ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • FÚTBOL MÉXICO

    Tena se niega a hacer ajustes precipitados en el Querétaro

    07 de febrero de 2018

    Querétaro (México), 7 feb (EFE).- El entrenador de los Gallos Blancos de Querétaro, Luis Fernando Tena, dijo hoy que no hará cambios precipitados en su equipo como consecuencia de los malos resultados porque su idea es hacer ajustes para buscar triunfos.

    "Hay que hacer alguna modificación, pero no cambiar todo; no se puede cambiar la estructura de un momento a otro. Hemos tenido algunas cosas buenas, pero nos falta tener más tiempo la pelota y atacar", señaló el estratega en una conferencia de prensa.

    El pasado sábado el Querétaro perdió 0-1 en su estadio ante el Veracruz, uno de los rivales contra los que mantiene lucha por el no descenso; el técnico aceptó que fueron superados y dijo estar avergonzado, aunque con la decisión de trabajar más que de lamentarse.

    "En entrega y lucha no tengo nada que reprochar, aunque algunos no han estado en el mejor nivel", aseveró.

    Querétaro visitará el viernes al Tijuana en un encuentro complicado ante el cuadro de mejor defensa en el campeonato, que no ha recibido goles en las primeras cinco jornadas del campeonato.

    Al referirse a ese duelo, reconoció que será importante sacar un buen resultado porque será el primero de tres encuentros en ocho días porque el 14 de febrero recibirán al Guadalajara y el 17 visitarán al León.

    "Hemos trabajado minuciosamente esta semana porque en la otra no habrá días para entrenarnos. Los tres partidos que vienen son claves para despegar, estamos conscientes de eso y trataremos de aprovecharlos al máximo", señaló.

    Querétaro está en el antepenúltimo lugar de la tabla de cocientes que decidirá el descenso a siete puntos del Veracruz, último lugar. Tena comentó que esa mala colocación es consecuencia de cinco campeonatos con malos resultados, pero él tiene la misión de sacar al grupo de la crisis.

    "Es mi misión cambiar esto y en eso estamos", indicó el estratega que destacó el buen trabajo de la defensa, la segunda mejor del torneo con tres goles recibidos, pero lamentó la sequía en el ataque, la peor del año con dos goles en cinco encuentros.