26 de marzo de 2019
ÚLTIMAS NOTICIAS:

Bolsonaro asume en Brasil y promete libre mercado y el rescate de los valores

Brasilia, 1 ene (EFE).- El ultraderechista Jair Bolsonaro asumió hoy como nuevo presidente de Brasil y reafirmó su compromiso con el "rescate de los valores" conservadores de la sociedad, una economía de libre mercado y una política exterior "libre de ideologías".

Brasilia, 1 ene (EFE).- El ultraderechista Jair Bolsonaro asumió hoy como nuevo presidente de Brasil y reafirmó su compromiso con el "rescate de los valores" conservadores de la sociedad, una economía de libre mercado y una política exterior "libre de ideologías".

El capitán de la reserva del Ejército, que ganó las elecciones de octubre pasado, tomó posesión de su cargo en una ceremonia realizada en la sede del Parlamento y que llevó a las calles de Brasilia a una multitud calculada en unas 130.000 personas.

A diferencia de todos sus antecesores, que dedicaron cerca de una hora al primer discurso tras jurar en el Congreso, a Bolsonaro le bastaron solamente diez minutos para delinear las claves del Gobierno que ejercerá hasta el 1 de enero de 2023.

En lo económico, que será esencial para mantener la popularidad del 65 % con que empieza su mandato, según una encuesta divulgada hoy, se comprometió a impulsar reformas estructurales que permitan acabar con un crónico déficit fiscal.

También reiteró que se propone abrir los mercados internacionales para las exportaciones brasileñas, "estimulando la competición, la productividad y la eficacia sin tinte ideológico" y con una especial atención al sector agropecuario, que es el sosten de la economía nacional.

Asimismo, pidió apoyo al Parlamento para "la tarea de liberar definitivamente al país del yugo de la corrupción, de la violencia y de la sumisión ideológica", que fueron tres de los puntales en que se apoyó la campaña electoral que le llevó al poder.

Otro punto en el que incidió fue el combate a la delincuencia, a la que se le atribuyen cerca de 60.000 muertes anuales en el país, y reiteró que para reforzarlo pretende flexibilizar el porte de armas a fin de que los "ciudadanos de bien" puedan "defenderse".

En la única alusión que hizo a su política exterior, reiteró que expulsará "el perfil ideológico" de las relaciones internacionales y que estará orientada por el mismo norte de "servir a los brasileños" y no a "intereses partidarios".

Aún cuando subrayó una y otra vez que gobernará "sin ideologías", su talante anticomunista y su fuerte devoción religiosa marcaron los dos discursos que pronunció hoy, el primero ante el Parlamento y el segundo frente a sus miles de seguidores.

De hecho, aseguró que, con el inicio de su Gobierno, Brasil ha comenzado a "liberarse del socialismo, de la inversión de valores y de lo políticamente correcto", para "restablecer los valores éticos y morales" que, a su juicio, comparte la mayoría de la sociedad.

La ceremonia estuvo enmarcada en la que ha sido la más vasta operación de seguridad que se ha visto en décadas en Brasilia, que movilizó a cerca de 12.000 efectivos de los cuerpos policiales y de las Fuerzas Armadas.

Pese a que las previsiones meteorológicas anunciaban lluvia para la hora de la investidura, el cielo de Brasil se abrió y Bolsonaro pudo circular entre sus seguidores en un Rolls Royce "Silver Wraith" sin capota, acompañado por su esposa Michelle.

En medio de las ceremonias, también juramentó a los miembros de su Gabinete, que este miércoles asumirán formalmente sus cargos en sus respectivos ministerios, que eran 29 con el mandatario saliente Michel Temer y que Bolsonaro ha limitado a 22, en aras de reducir el tamaño del Estado y fomentar la austeridad en el gasto público.

A la investidura asistieron delegaciones de unos 60 países, que al caer la noche fueron recibidas por Bolsonaro para un cóctel en la sede de la cancillería.

Entre los presentes, algunos líderes latinoamericanos, como los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Chile, Sebastián Piñera; Honduras, Juan Orlando Hernández; Paraguay, Mario Abdo Benítez; y Uruguay, Tabaré Vázquez.

Asimismo, asistieron los primeros ministros de Israel, Benjamín Netanyahu; Hungría, Viktor Orbán; y Marruecos, Saadedine Othmani; así como los presidentes de Portugal, Marcelo Rebelo de Souza; y Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca.

Estados Unidos, país al que Bolsonaro anunció que dará especial prioridad, estuvo representado por el secretario de Estado, Mike Pompeo, en tanto que por China asistió el vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular, Ji Bingxuan.

La representación de España, país que le sigue a las dos grandes potencias globales entre los inversores extranjeros en Brasil, estuvo a cargo de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y del viceministro de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Juan Pablo de la Iglesia.

Contenido relacionado

Las diez claves del discurso de Bolsonaro

El ultraderechista Jair Bolsonaro fue investido hoy como nuevo presidente de Brasil y se comprometió a llevar adelante sus promesas electorales, las cuales pasan por el combate a la delincuencia, la recuperación de la mayor economía de Suramérica y la retomada de los valores conservadores.El nuevo mandatario resumió las líneas maestras de su Gobierno en un discurso de diez minutos ante el Congreso y posteriormente trasladó sus ideales a los miles de brasileños que se concentraron en la Explanada de los Ministerios de Brasilia.

Las diez claves de su discurso:

1. Promete respetar la Constitución:Bolsonaro, un capitán de la reserva del Ejército nostálgico de la dictadura militar (1964-1985), se comprometió ante los legisladores a respetar la Constitución y las reglas del Estado de Derecho durante su mandato, que concluye el 1 de enero de 2023.

2. Liberar a Brasil de las amarras ideológicas:El nuevo presidente asegura que su Gobierno representará una "oportunidad única de rescatar al país de las amarras ideológicas" y otros trazos que, en su opinión, imprimieron en la sociedad y la política los progresistas Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff durante los 13 años de Gobierno del Partido de los Trabajadores (PT).En ese sentido, manifestó que Brasil comienza a "liberarse del socialismo, de la inversión de valores y de lo políticamente correcto" y prometió una política exterior sin "orientación ideológica"."Esta es nuestra bandera, que jamás será roja", afirmó al ondear la bandera de Brasil.

3. Combatir la criminalidadEl ultraderechista se ha comprometido a fortalecer las Fuerzas Armadas y honrar a "aquellos que sacrifican sus vidas en nombre de la seguridad". Reiteró su deseo de flexibilizar el porte de armas para que los "ciudadanos de bien" tengan "medios para defenderse".

4. Respetar todas las religiones y las "tradiciones judeo-cristianas".Católico practicante y cercano a las iglesias evangélicas, Bolsonaro promete respetar todas las religiones y especialmente las "tradiciones judeo-cristianas". Al concluir su discurso en el Congreso, el mandatario volvió a citar uno de sus principales lemas de campaña: "Dios encima de todos".

5. Educación "sin ideología"El capitán de la reserva del Ejército, defensor de la familia y los valores tradicionales, se refirió al desarrollo "buenas escuelas" para preparar a las nuevas generaciones para "el mercado laboral y no para la militancia política".Según Bolsonaro, su Gobierno representará una oportunidad única para "combatir la ideología de género" y "restablecerá los valores éticos y morales".

6. Reformas económicas y fortalecimiento del agronegocioEl nuevo jefe de Estado, partidario de una política económica liberal, aludió a la urgencia de las reformas estructurales para la "sustentabilidad de las cuentas públicas" y a la necesidad de abrir los mercados para el comercio internacional, "estimulando la competición, la productividad y la eficacia sin tinte ideológico".Citó también el papel "decisivo" que en su Gobierno tendrá el sector agropecuario, el cual aseguró que apoyará "en consonancia con la preservación ambiental".

7. Lucha contra la corrupciónBolsonaro se comprometió a poner fin a las "prácticas nefastas" que condujeron a Brasil a la mayor "crisis ética, moral y política" de su historia.El país se ha visto sumergido en el mayor escándalo de corrupción de su historia, cuyas investigaciones han mandado a prisión en los últimos cinco años a importantes líderes políticos de todo el arco partidario, entre ellos el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

8. Gobernar "sin discriminación o división"Reafirmo el compromiso de construir una sociedad sin discriminación o división", afirmó Bolsonaro, quien ha sido duramente criticado por un historial de declaraciones machistas, racistas y homófobas a lo largo de sus cerca de 30 años como diputado.

9 . Apelo al CongresoConsciente de la necesidad del Parlamento para gobernar, el nuevo presidente hizo un apelo "a cada uno de los congresistas para ayudar en la tarea de liberar definitivamente al país del yugo de la corrupción, de la violencia, de la sumisión ideológica".

10. Orden y ProgresoBolsonaro hizo referencia al lema que reza en la bandera de Brasil: "Orden y progreso (...) ninguna sociedad se desarrolla sin respetar esos preceptos", aseguró.

Bolsonaro, el nostálgico de la dictadura brasileña que asume la Presidencia

El ultraderechista Jair Bolsonaro, investido hoy como presidente de Brasil, asume el poder del gigante suramericano con un discurso radical en el que defiende la "mano dura", añora la dictadura militar que gobernó el país entre 1964 y 1985 y enaltece los valores de la sociedad más conservadora.Amado por unos y odiado por otros, en la valoración de los brasileños al igual que en su discurso no existe un punto medio y mientras unos lo ven como un peligro para la democracia otros creen que es la única solución para acabar con la corrupción que carcome a Brasil.El capitán retirado del Ejército brasileño, de 63 años, conquistó el electorado en los comicios más polarizados en la historia de un país en que 7 de cada 10 votantes dice desconfiar de los políticos en general y considera corrupta a toda la clase política.Bolsonaro vendió su imagen de solución para un Brasil inseguro, violento, conflictivo y corrupto mediante un discurso radical con el que consiguió calar en la sociedad y que le ha llevado a ocupar la Presidencia.Nostálgico de la dictadura militar que gobernó el país entre 1964 y 1985 y polémico por sus insistentes declaraciones machistas, racistas, homófobas y misóginas, aglutinó a su favor a millones de brasileños que se dicen insatisfechos con la inseguridad en el país y con la corrupción de los políticos, razón por la que sus detractores le acusan de explotar la desesperación de las personas.Precisamente su fuerte discurso contra la corrupción fue uno de los puntos más fuertes de su campaña, en la que aprovechó el odio de gran parte del país hacia el Partido de los Trabajadores (PT), la formación liderada por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien purga en prisión una condenado a 12 años por corrupción.Su carrera a la presidencia fue tan polémica como el discurso que defiende. Su maniobra política se caracterizó por una escasa exposición a los medios y un gran uso de las redes sociales.En plena campaña, Bolsonaro fue acuchillado durante un mitin y sufrió heridas que lo obligaron a estar hospitalizado casi un mes, lo que le ayudó a aglutinar más adeptos que veían que la imagen violenta que vendía se hacía realidad.También durante su campaña optó por omitir su carrera como legislador, poco exitosa teniendo en cuenta que, en casi 30 años como miembro de la Cámara de Diputados, sólo consiguió que 2 de los 170 proyectos de su autoría se convirtieran en ley, y se presentó como la renovación de la política brasileña.Entre otros proyectos polémicos que defendió como legislador destacan la pena de muerte, la prisión perpetua, el régimen de trabajos forzados para condenados, la reducción de la edad penal de 18 a 16 años y el control de la natalidad como herramienta para combatir la pobreza y la violencia.Bajo su lema "Brasil por encima de todo. Dios encima de todos" generó protestas de colectivos feministas y de defensa de los derechos humanos por su idea de seguridad y familia tradicional."Sería incapaz de amar un hijo homosexual. Prefiero que un hijo mío muera en un accidente a que aparezca con un bigotudo por ahí. Para mí, estaría muerto de cualquier forma", afirmó en 2011.También sus palabras hacia las mujeres levantaron ampollas cuando en 2014 le dijo a una diputada que no la violaría porque no "lo merecía", o cuando manifestó que "no emplearía a hombres y mujeres con el mismo salario, a pesar de que hay mucha mujer competente", porque ellas con el permiso de maternidad ya gozan de un derecho laboral que los hombres no.Pese a haber desarrollado toda su carrera política en Río de Janeiro, Jair Messias Bolsonaro nació en Sao Paulo el 21 de marzo de 1955, proviene de una familia de origen e italiano y comenzó su carrera militar en Campinas (municipio del estado de Sao Paulo) como alumno de la Escuela de Cadetes del Ejército.Como militar, se formó como oficial en 1977 en la Academia de las Agujas Negras, integró la Brigada de Paracaidistas y llegó al rango de capitán, todo en cuarteles de Río de Janeiro.Pero en 1986, un año después del fin de la dictadura, lideró una protesta contra los bajos salarios de los militares, lo que le valió una sanción de 15 días de detención por actos de indisciplina.Tras ser acusado de otras protestas salariales fue obligado a pasar a la reserva en 1988, año en que inició su carrera política al ser elegido como miembro del Concejo Municipal de Río de Janeiro.Dos años después fue elegido diputado federal y en 1993 protagonizó su primera gran polémica al defender el cierre del Congreso y un nuevo régimen de excepción para, en su opinión, facilitar la gobernabilidad.

Sandra Carnota Mallón

Mourao, el reflejo de la disciplina militar en la vicepresidencia de Brasil

El general de la reserva del Ejército brasileño Hamilton Mourao, investido hoy como vicepresidente de Brasil, es, así como su compañero de fórmula, el presidente Jair Bolsonaro, un oficial de ideas conservadoras que quiere llevar la disciplina militar al Gobierno.Mourao, de 65 años y natural de Porto Alegre, la capital más meridional de Brasil, comparte con el nuevo presidente de Brasil su nostalgia por la dictadura militar que gobernó el país entre 1964 y 1985.El general fue uno de los principales protagonistas de la última campaña electoral debido a sus polémicas declaraciones de tinte conservador, ultraderechista, machista y racista.Levantó ampollas en distintos sectores de la sociedad al afirmar que "las familias sin la figura de padre y abuelo" y "solo con madre y abuela" serían "fábricas de elementos desequilibrados, que tienden a ingresar en bandas de narcotráfico".También generó profundas críticas cuando declaró que uno de los "problemas" de Brasil es que buena parte de su sociedad mezcla "la indolencia de los indios" con el carácter "malandro" de los negros.El general, de línea dura, tiene un aprecio por la disciplina del Ejército y ha manifestado admiración pública por el fallecido coronel Carlos Brillante Ustra, uno de los mayores símbolos de la represión y la tortura durante la dictadura.Con su llegada al poder, Brasil confirma el peso de la disciplina militar entre los altos cargos de su nuevo gobierno, lo que para unos representa un peligro para la democracia y para otros la solución a la violencia y la corrupción.Además de Mourao, dos generales activos y dos de la reserva integran el Gabinete de Bolsonaro, en el que también destacan varios ministros vinculados a las Fuerzas Armadas.Mourao se mostró a favor de una intervención militar, hace dos años, cuando en medio del proceso que condujo a la destitución de la entonces presidenta Dilma Rousseff, llegó a afirmar que el "caos" que la corrupción había generado en el país sólo acabaría con una "intervención militar".Se refería así a la posibilidad de que las Fuerzas Armadas interviniesen para frenar lo que el propio comandante ha calificado como "grave crisis política, económica, social y moral" de Brasil por la multiplicación de los escándalos de corrupción.En su discurso agresivo destacan también unas declaraciones en las que señaló que la elaboración de la última Constitución brasileña por representantes electos "fue un error", y en el que defendió la creación de una nueva Carta Magna por las manos de "grandes juristas y constitucionalistas"."Una Constitución no necesita ser elaborada por los elegidos del pueblo. Ya tuvimos tipos de Constitución vigentes sin haber pasado por el Congreso electo", afirmó.Mourao ingresó en el Ejército en 1972, en la Academia Militar de las Agujas Negras, en Resende, también frecuentada por Bolsonaro.Fue instructor de la misma Academia; estuvo destinado en Angola y en Venezuela y dirigió la sexta división de Ejército y el Comando Militar del Sur.El general fue apartado en 2015 del Comando Militar del Sur (CMS), con sede en Porto Alegre, por haber elogiado la actuación del coronel Brilhante Ustra, y continuó con su servicio al Ejército como secretario de Economía y Finanzas, para pasar definitivamente a la reserva en febrero de este año.También en 2018 se afilió a su actual formación, el inexpresivo y conservador Partido Renovador Laborista Brasileño (PRTB).Ahora, como vicepresidente, ocupa un cargo que ha sido fundamental en la historia brasileña. Desde el fin de la dictadura, en 1985, tres jefes de Estado tuvieron que ceder su lugar a su segundo por diferentes motivos, por lo que su figura se presenta como fundamental en el futuro político de Brasil.El vicepresidente José Sarney asumió en 1985 tras la muerte de Tancredo Neves; Itamar Franco lo hizo en 1992 tras la renuncia de Fernando Collor y Michel Temer en 2016 luego de la destitución de Dilma Rousseff.

Sandra Carnota Mallón

Bolsonaro ofrece una recepción de gala en el último acto de su investidura

Brasilia, 1 ene (EFE).- El ultraderechista Jair Bolsonaro ofreció hoy una recepción de gala a autoridades locales y extranjeras en el Palacio de Itamaraty, sede de la Cancillería brasileña, en Brasilia, como broche final a su investidura como nuevo presidente de Brasil.

Bolsonaro, acompañado por la primera dama, Michelle Bolsonaro, recibió a los representantes de las delegaciones de unos 60 países después de tomar posesión como presidente ante el Congreso, recibir la banda presidencial del ya exgobernante Michel Temer y juramentar a sus 22 ministros.

La recepción está previsto que se prolongue hasta las 21.00 hora local (23.00 GMT).

A la ceremonia de investidura del nuevo mandatario, un capitán de la reserva del Ejército que ganó las elecciones del pasado octubre con un 55 % de los votos, acudieron diez jefes de Estados, la mayoría de países de Latinoamérica.

En este sentido, asistieron los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Chile, Sebastián Piñera; Honduras, Juan Orlando Hernández; Paraguay, Mario Abdo Benítez; y Uruguay, Tabaré Vázquez.

Morales, quien fue el único presidente del denominado "eje bolivariano" que asistió a la investidura, dijo en redes sociales que Brasil y Bolivia son "socios estratégicos" que miran "el mismo horizonte de la Patria Grande".

"Acompañamos en su posesión al Hno. presidente, @jairbolsonaro, con la convicción de que las relaciones Bolivia-Brasil tienen raíces profundas de lazos de hermandad y complementariedad de nuestros pueblos", expresó en un tuit.

Asimismo, estuvieron presentes los primeros ministros de Israel, Benjamín Netanyahu; Hungría, Viktor Orbán; y Marruecos, Saadedine Othmani; así como los presidentes de Portugal, Marcelo Rebelo de Souza; y Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca, entre otras autoridades.

Todos los actos de investidura completaron algo más de cinco horas bajo estrictas medidas de seguridad con la participación de 12.000 efectivos de los distintos cuerpos policiales y las Fuerzas Armadas.

Aunque la afluencia de público fue menor de la esperada, miles de personas acompañaron todo el ritual desde la Explanada de los Ministerios, una amplia avenida donde se concentran las sedes de los organismos oficiales.

En sus dos pronunciamientos públicos, ante el Congreso y ante los miles de simpatizantes que esperaban frente al Palacio presidencial de Planalto, Bolsonaro prometió liberar a Brasil "de las amarras ideológicas", gobernar "sin discriminación" y realizar las reformas económicas necesarias para superar los efectos de las crisis.

También citó varias veces a Dios, aseguró que la bandera de Brasil jamás será roja, insistió en que combatirá "la ideología de género" y que restablecerá los valores judeo-cristianos durante los próximos cuatro años de su Gobierno, que concluirá el 1 de enero de 2023.

Bolsonaro se estrena con una dura y directa retórica conservadora

Brasilia, 1 ene (EFE).- El nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, asumió hoy el cargo con una retórica ultraconservadora directa y dura, que no oculta su decisión de "combatir la ideología de género" y rescatar los valores "cristianos" de la sociedad.

"Vamos a unir al pueblo, darle valor a la familia, respetar las religiones y las tradiciones judeo-cristianas, combatir la ideología de género, conservando nuestros valores", afirmó el nuevo presidente de Brasil en su discurso de investidura.

"Brasil volverá a ser un país libre de las amarras ideológicas", sostuvo Bolsonaro, quien también abundó en las alusiones a "Dios", al que citó una decena de veces en sus pronunciamientos, y sentenció sin tapujos que, con su investidura, el país empieza a "liberarse del socialismo" y de la "inversión de valores".

La mención directa al combate "a la ideología de género" que hizo en su primer discurso ante el Parlamento la reforzó después, en un pronunciamiento ante a una multitud que le aclamaba en las calles, a la que prometió que acabará también con "lo políticamente correcto", que considera como una "estrategia de izquierdistas".

En la sede del Parlamento, su discurso resonó frente a algunos mandatarios extranjeros conservadores, pero no tanto, como son los presidentes de Paraguay, Mario Abdo Benítez, o Chile, Sebastián Piñera, que a diferencia de Bolsonaro son mucho más cautelosos en relación a ciertos asuntos.

De hecho, Piñera sancionó en noviembre pasado una ley de identidad de género, que permite en Chile la alteración del sexo en los documentos de una persona a partir de los 14 años, la cual consideró en su momento que iba en la "dirección correcta".

Entre los líderes extranjeros que asistieron a la ceremonia también estaban otros más alineados en la centroizquierda, como el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, y el mandatario boliviano, Evo Morales.

El líder boliviano fue el único gobernante del "eje bolivariano" que viajó a Brasilia para la investidura una vez que se le mantuvo la invitación que, por el contrario, Bolsonaro ordenó que le fuera retirada al venezolano Nicolás Maduro y al cubano Miguel Díaz-Canel, a quienes considera "dictadores comunistas".

Morales escuchó a Bolsonaro con gesto serio, pero sin inmutarse, y le saludó sonriente en el besamanos de autoridades extranjeras, lo que llevó a algún diplomático a recordar que Brasil y Bolivia deben renegociar este año un contrato de suministro de gas vital para ambas economías.

Aunque Bolsonaro reiteró hoy que gobernará e impulsará una política exterior "sin ideologías", en los dos discursos de su primer día en el poder mantuvo la fuerte retórica anticomunista que le ha caracterizado durante toda su vida política.

Esa posición, ciertamente ideológica, la cuajó en su juventud, cuando estuvo en el Ejército, del que es capitán de la reserva y al que ingresó durante una dictadura (1964-1985) a la que enaltece sin rubores, algo que ni Sebastián Piñera ni el presidente argentino Mauricio Macri, también conservador, pudieran siquiera pensar hacer en sus países.

Aunque hoy no hizo menciones al régimen militar, Bolsonaro sí subrayó el papel que las Fuerzas Armadas tienen en "la misión constitucional de defensa de la soberanía, del territorio nacional y de las instituciones democráticas".

Asimismo, acentuó su anticomunismo, sobre todo en el discurso que hizo ante los miles de seguidores que se volcaron a las calles de Brasilia para aclamarle y a los que enseñó con orgullo la bandera verde y amarilla del país.

"Esta es nuestra bandera, que jamás será roja. Solo será roja, si es necesario, con nuestra sangre, para mantenerla verde y amarilla", expresó.

Eduardo Davis

Histórico de noticias
Turquía no es país para alcaldesas: solo un 15% de las candidatas son mujeres

Estambul, 26 mar (EFE).- Organizaciones feministas y partidos políticos denuncian que pocas mujeres han sido nominadas como candidatas a la alcaldía en los...

El mensaje de superación del Chapecoense caló en el público de Bilbao

Bilbao (España), 26 mar (EFE).- El mensaje de superación del Chapecoense que transmite 'Nossa Chape', el documental sobre la tragedia aérea del club...

Sismos de magnitudes 4,1 y 5,5 sacuden El Salvador sin causar víctimas

San Salvador, 26 mar (EFE).- Dos sismos de magnitudes 4,1 y 5,5 en la escala abierta de Richter sacudieron este martes la zona sureste de El Salvador sin...

La ONU se prepara para una prolongación de la crisis migratoria venezolana

Brasilia, 26 mar (EFE).- El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la OIM esperan una prolongación de la emergencia...

Luis Enrique no dirigirá el partido ante Malta por "motivos familiares"

Redacción deportes, 26 mar (EFE).- El seleccionador español, Luis Enrique Martínez, no dirigirá el segundo partido de clasificación a la Eurocopa 2020, en...

El Parlamento británico asume la iniciativa en el proceso del "brexit"

Londres, 26 mar (EFE).- La Cámara de los Comunes asumirá este miércoles el control del proceso parlamentario del "brexit" con una serie de "votos...

El Supremo paquistaní concede 6 semanas de libertad a Sharif por enfermedad

Islamabad, 26 mar (EFE).- El Tribunal Supremo paquistaní concedió hoy seis semanas de libertad bajo fianza por motivos médicos al ex primer ministro Nawaz...

Fabrizio Oberto y José 'Piculín' Ortiz elegidos para el Hall of Fame FIBA

Madrid, 26 mar (EFE).- El argentino Fabrizio Oberto y el puertorriqueño José 'Piculín' Ortiz figuran entre las once personalidades elegidas para ingresar en...

Wall Street abre con ganancias y el Dow Jones sube un 0,76 %

Nueva York, 26 mar (EFE).- Wall Street abrió este martes con ganancias y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía un 0,76 % minutos...

Juncker, Macron y Merkel unen fuerzas para equilibrar la relación con China

París, 26 mar (EFE).- El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y los líderes de Francia y Alemania, Emmanuel Macron y Angela Merkel,...

Los abogados de Kokorin recurren al tribunal de DDHH de Estrasburgo

Moscú, 26 mar (EFE).- La defensa del futbolista ruso, Alexandr Kokorin, en prisión preventiva desde octubre pasado, ha presentado una queja ante el Tribunal...

El Gobierno paquistaní custodiará a las dos niñas hindúes convertidas al islam

Islamabad, 26 mar (EFE).- Un tribunal paquistaní ordenó hoy al Gobierno que asuma la custodia de dos menores hindúes que fueron supuestamente secuestradas,...

2-1. Colombia cae con polémica ante una Corea del Sur con más fortuna

Seúl, 26 mar (EFE).- Colombia cayó este martes por 2-1 en Seúl ante una Corea del Sur que tuvo más fortuna de cara al gol gracias a una desafortunada...

Exiliados repudian la presencia de militares rusos en Venezuela

Miami, 26 mar (EFE).- La Organización Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) expresó este martes su repulsa e "indignación" por la...

La madre de Andy Murray llama a Kyrgios "genio"

Londres, 26 mar (EFE).- Judy Murray, la madre del tenista británico Andy Murray, calificó al australiano Nick Kyrgios como "genio" por el servicio por...

Los aros olímpicos, un símbolo que identifican 9 de cada 10 personas

Madrid, 26 mar (EFE).- El COI presumió este martes de "un estudio independiente" encargado por el propio organismo que demuestra "la fuerza global de los...

Venezuela sigue sin luz y el Gobierno suspende la actividad laboral y educativa

Caracas, 26 mar (EFE).- El Gobierno venezolano anunció el martes la suspensión de las actividades en centros de trabajo y escuelas por el apagón que se...

1-0. Una gris Bolivia se rinde al dominio de Japón

Tokio, 26 mar (EFE).- La selección de Bolivia cayó este martes por 1 a 0 ante Japón en un partido amistoso disputado en territorio nipón, en el que los...

Juncker pide a Xi mayor reciprocidad en las relaciones con la UE

París, 26 mar (EFE).- El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pidió este martes al mandatario chino, Xi Jinping, una mayor reciprocidad...

Investigan a un ultraderechista austríaco por posibles vínculos con Tarrant

Viena, 26 mar (EFE).- Las autoridades de Austria han registrado el domicilio en Viena de un conocido ultraderechista por su posible vinculación con el autor...

Dos periodistas birmanos encarcelados presentan su último recurso de apelación

Rangún (Birmania), 26 mar (EFE).- Los periodistas birmanos Wa Lone y Kyaw Soe Oo, condenados en septiembre por revelar una matanza de campesinos de la etnia...

El argentino Daniel Zamora, positivo por EPO

Madrid, 26 mar (EFE).- El ciclista argentino Daniel Zamora, rey de la montaña en la última Vuelta a San Juan, figura en la lista provisional de suspendidos...

La tentación china pone a prueba las junturas de la UE

París, 26 mar (EFE).- En un momento de múltiples desafíos, los países de la Unión Europea se han topado con otra vía de agua que Francia y Alemania tratan...

Un inspector disciplinario estudiará la denuncia del Chelsea por racismo en Kiev

Madrid, 26 mar (EFE).- La UEFA ha decidido nombrar un inspector disciplinario para estudiar si hay evidencias suficientes para abrir un expediente tras la...