le desea lo mejor al nuevo secretario designado Pompeo", añadió.

    Horas más tarde, la Casa Blanca anunció que la actual portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, ocupará el cargo de Goldstein de forma interina.

    Golstein juró el cargo como subsecretario a principios del pasado diciembre, hace poco más de cuatro meses, y antes se había desempeñado como vicepresidente de BP Global Solutions, una empresa de asesoría en gestión de personal y marketing empresarial.

    Durante el Gobierno del expresidente George H.W. Bush (2001-2009), sirvió como asistente al Secretario de Asuntos Públicos del Departamento de Interior.

    El Departamento de Estado ha sufrido una gran reducción de personal desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, que además ha promovido una fuerte reducción de su presupuesto y aún no tiene embajadores en más de 40 países.

    Las tensiones entre Trump y Tillerson habían sido constantes, y ambos habían reconocido contar con diferentes puntos de vista sobre asuntos clave de política exterior, entre ellos Corea del Norte y el acuerdo con Irán.