ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • BM LATINOAMÉRICA

    BM: La reducción en la desigualdad salarial se ralentiza en A. Latina

    14 de noviembre de 2017

    Washington, 14 nov (EFEUSA).- La desigualdad salarial y de ingresos en América Latina continuará disminuyendo, aunque lo hará a "un ritmo más lento" que a comienzos de siglo debido al frenazo económico en la región, apuntó hoy un informe del Banco Mundial (BM).

    "Prácticamente en todos los países de América Latina y el Caribe la desigualdad salarial disminuyó significativamente en el nuevo milenio. Esto contrasta fuertemente con el resto del mundo, donde la mayoría de los países han tenido dificultades para reducirla", afirmó Joana Silva, economista principal para América Latina y el Caribe del BM, y una de las autoras del reporte.

    En concreto, la desigualdad salarial se redujo en 6 puntos del índice Gini laboral en la región, lo cual es tanto como la diferencia de la desigualdad salarial entre Alemania y Argentina en la actualidad, según el informe titulado "Desigualdad del ingreso en América Latina. Comprendiendo el pasado para preparar el futuro".

    Aunque esta tendencia fue general en toda la región, la economista indicó que la reducción fue más acusada en Sudamérica que en Centroamérica.

    Como elementos clave para esta notable reducción, la economista del BM citó "el crecimiento económico y la expansión educativa, que mejoró las habilidades de los trabajadores y, como consecuencia, sus salarios", así como "el aumento de los salarios mínimos y la reducción del número de trabajadores informales".

    De cara al futuro, Silva apuntó que "la desigualdad de ingresos continuará disminuyendo, pero a un ritmo más lento", ya que "el menor crecimiento y su nuevo patrón están ralentizando la reducción de la desigualdad salarial".

    Tras el sólido crecimiento experimentado por América Latina en la primera década del siglo, la región encara ahora una fuerte desaceleración con crecimiento de apenas el 1,2 % para 2017 y 1,9 % par 2018, que se suma a las dos contracciones consecutivas de 2015 y 2016, según las últimas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI).