ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • SIRIA CONFLICTO

    Turquía y EEUU acuerdan intensificar su cooperación en Siria

    07 de diciembre de 2018

    Estambul, 7 dic (EFE).- El alto representante de EEUU para Siria, James Jeffrey, ha encabezado hoy una reunión de funcionarios turcos y estadounidenses en Ankara en que se acordó intensificar la cooperación en el conflicto de Siria, especialmente en el ámbito de la atención humanitaria.

    En este tercer encuentro del llamado Grupo de trabajo de alto nivel EEUU-Turquía han participado funcionarios de Exteriores y Defensa de ambos países, según un comunicado del Ministerio de Exteriores turco, que no cita nombres.

    Jeffrey se embarcó el martes pasado en una gira por Oriente Medio que incluye Turquía y Jordania, según informó su departamento.

    Durante la reunión en Ankara, delegados turcos y estadounidenses "confirmaron su compromiso respecto a la soberanía, independencia, unidad e integridad territorial de Siria" y su promesa de hacer llegar ayuda humanitaria a los sirios necesitados de ella, señala el comunicado turco.

    También coincidieron en la decisión de "luchar contra el terrorismo en todas sus formas" y de alcanzar hasta finales del año un "progreso acelerado y concreto en la hoja de ruta de Manbech", una localidad en el norte de Siria que constituye un punto de conflicto entre ambos países.

    Desde verano de 2016, Manbech, situado al oeste del río Éufrates, está bajo control de milicias dominadas por las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), la principal fuerza kurda de Siria, que Ankara considera terrorista por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda que opera en Turquía.

    Pero Washington cuenta con el YPG como aliado en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico y sigue respaldando su presencia en Manbech, si bien los blindados estadounidenses realizan patrullas conjuntas con los turcos en la periferia de la ciudad.

    El comunicado turco subraya que ambos países han acordado "incrementar la frecuencia de los encuentros del Grupo de trabajo" y que la próxima cita será en Washington, "no más tarde que febrero de 2019".EFE

    iut/ll

    El enviado de EEUU para Siria respalda el proceso de Astaná

    Estambul, 7 dic (EFE).- Estados Unidos no tiene dudas de que el proceso de Astaná, una iniciativa de Rusia, Irán y Turquía para apaciguar el conflicto en Siria, "está funcionando", ha dicho hoy en Ankara el alto representante de EEUU para Siria, James Jeffrey.

    Jeffrey encabezó hoy una reunión de funcionarios turcos y estadounidenses en Ankara, el llamado Grupo de trabajo de alto nivel EEUU-Turquía, y posteriormente evaluó la reunión ante la prensa.

    "El proceso de Astaná está funcionando, no tenemos ningún problema con eso", dijo Jeffrey a la agencia turca Anadolu.

    Modificó así su postura expresada el martes pasado en Washington, en la que propuso "desenchufar" el proceso de Astaná si no daba resultados hasta el próximo viernes, fecha prevista para que el mediador de Naciones Unidas, Staffan de Mistura, presente su informe.

    "Creemos firmemente que el responsable de que el proceso no avanza es el régimen" sirio, agregó.

    Jeffrey prometió también "completar hasta finales de diciembre" ciertos pasos en Manbech, municipio en el norte de Siria, donde Estados Unidos apoya fuerzas locales dominadas por las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), la milicia kurdosiria.

    Ankara considera al YPG un grupo terrorista por sus vínculos con la guerrilla kurda de Turquía, el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), y exige a Washington romper con este grupo.

    "Estamos haciendo una criba para apartar a los miembros del YPG de los consejos locales y el personal militar local de Manbech", indicó Jeffrey al describir el proceso.

    Subrayó que la alianza estadounidense con el YPG es "temporal y táctica" para combatir al grupo yihadista Estado Islámico (EI), cuyo posible resurgimiento en el este de Siria calificó de muy preocupante.

    Respecto a la presencia de tropas estadounidenses al este del río Éufrates, el diplomático aseguró que se trata de "puestos de observación y no de un despliegue para el combate".

    "El objetivo es disuadir de que haya fuego de acoso. Si podemos observar una zona, es muy probable que en esa zona haya menos tiroteos", dijo el enviado estadounidense.

    Jeffrey se reunió también con el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, y el portavoz de Presidencia, Ibrahim Kalin, antes de partir de Ankara a Gaziantep, en el sureste de Turquía.

    La ONU asiste a 31.500 nuevos desplazados en el conflicto sirio

    Ginebra, 7 dic (EFE).- El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PMA) informó hoy de que ha comenzado a ofrecer asistencia alimentaria a 31.500 nuevos desplazados por el conflicto sirio, aunque denunció crecientes dificultades para acceder a éstas y otras comunidades afectadas.

    Más de la mitad de estos desplazados, 16.500, dejaron sus hogares en la localidad de Hajin (noreste del país), afectada por ataques aéreos y combates terrestres, para trasladarse a unos 100 kilómetros al noroeste, siguiendo la orilla septentrional del río Éufrates, destacó en un comunicado el portavoz del PMA, Herve Verhoosel.

    El programa de la ONU ha brindado ayuda a estos desplazados así como a otras 33.500 personas de las comunidades que les han acogido en la zona, teóricamente controlada por la autoproclamada administración interina kurdosiria de Rojava.

    El comunicado del PMA denunció que la semana pasada una misión en la que participaba fue atacada por grupos armados en esa zona, por lo que pidió a las partes en conflicto que respeten los principios humanitarios y permitan un acceso seguro de sus activistas a poblaciones necesitadas.

    Otros 15.000 desplazados han abandonado sus casas en la zona de Idlib (noroeste de Siria, a 500 kilómetros de Alepo) y están siendo asistidas por el PMA en un área designada para refugiados que huyen desde esas zonas controladas por la oposición a las más interiores, dominadas por el régimen de Bachar al Asad.

    Ataques con artillería y enfrentamientos entre diversos grupos armados al sur y al este de Idlib han aumentado el número de desplazados en la región, en la que el acceso del PMA y sus socios "se ve dificultado debido a lo volátil de la situación", destacó Verhoosel.

    El organismo subrayó que su oficina en Turquía, ubicada cerca de la frontera con Siria, está preparada para ayudar a 158.000 personas en zonas alrededor de las ciudades de Idlib y Alepo, y podría en caso de empeoramiento de la situación reforzarse para asistir con raciones alimentarias a un millón de personas.