ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • BOLSA TOKIO

    La Bolsa de Tokio cae resentida por la detención del presidente de Nissan

    20 de noviembre de 2018

    Tokio, 20 nov (EFE).- La Bolsa de Tokio bajó hoy resentida por la caída del fabricante de vehículos Nissan Motor tras la detención de su presidente y máximo directivo de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, Carlos Ghosn, por supuestas irregularidades fiscales.

    El índice de referencia Nikkei cayó 238,04 puntos, un 1,09 %, hasta situarse en 21.583,12 enteros, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, retrocedió 11,94 puntos, un 0,73 %, hasta 1.625,67 unidades.

    El parqué tokiota abrió la sesión con pérdidas, contagiada por la caída de las tecnológicas en Wall Street este lunes, que llevó a gigantes nipones del sector como el grupo de telecomunicaciones Softbank y el de servicios tecnológicos NTT Data a dejarse un 4,83 % y 2,77 %, respectivamente.

    La caída de la plaza nipona estuvo en gran aprte motivada por el duro golpe que ha supuesto para el sector privado nipón la detención de Ghosn por supuestamente haber ocultado parte de sus ganancias durante años ante el regulador bursátil de Tokio.

    Las acciones de Nissan, que ha anunciado su intención cesar este jueves al ejecutivo, cerraron hoy un 5,45 % a la baja tras caer hasta un 6,5 % en los primeros minutos de negociación, que tardó en arrancar ante el volumen de ofertas de venta.

    El también fabricante japonés Mitsubishi Motors, donde Ghosn es presidente del consejo de Administración (cargo del que también prevén despojarle), bajó un 6,85 %, tras depreciarse hasta un 7,8 %.

    Las caídas fueron generalizadas en el sector del automotor, donde Honda Motor se dejó un 0,41 %, Mazda Motor perdió un 0,08 % y Suzuki Motor bajó un 0,13 %.

    Por el contrario, Toyota Motor y Subaru Motor subieron un 1,59 % y 0,97 %, respectivamente.

    Entre las firmas de la primera sección, que engloba a las de mayor capitalización, hubo 1.289 títulos que avanzaron, 756 que retrocedieron y 67 que acabaron sin cambios.

    El volumen de operaciones ascendió a 2,33 billones de yenes (18.132 millones de euros), por encima de los 2,14 billones de yenes (16.604 millones de euros) de la víspera.