ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • COREA DEL SUR JAPÓN

    Seúl cierra una fundación de apoyo a esclavas sexuales financiada por Tokio

    21 de noviembre de 2018

    Seúl, 21 nov (EFE).- Corea del Sur cerró hoy una fundación financiada por el Gobierno nipón para apoyar a mujeres surcoreanas que el ejército imperial japonés empleó como esclavas sexuales en torno a la Segunda Guerra Mundial, ensanchando la brecha diplomática entre Tokio y Seúl.

    El Ministerio surcoreano de Género e Igualdad anunció en un comunicado que iniciará los procedimientos legales para desmantelar la llamada Fundación para la Reconciliación y la Reparación.

    El cierre del organismo, que en realidad ya llevaba tiempo inoperante ante el desencuentro diplomático entre ambos países, no incluye por el momento una propuesta sobre qué hacer con los 1.000 millones de yenes (7,78 millones de euros/8,9 millones de dólares) que Tokio donó a la institución en 2015.

    De hecho, se calcula que casi la mitad del monto, unos 440 millones de yenes (3,4 millones de euros/3,9 millones de dólares), fue entregado a 34 de estas esclavas sexuales que aún viven y a familiares de otras 58 que ya fallecieron.

    En este sentido, el Gobierno surcoreano aún no ha indicado si reembolsará a Tokio la totalidad o parte del dinero.

    La clausura de la institución implementa de este modo lo anunciado por Seúl el año pasado, cuando el actual Gobierno del liberal Moon Jae-in dijo que rechazaba el acuerdo firmado precisamente en 2015 por la anterior administración conservadora y el Gobierno japonés.

    En ese acuerdo ambos países pactaron zanjar de forma "final e irreversible" el tema de las esclavas sexuales con la condición de que Tokio pidiera disculpas por los abusos cometidos sobre la población durante su colonización de Corea y abonara los 1.000 millones de yenes a la fundación.

    Sin embargo, Moon echó marcha atrás amparándose en el enfado de las asociaciones de esclavas sexuales -llamadas eufemísticamente "mujeres de confort"- y de parte de la opinión pública surcoreana, que consideraron las disculpas insuficientes y denunciaron que Seúl y Tokio no tuvieron en cuenta a las víctimas de los abusos a la hora de negociar el pacto.

    Se calcula que unas 200.000 niñas y adolescentes, la mayoría coreanas, fueron víctimas de abusos sexuales por las tropas imperiales japonesas, principalmente en China y la península coreana, desde los años 30 del siglo pasado hasta el final de la II Guerra Mundial, en 1945.

    Japón instá a Corea del Sur a respetar acuerdo sobre esclavas sexuales

    Tokio, 21 nov (EFE).- Japón instó hoy a Corea del Sur a respetar un pacto bilateral sobre las denominadas esclavas sexuales tras el cierre por parte de Seúl de una fundación destinada al apoyo de las surcoreanas afectadas y financiada por Tokio como parte del pacto.

    "Las relaciones entre un país y otro no pueden existir a menos que cada uno cumpla sus promesas", dijo el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en declaraciones a los medios recogidas por la agencia local de noticias Kyodo tras conocer la decisión.

    El Ministerio surcoreano de Género e Igualdad anunció hoy que iniciará los procedimientos legales para desmantelar la Fundación para la Reconciliación y la Reparación, establecida en el marco del acuerdo que Tokio y la anterior Administración conservadora de Seúl firmaron en 2015 para cerrar al asunto, fuente frecuente de roces diplomáticos.

    Abe subrayó que Japón ha cumplido con su parte del acuerdo (que incluyó la donación de 1.000 millones de yenes ó 7,78 millones de euros a la institución) e instó a Corea del Sur a comportarse "de forma responsable como miembro de la comunidad internacional".

    El cierre del organismo, que llevaba tiempo inoperante ante el desencuentro diplomático entre ambos países, no incluye por el momento una propuesta sobre qué hacer con la donación, de la que casi la mitad del monto fue entregado a 34 de estas esclavas sexuales que aún viven y a familiares de otras 58 ya fallecidas.

    El Ministerio de Asuntos Exteriores en Tokio convocó al embajador surcoreano en Japón, Lee Su-hoon, para elevar una protesta.

    El acuerdo de 2015 estipulaba zanjar de forma "final e irreversible" el tema de las esclavas sexuales (a las que Japón se refiere con el eufemismo de "mujeres de confort") con la condición de que Tokio se disculpara por los abusos cometidos sobre la población durante su colonización de Corea y abonara la donación.

    El presidente surcoreano, el liberal Moon Jae-in, decidió echar marcha atrás amparándose en el enfado de parte de la opinión pública y las asociaciones de víctimas, que vieron las disculpas insuficientes y denunciaron que no se las tuvo en cuenta a la hora de negociar.

    Unas 200.000 niñas y adolescentes, la mayoría coreanas, fueron obligadas a prostituirse para las tropas imperiales japonesas principalmente en China y la península coreana, desde los años 30 del siglo XX hasta el final de la II Guerra Mundial en 1945.