ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • FÚTBOL MÉXICO

    El chileno Carrasco dice que la crisis del Veracruz es por falta de concentración

    15 de noviembre de 2018

    Veracruz (México), 14 nov (EFE).- El centrocampista chileno Bryan Carrasco, del Veracruz del fútbol mexicano, aseguró hoy que la crisis de resultados de su equipo está relacionada con la falta de concentración y todos los jugadores son responsables.

    "Pasa por un tema de concentración, nos hacen goles fácilmente y eso no quiere decir que sea culpa de los defensas; el delantero igual no sigue la marca, no la siguen los laterales y nos llegan mucho al arco, esto es un conjunto y es de todo el equipo", señaló.

    Los Tiburones suman dos victorias, cuatro empates, 10 derrotas y 10 puntos en el torneo Apertura, por lo que ocupan el último lugar de la tabla de posiciones y son los primeros candidatos a descender en mayo próximo.

    "Ya parece una balada repetida eso de terminar de la mejor manera, pero no se nos han dado las cosas, no se nos han dado los triunfos. Esperamos ir y traernos los tres puntos de la Ciudad de México", dijo en referencia al último compromiso del equipo, el próximo 24 de noviembre en casa del América.

    Los "escualos" del entrenador Hugo Chávez continuaron hoy su preparación para enfrentar a América, segundo de la tabla de posiciones, en un compromiso complicado por el buen momento de forma por el que pasa el rival.

    "Con convicción y no parar de trabajar es la única fórmula para salir de este momento". agregó el volante.

    El novato Sebastián Jurado, quien logró una gran actuación como portero el pasado fin de semana, dijo que el Veracruz debe jugar sin complejos y salir a mostrar su mejor actuación ante el América.

    "Debemos ir a México y buscar un triunfo, es cierto que es una cancha y un rival complicado pero es fútbol, somos once contra once y debemos buscar el mejor resultado posible", aseveró.

    El guardameta dijo estar seguro de que Veracruz tiene con qué para vencer al América y calificó de motivante tener partidos complicados por delante.