ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • FÚTBOL MÉXICO

    El guardameta González no presenta lesión ósea tras choque con Nico Castillo

    17 de octubre de 2018

    Querétaro (México), 17 oct (EFE).- El guardameta de la selección mexicana de fútbol Hugo González no presenta lesión ósea después del choque con el delantero chileno Nicolás Castillo, anoche en el amistoso entre ambos en Querétaro, centro de México.

    "González recibió un rodillazo en la zona del hombro y pectoral derecho, provocando dolor severo e incapacidad para continuar jugando; se trasladó al hospital, donde se tomaron rayos X y tomografías, no encontrándose lesión ósea que comprometa algún órgano", dijo un comunicado de la Federación Mexicana.

    El parte, avalado por el departamento médico de la selección, explicó que el portero deberá ser evaluado otra vez, pero de momento solo sufre una contusión severa.

    En el minuto 89 del partido entre mexicanos y chilenos, Castillo, del Benfica portugués, hizo un disparo a puerta. González intentó quedarse con la pelota en vez de despejarla, lo cual provocó que le rebotará y le quedará delante. El delantero atacó el balón y anotó el gol que le dio la victoria a su equipo y en la acción lastimó al arquero.

    "Le pedí disculpas, era él o yo, la acción fue rápida y deseo lo mejor para su recuperación", explicó Castillo un rato después a los medios.

    De 28 años, Hugo González, del Necaxa del fútbol mexicano, es señalado como uno de los porteros de mejor rendimiento en México, candidato a formar parte del proceso de la selección rumbo al Mundial de Catar 2022.

    Ayer salvó al equipo del entrenador Ricardo Ferretti por lo menos en dos acciones claras de gol de Chile, sin embargo en el cierre del encuentro fue vencido y el "tri" sumó su tercera derrota en cuatro partidos después del Mundial de Rusia 2018.

    El guardameta debió salir del partido por el dolor, sustituido por Raúl Gudiño, joven talento de la portería, quien había mostrado buena actuación el pasado jueves en la victoria 3-2 contra Costa Rica y a sus 22 años pinta como uno de los jugadores de más futuro en el fútbol mexicano.