ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • BRASIL BOLSONARO

    Bolsonaro destaca inversiones tras una cita con los embajadores de Argentina y Alemania

    09 de noviembre de 2018

    Río de Janeiro, 9 nov (EFE).- El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, destacó hoy los anuncios de inversión en el país hechos en los últimos días por algunas empresas, que no especificó, tras recibir este viernes en su residencia particular en Río de Janeiro a los embajadores de Argentina y Alemania.

    El político ultraderechista, pese a que no citó a ninguno de los dos países ni mencionó las empresas, publicó en su página en Twitter un mensaje manifestando su entusiasmo con las inversiones y con el posible aumento del comercio internacional de Brasil.

    "Después de las elecciones, grandes empresas ya anunciaron millones de inversiones en Brasil en los próximos años. Es sólo el comienzo", afirmó Bolsonaro en su mensaje.

    En presidente electo agregó en el mismo texto que Brasil aumentará el comercio con todos los países del mundo sin distinción ideológica, en una nueva referencia a la supuesta preferencia de los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT) por comerciar con gobiernos de izquierda e ignorar potencias como Estados Unidos o los miembros de la Unión Europea.

    "Comercio con el mundo sin distinción ideológica + reducción de impuestos + desburocratización = más confianza, más inversiones y más empleos", completó Bolsonaro.

    El mensaje fue el único publicado por el presidente electo en las redes sociales tras sus reuniones de este viernes con diplomáticos de Alemania y Argentina, ninguno de los cuales dio declaraciones a la prensa tras los encuentros.

    Bolsonaro ya se había reunido la semana pasada, igualmente en su residencia en Río de Janeiro, con los embajadores de España, Estados Unidos y China.

    En el encuentro con los diplomáticos argentinos participaron el embajador de Argentina en Brasil, Carlos Magariños, y el cónsul general en Río de Janeiro, Claudio Gutiérrez.

    El encuentro se produjo luego del malestar generado por unas declaraciones en las que el economista Paulo Guedes, principal asesor económico de Bolsonaro y ya anunciado como su ministro de Economía, afirmó que el Mercosur no será prioritario para Brasil.

    Argentina es el principal socio económico de Brasil en el Mercosur y siempre fue el primer país visitado por los presidentes brasileños, pero Bolsonaro cambió esa tradición al afirmar que pretende visitar primero Chile.

    Guedes ya se disculpó por sus declaraciones y aclaró que cuando se refería a sus prioridades estaba pensando en el déficit público y la reforma de las jubilaciones en Brasil.

    Pero el ultraderechista también ha dado a entender que no está muy satisfecho con el bloque que completan Paraguay y Uruguay.

    "Mercosur tiene su importancia sí pero, en mi opinión, está sobrevalorado. Fue bien gestado en su inicio pero en el Gobierno del Partido de los Trabajadores el asunto ideológico pasó a hablar más alto. Nadie quiere detonar el Mercosur pero queremos darle su debida estatura", afirmó el diputado la semana pasada.

    "Lo que queremos es librarnos de algunas amarras del Mercosur. Venezuela nunca podía haber sido aceptada como miembro del Mercosur debido a la cláusula democrática", agregó entonces.

    En la otra reunión con Bolsonaro participaron la jefa de la División para los Países del Cono Sur del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, Lea Plum; el cónsul general adjunto de la Embajada de Alemania en Brasilia, Christoph Bundscherer; y el cónsul general de Alemania en Río de Janeiro, Klaus Zillikens.

    El Gobierno alemán ya había expresado su voluntad de mantener la "buena cooperación" con Brasil tras la victoria electoral del ultraderechista.

    "Brasil es el país más grande de América Latina y un socio de gran relevancia para Alemania", destacó el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, tras la victoria electoral de Bolsonaro.

    Alemania confirió a Brasil el estatus de "socio privilegiado" desde el gobierno de Dilma Rousseff (2010-2016), lo que implica mantener regularmente consultas intergubernamentales.

    Bolsonaro defiende flexibilizar derechos laborales para destrabar la economía

    Sao Paulo, 9 nov (EFE).- El presidente electo, Jair Bolsonaro, consideró hoy que Brasil es el "país de los derechos", aunque "sin empleo", y abogó por una mayor flexibilización de la legislación laboral como "el camino" para "destrabar la economía", durante una transmisión en vivo desde su residencia en Río de Janeiro.

    Un día después de que concluyera su visita a Brasilia, donde encaminó la transición del Gobierno y se reunió con el actual mandatario, Michel Temer, Bolsonaro expresó que "la Constitución está llena de derechos (laborales)" y que en el país hay "derecho para todo, solo no hay empleo".

    "Los empresarios me vienen diciendo que nosotros tendremos que decidir: todos los derechos y desempleo o menos derechos y empleo", declaró Bolsonaro durante una transmisión en directo en su cuenta de Facebook.

    La declaración del presidente electo vino dos días después de que anunciara su intención de extinguir el Ministerio del Trabajo, creado en 1930, la que fue inmediatamente criticada por sindicatos, por la justicia laboral y hasta por algunos empresarios.

    Asimismo, a lo largo de la campaña electoral, Bolsonaro, líder de la emergente ultraderecha brasileña, capitán de la reserva del Ejército y elegido presidente en octubre pasado, ya había defendido una mayor flexibilización de las leyes laborales para estimular la economía del país, donde 13 millones de personas están paradas.

    Respecto a la polémica reforma del sistema de pensiones, Bolsonaro dijo que "todos deben entender que la situación de las jubilaciones está complicada" y que los gastos del Gobierno con esa materia "están subiendo de manera asombrosa".

    "No queremos transformarnos en lo que fue Grecia hace poco", aseguró.

    Bolsonaro también anunció que deberá indicar en la próxima semana algunos de los nuevos nombres que compondrán su Gobierno y destacó que tiene especial preocupación por el Ministerio de la Educación, el que calificó de "complicado".

    Según explicó el presidente electo, su administración acabará con "todas las cuestiones menores" en la enseñanza, como la "ideología de género", ya que, a su juicio, no es papel de la escuela enseñar "sobre sexo".

    "Quien enseña sobre sexo es papá y mamá y acabó. No hay que seguir discutiendo ese tema", pues "los brasileños no quieren más eso y yo tampoco quiero", puntuó Bolsonaro.

    El futuro jefe de Estado igualmente criticó las cuestiones abordadas en el multitudinario examen para la universidad que tuvo lugar el pasado fin de semana en Brasil, que trajo preguntas sobre movimientos sociales, feminismo, desigualdad y vocabularios específicos de minorías, como el colectivo LGBTI.

    Bolsonaro garantizó que, en su gestión, "intentará cambiar eso", y que el llamado Examen Nacional de Enseñanza Media (ENEM) pasará a tener "cuestiones que interesan el futuro de nuestra generación" y "no esas cuestiones menores".

    "Ideología de género, ¿qué importancia tiene eso? Si uno quiere ser feliz al lado de otro hombre que vaya a ser feliz", pero "que no quede molestando en las escuelas", expresó.

    Finalmente, Bolsonaro caracterizó como "quejidos" las críticas recibidas por la supuesta cancelación de una misión comercial de funcionarios egipcios por su intención de mudar la embajada de Brasil en Israel de Tel Aviv a Jerusalén.

    "Estoy manteniendo conversaciones maravillosas con todos los países, fortaleciendo lazos de amistades y comerciales", declaró el presidente electo, quien además reiteró que "algunos países" están muy "contentos" con su elección, luego de que recibiera en su residencia particular a los embajadores de Argentina y Alemania.