ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • PERÚ CORRUPCIÓN

    Fujimorismo y Apra impiden incluir a Keiko y Alan García en el informe de Lava Jato

    09 de noviembre de 2018

    Lima, 9 nov (EFE).- El fujimorismo y el Partido Aprista impidieron hoy en el pleno del Congreso que se incluya a sus líderes, Keiko Fujimori y el expresidente Alan García, respectivamente, en el informe final de la comisión parlamentaria que investigó el capítulo peruano del caso Lava Jato.

    Con 59 votos en contra, 34 a favor y 5 abstenciones, el pleno, de mayoría fujimorista, descartó la propuesta para inculpar a Fujimori y García en el documento por los presuntos sobornos de empresas brasileñas en Perú donde sí figuran los expresidentes Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski.

    También votó en contra la vicepresidenta de Perú, Mercedes Aráoz, la única congresista que lo hizo entre los congresistas del resto de partidos.

    El documento de la comisión Lava Jato contiene más de mil páginas y aborda once proyectos de infraestructura pública donde presuntamente constructoras brasileñas, entre ellas Odebrecht, pagaron sobornos a cambio de que les adjudicaran millonarios contratos en obras públicas.

    El pleno rechazó también otra cuestión previa para incluir en el informe las recomendaciones planteadas por el dictamen en minoría del caso Lava Jato, desarrollado por el congresista del Frente Amplio de izquierdas Humberto Morales.

    El documento de Morales proponía tomar acciones contra el expresidente García y la excandidata presidencial Fujimori por sus presuntos vínculos con Odebrecht.

    Como parte del debate, la presidenta de la comisión investigadora, la fujimorista Rosa Bartra, señaló que no se encontraron indicios de la participación de Fujimori en los delitos investigados y que el alcance de su grupo de trabajo estaba dirigido exclusivamente a funcionarios públicos.

    Sin embargo, sí está inculpada en el documento la esposa de Humala, Nadine Heredia, por presuntamente haber recibido sobornos, a pesar de que no ocupó ningún cargo público.

    En el caso de García, la comisión Lava Jato decidió exonerarlo de las acusaciones de colusión, cohecho y negociación incompatible por las irregularidades en la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima, donde supuestamente Odebrecht pagó sobornos por valor de 24 millones de dólares.

    Por ese mismo caso el expresidente está citado el próximo jueves 15 de noviembre para ser interrogado por el fiscal contra el lavado de activos José Domingo Pérez, a cargo de las investigaciones de la irregularidades cometidas por Odebrecht en el país.

    En ese marco, el mismo fiscal logró que Fujimori fuese recluida en prisión preventiva desde el 31 de octubre por presuntamente haber lavado grandes cantidades de dinero para financiar su campaña para las elecciones de 2011, entre ellas un millón de dólares que Odebrecht afirmó haber entregado para su campaña.

    El conjunto de proyectos, obras y concesiones que investigó la comisión Lava Jato suma alrededor de 52.300 millones de soles (unos 16.000 millones de dólares).

    La mayoría de estas obras fueron adjudicadas a la constructora brasileña Odebrecht, que reconoció haber pagado sobornos entre 2005 y 2014, un período que contempla los mandatos presidenciales de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).

    Exmagistrado peruano declara que sí se reunió con una congresista fujimorista

    Lima, 9 nov (EFE).- El expresidente del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) Guido Aguila declaró ante la fiscalía peruana que se reunió, hasta en tres oportunidades, con el congresista del partido fujimorista Fuerza Popular Héctor Becerril, quien hasta el momento había negado esos encuentros.

    Medios locales revelaron hoy parte de la declaración que dio Aguila el pasado 17 de septiembre al despacho del fiscal de lavado de activos José Domingo Pérez, como parte de la investigación a la líder opositora Keiko Fujimori, quien cumple una orden de 36 meses de prisión preventiva.

    Según su declaración, citada hoy por el diario El Comercio, El expresidente del CNM declaró ante la fiscal adjunta Elvia Caro Izquierdo, adscrita al despacho de Pérez, que conoce a Becerril desde finales de 2015.

    "Sí, me reuní con el congresista Héctor Becerril hasta en tres ocasiones", indicó antes de asegurar, sin embargo, que "jamás" alguna persona vinculada al partido Fuerza Popular le pidió favorecer a algún postulante a la presidencia del CNM en 2017.

    El magistrado detalló que la primera reunión se produjo a finales de 2017, y que las otras dos fueron a inicios de este año, y dijo que fueron para coordinar la reforma constitucional del CNM, ya que Becerril había presentado un proyecto de ley en ese sentido.

    "Las tres reuniones fueron en mi domicilio. Cuando le planteaba al congresista dónde podíamos reunirnos, el congresista siempre tenía la deferencia de decirme: 'Donde usted quiera', y para mí lo más cómodo era mi domicilio", sostuvo.

    Aguila, quien fue destituido del cargo y actualmente es investigado por su presunta vinculación con una trama de corrupción en la Judicatura conocida como "Los cuellos blancos del puerto", también declaró que conoce a los congresistas fujimoristas Luz Salgado, Luis Galarreta y Glider Ushñahua.

    Hasta el momento, tanto Aguila como Becerril habían negado haberse encontrado en la casa del magistrado, a pesar de que en diciembre de 2017 el portal de investigación IDL Reporteros publicó un informe sobre una reunión a la que también acudió el exconsejero Baltazar Morales.

    Tras esa publicación, Morales declaró que la reunión sí se había realizado y que Becerril le había pedido, a nombre de su partido, votar por Julio Gutiérrez para presidente del CNM.

    En octubre pasado la Comisión Permanente del Congreso archivó una denuncia presentada contra Becerril por su presunta injerencia en la elección del presidente del CNM, luego de que la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, que controla el fujimorismo, también rechazara esa denuncia.

    Tras descubrirse a mediados de este año, gracias a escuchas telefónicas, la trama de corrupción en la Judicatura, el CNM fue intervenido y el Congreso destituyó e inhabilitó a sus miembros, quienes también afrontan investigaciones penales.

    En septiembre pasado, el Congreso aprobó disolver el CNM y reemplazarlo por una Junta Nacional de Justicia, una decisión que será sometida a referéndum el próximo 9 de diciembre como parte de una reforma política y de la Judicatura planteada por el Ejecutivo.

    Congreso de Perú aprueba informe Lava Jato sin incluir a Keiko ni Alan García

    Lima, 9 nov (EFE).- El Congreso de Perú aprobó hoy el informe que recomienda denunciar a 132 personas por el capítulo peruano del caso Lava Jato, entre ellos los expresidentes Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski, pero no al expresidente Alan García ni a la líder opositora Keiko Fujimori, investigados en la Fiscalía.

    El informe de la comisión parlamentaria que investigó el caso Lava Jato fue aprobado por el pleno del parlamento, donde el fujimorismo tiene mayoría, y será remitido a la Fiscalía y a la subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso.

    El documento inculpa a las personas que intervinieron en los presuntos sobornos e irregularidades de empresas brasileñas en once proyectos de infraestructura ejecutados en Perú, que supuestamente generaron al Estado peruano un perjuicio de 15.000 millones de soles (4.450 millones de dólares).

    A Toledo (2001-2006), cuyo caso lo lleva la Fiscalía desde hace casi dos años, se le atribuye haber recibido presuntamente 20 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de la adjudicación de varios tramos de la carretera interoceánica del norte.

    Toledo está a la espera de que Estados Unidos resuelva una solicitud de extradición cursada por la Justicia peruana para que sea internado en prisión preventiva por 18 meses mientras se le continúa investigando por los presuntos delitos de lavado de activos, cohecho pasivo propio y tráfico de influencias.

    El informe imputa a Humala (2011-2016) infracciones constitucionales e imparcialidad de funcionarios en las licitaciones adjudicadas a OAS y Odebrecht para el Centro de Convenciones de Lima, el Gasoducto Sur Peruano y el proyecto de regadío de Olmos.

    Por su parte, Kuczynski (2016-2018) está imputado por presunto lavado de activos en el proyecto Olmos, el mismo donde su consultora Westfield Capital facturó 782.000 dólares a una filial de Odebrecht por asesorías entre 2004 y 2007, cuando él era ministro del Gobierno de Toledo.

    Antes de la votación, el fujimorismo y el Partido Aprista Peruano (PAP) rechazaron una iniciativa para incluir en el informe a sus respectivos líderes Keiko Fujimori y el expresidente Alan García (2006-2011) por sus nexos con empresas brasileñas inmersas en el informe.

    La congresista fujimorista Rosa Bartra, presidenta de la comisión investigadora, argumentó que Keiko Fujimori no figura en su informe porque no fue funcionaria pública en los casos indagados.

    Sin embargo, sí está inculpada la ex primera dama Nadine Heredia, esposa del expresidente Humala, por presuntamente haber recibido un soborno de 4,75 millones de soles (1,4 millones de dólares) de OAS por la construcción de un hospital en la sureña ciudad de Cusco, a pesar de que ella no era funcionaria pública.

    En el caso de García, la comisión Lava Jato decidió exonerarlo de las acusaciones de colusión, cohecho y negociación incompatible por las irregularidades en la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima, donde supuestamente Odebrecht pagó sobornos por valor de 24 millones de dólares.

    Por ese mismo caso el expresidente está citado el próximo jueves 15 de noviembre para ser interrogado por el fiscal contra el lavado de activos José Domingo Pérez, a cargo de las investigaciones de la irregularidades cometidas por Odebrecht en el país.

    En ese marco, el mismo fiscal logró que Fujimori fuese recluida en prisión preventiva desde el 31 de octubre por presuntamente haber lavado grandes cantidades de dinero para financiar su campaña para las elecciones de 2011, entre ellas un millón de dólares que Odebrecht afirmó haber entregado para su campaña.

    El conjunto de proyectos, obras y concesiones que investigó la comisión Lava Jato suma alrededor de 52.300 millones de soles (unos 16.000 millones de dólares) en inversión.

    La mayoría de estas obras fueron adjudicadas a la constructora brasileña Odebrecht, que reconoció haber pagado sobornos entre 2005 y 2014, un período que contempla los mandatos presidenciales de Toledo, García y Humala.