ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU INMIGRACIÓN

    Grupos esperan que Congreso ponga fin al "chantaje" republicano a "soñadores"

    12 de febrero de 2018

    Washington, 12 feb (EFEUSA).- Varios grupos pro-derechos civiles señalaron hoy que esperan que el Congreso opte por una solución para los "soñadores" que no perjudique la situación de otros inmigrantes para poner así fin al "chantaje" republicano, horas antes de que el Senado decida si inicia el debate sobre una reforma migratoria.

    Hasta ahora, las propuestas de ley republicanas para ofrecer una vía a la ciudadanía a los jóvenes indocumentados han incluido los requisitos delineados por el presidente, Donald Trump, que incluyen partidas para construir el muro con México y reforzar la seguridad fronteriza, entre otros.

    "Los republicanos esperarán elogios por su generosidad y compasión por ofrecernos la vía a la ciudadanía, pero esto no es compasión, es chantaje", señaló en una conferencia telefónica la "soñadora" Greisa Martínez, directora de defensa de United We Dream.

    En enero, Trump propuso un plan de reforma que permitiría acceder a la ciudadanía a 1,8 millones de indocumentados que llegaron a EEUU de niños a cambio de 25.000 millones de dólares para construir el muro y reforzar la seguridad fronteriza, y de una serie de cambios al sistema de migración legal.

    La propuesta del presidente recibió una respuesta fría entre los demócratas, y Trump ha subrayado que no aceptará ningún plan que no incluya fondos para el muro en la frontera con México y aborde sus otras prioridades, como las trabas a la reunificación familiar de los inmigrantes legales en Estados Unidos.

    "Necesitamos una ley que nos dé la oportunidad de convertirnos en ciudadanos pero que no perjudique a nuestros padres y que no abra las puertas a deportaciones masivas", añadió Martínez, beneficiaria del programa de Acción Diferida (DACA).

    El presidente anunció en septiembre pasado que acabaría con el programa DACA, impulsado en 2012 por el expresidente Barack Obama y que protege de la deportación a unos 690.000 jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños.

    Trump dio al Congreso hasta el próximo 5 de marzo para aprobar una alternativa a DACA, y los demócratas presionaron para vincular la solución para los "soñadores" a las negociaciones sobre el presupuesto, pero finalmente, el Senado aprobó la semana pasada una ley de gasto que no hacía frente al problema migratorio.

    Sin embargo, la cámara alta tiene previsto votar hoy a las 17.30 (ET) para iniciar el debate sobre inmigración, aunque no hay ningún proyecto de ley que genere el consenso suficiente, de momento.

    "Los senadores deben votar para defender los valores de la unidad familiar y para mantener las puertas abiertas al sueño americano; deben oponerse a los drásticos recortes en la reunificación familiar y la lotería de visas", indicó en la misma llamada Megan Essaheb, directora de defensa del grupo Asian Americans Advancing Justice (AAAJ).

    Por su parte, la codirectora de la Coalición de Comunidades de la Frontera Sur, Andrea Guerrero, señaló que "militarizar aún más" la zona limítrofe con México, ya sea con un muro o con el incremento de agentes fronterizos, amenazaría el bienestar de esas regiones, en las que viven uno de cada cinco "soñadores" del país.

    Trump dice que hoy comienzan las conversaciones "serias" sobre inmigración

    Washington, 12 feb (EFEUSA).- El presidente, Donald Trump, afirmó hoy que es ahora cuando comienzan las conversaciones "serias" sobre el futuro de miles de jóvenes indocumentados conocidos como "soñadores", horas antes de que el Senado estadounidense decida si inicia el debate sobre una reforma migratoria.

    "Hoy comenzamos conversaciones muy serias sobre DACA", dijo Trump durante una reunión centrada en su propuesta de inversión en infraestructuras.

    El presidente anunció en septiembre pasado que acabaría con el programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), impulsado en 2012 por el expresidente Barack Obama y que protege de la deportación a unos 690.000 jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños.

    Trump dio al Congreso hasta el próximo 5 de marzo para aprobar una alternativa a DACA, y los demócratas presionaron para vincular la solución para los "soñadores" a las negociaciones sobre el presupuesto, pero, finalmente, el Senado aprobó la semana pasada una ley de gasto que no hacía frente al problema migratorio.

    "Yo no quería que DACA estuviera en el presupuesto, quería que DACA (se negociara) por separado", afirmó hoy Trump.

    "Creemos que hay una buena oportunidad de conseguir (un reemplazo a) DACA si los demócratas van en serio y quieren hacerlo realmente (...). Realmente depende de ellos, porque nosotros queremos una seguridad fronteriza tremenda", agregó.

    En enero, Trump propuso al Congreso en enero un plan de reforma que permitiría acceder a la ciudadanía a 1,8 millones de indocumentados que llegaron a EEUU de niños a cambio de 25.000 millones de dólares para construir el muro y reforzar la seguridad fronteriza, y de una serie de cambios al sistema de migración legal.

    Pero la propuesta del presidente recibió una respuesta fría entre los demócratas, y Trump ha subrayado que no aceptará ningún plan que no incluya fondos para el muro en la frontera con México y aborde sus otras prioridades, como las trabas a la reunificación familiar de los inmigrantes legales en Estados Unidos.

    El Senado tiene previsto votar hoy a las 17:30 (22:30 GMT) para iniciar el debate sobre inmigración, aunque no hay ningún proyecto de ley que genere el consenso suficiente, de momento.

    "Vamos a tener algo en el Senado que no hemos tenido en mucho tiempo: un debate real sobre un tema, sin saber cuál va a ser el resultado", dijo este domingo el senador republicano Jeff Flake, en declaraciones a la cadena NBC News.

    Se espera que los senadores comiencen a debatir y votar propuestas de ley y enmiendas sobre inmigración de todo tipo, y que salgan adelante aquellas que consigan reunir 60 votos.

    Un grupo de senadores republicanos afines a la postura de Trump, entre ellos Chuck Grassley y Tom Cotton, presentaron a última hora del domingo un proyecto de ley que cumple los requisitos delineados por el presidente, aunque es improbable que genere el apoyo demócrata suficiente como para reunir 60 votos.

    Católicos de Chicago inician ayuno en reclamo de solución para "soñadores"

    Chicago (IL), 12 feb (EFEUSA).- Decenas de sacerdotes católicos y monjas inician hoy un ayuno en unas 200 parroquias de la arquidiócesis de Chicago, para "levantar la voz" en apoyo de una solución para los denominados "soñadores" o jóvenes que llegaron en su infancia de la mano de sus padres indocumentados.

    El ayuno, que se extenderá durante los 40 días de la cuaresma, es realizado inicialmente por unos 50 integrantes de los grupos de Sacerdotes y Hermanas por Justicia para los Inmigrantes, que siguen el ejemplo del párroco Gary Graf, de la iglesia San Procopio, del barrio hispano Pilsen.

    Graf solamente ha ingerido líquidos desde el 15 de enero, cuando anunció su apoyo a la búsqueda de soluciones para los amparados por la Acción Diferida (DACA) y al proyecto de ley bipartidista Dream Act, presentado en el Congreso.

    "Empezamos en Chicago pero invitamos a toda la nación", informó a Efe sobre esta iniciativa Elena Segura, directora de la Pastoral Inmigrante de Chicago.

    Segura recordó que en el año 2006 se realizó un movimiento similar contra la ley HB 4437, lanzada por el congresista republicano Jim Sensenbrenner, que proponía criminalizar a los indocumentados.

    "Entonces logramos reunir 185.000 tarjetas contra esa propuesta, que no avanzó en el Congreso, y ahora queremos que sean miles de llamadas al jefe de gabinete presidencial, el exgeneral John Kelly, que es católico", agregó.

    La Conferencia Nacional de Obispos Católicos declaró prioritaria la reforma migratoria en 2004 y desde entonces ha reclamado la intervención del Congreso para que apruebe una solución legislativa para los indocumentados.

    Los grupos de Sacerdotes y Hermanas por Justicia para los Inmigrantes se crearon en Chicago en 2005 y 2007, y son integrados actualmente por miembros de 54 órdenes religiosas.

    Segura cree que es el momento para que la iglesia católica "levante su voz" y exija al Gobierno que "abra las puertas a estos niños que son los Josés y Marías que piden posada legislativa".

    "Necesitamos libertad y dignidad para estos niños inocentes", agregó la directora de la Pastoral Inmigrante, quien hará el ayuno en representación del Ministerio de Dignidad Humana y Solidaridad con los Inmigrantes.

    La arquidiócesis de Chicago cubre los condados de Cook y Lake, con unos 2,3 millones de católicos, de los cuales un 40% es hispano.