ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU HONDURAS CARAVANA

    La caravana de inmigrantes hondureños le dice adiós a la ciudad y sigue su caminata

    18 de octubre de 2018

    Guatemala, 18 oct (EFE).- Al grito de "viva Honduras" y agitando pequeñas banderas de su país, con hijos en brazos y en carruajes, cientos de inmigrantes hondureños le dijeron adiós a la capital guatemalteca y siguen su caminata hacia la frontera con México con la finalidad de llegar hasta Estados Unidos.

    Bajo una pertinaz llovizna, la caravana que salió el pasado fin de semana de San Pedro Sula, enfiló por el Anillo Periférico de la ciudad, luego de ingerir algunos alimentos y bebidas calientes que les dieron guatemaltecos y hondureños radicados en este país.

    Con mochilas al hombro cargadas de ilusiones, hombres, mujeres y niños, no piensan desistir pese a las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de no dejarlos ingresar a su territorio.

    Con sus pies llenos de ampollas debido a la caminata, según comprobó Efe en el Parque Central del centro histórico de la capital, una adolescente de 15 años acompaña a su padre en este largo trayecto en busca de mejores condiciones de vida.

    "Allá en Honduras está fregado, no hay trabajo, el país está inseguro, el dinero no alcanza ni para comer", explicó a Efe Wilson Suazo, el padre de esta menor.

    Pese a las inclemencias del tiempo, la caravana va optimista, con la fe puesta en Dios que cruzarán todas las puertas que estén en su camino.

    "Le pedimos a México que también nos apoye como lo hicieron en Guatemala", dijo Suazo, a quien le acompaña otro hijo y un hermano con otros dos niños.

    Una pareja de esposos guatemaltecos, en una motocicleta, llevó café y pan momentos después de que la caravana había partido hacia el Periférico y fueron en su búsqueda.

    Los hondureños siguen firmes en su deseo de alcanzar el "sueño americano" pese a que Trump amenazó hoy con cerrar la frontera sur del país con México si la caravana continúa con su trayecto.

    "Además de detener todos los pagos a estos países, que parecen no tener casi control sobre su población, debo, en los términos más enérgicos, pedir a México que detenga este ataque, y si no puedo hacerlo, llamaré al Ejército de EE.UU. y (para que) CIERRE NUESTRA FRONTERA SUR!", sentenció Trump en su cuenta de Twitter.

    El Ejército no tiene competencia en la frontera para frenarla caravana, según un jurista

    Tucson (EE.UU.), 18 oct (EFE).- El ejército estadounidense no tiene el poder de aplicar la ley civil para frenar físicamente el cruce de los inmigrantes hondureños que viajan en caravana hacia EE.UU., dijeron hoy expertos.

    "Este país tiene leyes que prohíben utilizar las fuerzas armadas para ejercer la ley civil dentro del territorio de los Estados Unidos," dijo a Efe Isabel García, abogada y directora de la Coalición de los Derechos Humanos de Arizona.

    La jurista indicó que, desde hace mucho tiempo, grupos extremistas xenófobos han tratado de cambiar una ley del siglo XIX que prohíbe el despliegue de soldados dentro del territorio estadounidense para la aplicación de la ley civil.

    "Con la idea de movilizar el Ejército, el presidente (Donald) Trump solo quiere crear miedo entre el pueblo norteamericano, justo en el momento de las elecciones de término medio", enfatizó García.

    Sin embargo, el despliegue de la Guardia Nacional solo requiere del consentimiento de los estados donde será desplegada la asistencia y apoyo, tal y como ya ha ocurrido en varias ocasiones bajo diferentes Administraciones.

    El pasado mes de abril respondiendo al llamado hecho por el presidente, Donald Trump, los gobernadores de Arizona, California, Nuevo México y Texas aprobaron el envió de más de 2.000 soldados de la Guardia Nacional a la frontera con México.

    Pero estos efectivos no tienen contacto directo con los inmigrantes; solo apoyan a la Patrulla Fronteriza en operaciones de vigilancia y en reparaciones de caminos y del muro fronterizo.

    Trump dijo hoy en su cuenta de Twitter que está considerando el uso del Ejército para proteger la frontera, como respuesta a la caravana de "3.000 migrantes", según cifras de la ONU, que salió el sábado pasado de la ciudad hondureña de San Pedro Sula con rumbo a Estados Unidos.

    El congresista por Arizona Raúl Grijalva aseguró que el envío del Ejército a la frontera sería "costoso, inefectivo y no mejoraría la seguridad en la frontera".

    "Solo militarizaría aun más la zona y refuerza la percepción falsa de que esta es una región insegura y sin ley", dijo Grijalva en declaraciones enviadas a Efe.

    Por su parte, Melissa Crow, representante del Centro de Leyes de Pobreza del Sur (SPLC, por sus siglas en inglés), calificó el anuncio de Trump como "racista e ilegal".

    Más de 200 hondureños regresan al país tras desistir de seguir su viaje a EE.UU.

    Tegucigalpa, 18 oct (EFE).- Más 200 hondureños que integraban la caravana de inmigrantes que salieron el sábado de Honduras con la intención de llegar a Estados Unidos han decidido retornar al país de manera voluntaria, informó hoy una fuente oficial en Tegucigalpa.

    "Tenemos información de que hay más de 200 personas que voluntariamente han decidido retornar al país", afirmó a periodistas la ministra hondureña de Derechos Humanos, Karla Cuevas.

    Aseguró que a esas personas se les "está garantizando un retorno asistido y que la institucionalidad pueda recibirlos y contribuir para que puedan ser trasladados a sus lugares de origen en condiciones dignas".

    Destacó que más de 200 personas han decidido "no continuar ese camino y ya los estamos recibiendo" en Agua Caliente, frontera entre Honduras y Guatemala.

    Cuevas resaltó la importancia de "velar por la garantía de los derechos de esas personas que han decidido enfrentar esa ruta", y anunció que un equipo de la Secretaría de Derechos Humanos se encuentra en Guatemala y otro en punto aduanero entre los dos países para que los inmigrantes "tengan garantizados sus derechos".

    Más de 400 hondureños que forman parte de una segunda caravana de inmigrantes que pretende llegar a Estados Unidos ingresaron este miércoles a El Salvador.

    Los inmigrantes decidieron comenzar el viaje hacia Estados Unidos un día después de que el presidente de ese país Donald Trump, amenazó con retirar "de inmediato" la ayuda que concede a Honduras si otra caravana de hondureños, unos 3.000 según la ONU y que cruza Guatemala, no se detiene antes de llegar a ese país.

    Trump también ha amenazado que no dejará ingresar a su territorio a los inmigrantes hondureños y los meterá presos antes de deportarlos al país centroamericano.