ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • BRASIL ELECCIONES

    Bolsonaro y Haddad asumen compromisos religiosos buscando el voto de los fieles

    17 de octubre de 2018

    Río de Janeiro, 17 oct (EFE).- El ultraderechista Jair Bolsonaro y el socialista Fernando Haddad, que disputarán el 28 de octubre la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil, asumieron hoy compromisos con principios religiosos en su disputa por el voto tanto de católicos como de evangélicos.

    El ultraderechista, favorito para vencer las elecciones, se comprometió con la defensa de los valores de la familia en un encuentro con el arzobispo de Río de Janeiro, Joao Orani Tempesta, mientras que el socialista se comprometió a no presentar un proyecto de ley para legalizar el aborto en una reunión con líderes evangélicos en Sao Paulo.

    Ambos centraron sus campañas este miércoles en busca del voto de los fieles en el país con el mayor número de católicos en el mundo pero también en el que más crecen los evangélicos.

    Según los datos del último censo, el porcentaje de brasileños que se declara católico cayó desde el 91,8 % en 1970 hasta el 64,6 % en 2010, mientras que el de evangélicos saltó desde el 5,2 % hasta el 22,2 % en el mismo período.

    Bolsonaro, el más votado en la primera vuelta con el 46 %, y favorito para el balotaje con el 59 % de la intención de votos, es el preferido entre los evangélicos pero quiere evitar una fuga de los católicos.

    Haddad, quien sustituyó al encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato del Partido de los Trabajadores (PT) y que logró el 29 % de los votos en la primera vuelta y tiene el 41 % del favoritismo para la segunda, está más fuerte entre los católicos y en los últimos días ha intentado acercarse a los evangélicos.

    Según un sondeo divulgado esta semana, el favoritismo de Bolsonaro entre los evangélicos llega al 66 %, frente al 24 % de Haddad, mientras que entre los católicos el ultraderechista tiene un 48 % y su rival un 42 %.

    Tras su encuentro con el arzobispo de Río de Janeiro, Bolsonaro dijo que le había pedido una cita para "escucharlo con el corazón abierto" y manifestar su compromiso con valores éticos, morales y de la familia.

    "Asumimos un compromiso en defensa de la familia, en defensa de la inocencia de los niños en las escuelas, en defensa de la libertad de las religiones y contra el aborto y la legalización de las drogas. Son compromisos que están en el corazón de todos los brasileños de bien, independiente de religiones", afirmó.

    El ultraderechista, que usaba una pulsera roja con la inscripción "Ungido por la sangre de Dios", agregó que, incluso antes de firmar el documento de compromisos, esos principios ya formaban parte de su campaña, de su ideario y de su corazón.

    Bolsonaro, polémico por ser defensor de la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985 y por sus declaraciones de tinte machista, racista y homófobo, es católico pero está casado con una evangélica y cuenta con el apoyo de pastores y partidos vinculados a los grupos evangélicos en Brasil.

    Haddad, por su parte, se reunió hoy con líderes evangélicos y firmó un manifiesto en el que se comprometió a no impulsar la legalización del aborto si vence las presidenciales.

    El candidato del PT se presentó en el encuentro como un hombre de tradición cristiana; firmó una serie de compromisos y divulgó un manifiesto "al pueblo evangélico" en el que remarcó que en su programa de gobierno no consta ninguna iniciativa para despenalizar el aborto.

    "Ninguno de nuestros gobiernos (del PT) mandó al Congreso leyes inexistentes por las cuales nos atacan", indicó, y citó entre ellas la legalización del aborto, la tributación a los templos, la prohibición de culto público o "la elección de sexo para los niños".

    Haddad intercaló en la carta sus comentarios con citas textuales de la Biblia, como un pasaje del evangelio según san Mateo en el que se alerta de "falsos profetas" que se disfrazan de "ovejas" pero que en su interior "son como lobos devoradores".

    El sucesor de Lula se afirmó en el escrito como un "cristiano" que viene de una "familia religiosa desde su abuelo, quien trajo su fe del Líbano cuando migró a Brasil para construir una vida mejor para su familia".

    Haddad aclaró, sin embargo, que un presidente "no puede ser elegido para imponer su punto de vista" y sus "valores", y que "la separación de lo público y lo privado tiene que ser comprendida" en su máxima expresión, con un Estado encargado de proveer servicios públicos sin discriminar a nadie.

    Amnistía Internacional insta a Brasil a actuar frente a la violencia electoral

    Río de Janeiro, 17 oct (EFE).- La organización internacional Amnistía Internacional (AI) instó hoy a las autoridades brasileñas a dar una respuesta adecuada frente al creciente número de episodios violentos registrados durante la actual campaña electoral, la más polarizada en las tres últimas décadas en Brasil.

    De acuerdo con organismos independientes, en las últimas semanas han sido registrados en Brasil al menos 70 casos de agresiones por motivos electorales, en su mayoría (50 episodios) provocados por partidarios del ultraderechista Jair Bolsonaro, el favorito para vencer las elecciones presidenciales.

    Bolsonaro, el candidato más votado en la primera vuelta de las presidenciales con el 46 % de los votos y el favorito en los sondeos de intención de voto para la segunda vuelta con el 59 %, se medirá el 28 de octubre en el balotaje al socialista Fernando Haddad, el sucesor del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que obtuvo el 29 % de los votos y tiene el 41 % del favoritismo.

    De acuerdo con Amnistía Internacional, lo más preocupante de la violencia electoral en Brasil es que algunos de los episodios, además de disputas por opiniones políticas, pueden ser crímenes de odio motivados por prejuicios raciales, de género y de opción sexual.

    El ultraderechista, polémico por ser un defensor de la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985 y por sus declaraciones de tinte machista, racista, homófobo y xenófobo, es acusado por sus rivales de incitar la violencia.

    "Amnistía Internacional ve con preocupación el aumento de episodios de violencia durante el período electoral relatados en diferentes ciudades de Brasil tanto por la prensa como por redes sociales y portales creados para recolectar informaciones de violencia en el contexto electoral", aseguró la organización de defensa de los derechos humanos en su comunicado.

    La organización instó en su nota a las autoridades brasileñas a actuar con celeridad "para garantizar que los casos de ataques y agresiones en el contexto electoral sean investigados de forma rápida, independiente e imparcial, y que los responsables sean llevados a la Justicia".

    Agregó que las investigaciones tienen que considerar la posibilidad de que las agresiones puedan ser crímenes de odio motivados por la identificación real o errónea de la víctima con determinado grupo u opinión política.

    "Es responsabilidad de las autoridades adoptar medidas para prevenir, investigar y sancionar crímenes de odio cometidos por cualquier persona, especialmente los ocurridos en un contexto de creciente intolerancia a las diferencias y opiniones políticas en el período electoral", aseguró la directora ejecutiva de Amnistía Internacional en Brasil, Jurema Werneck, citada en la nota.

    El comunicado cita el caso del asesinato del maestro de capoeira y compositor Romualdo Rosário da Costa, quien recibió doce puñaladas durante una discusión política en la ciudad de Salvador tras la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

    Su agresor admitió que actuó motivado por las divergencias políticas, ya que el compositor anunció su apoyo a Haddad.

    Amnistía Internacional también alertó que algunos candidatos en las pasadas elecciones legislativas y regionales dieron declaraciones que pueden fomentar el contexto de intolerancia.

    "En este preocupante escenario de creciente intolerancia y polarización que vivimos hoy en el país, es importante recordar a las autoridades los compromisos de defensa de los derechos humanos asumidos por Brasil internacionalmente. En este momento las autoridades no pueden esquivar su deber de combatir la incitación al odio y a la discriminación", agregó Werneck.

    Senadores chilenos manifiestan su apoyo a Bolsonaro en Río de Janeiro

    Río de Janeiro, 17 oct (EFE).- Dos senadores chilenos de la Unión Democrática Independiente (UDI), partido conservador que integra la base oficialista del presidente Sebastián Piñera, manifestaron hoy su apoyo al candidato de la ultraderecha a la Presidencia brasileña, Jair Bolsonaro, a quien visitaron en Río de Janeiro.

    "Le dijimos a Jair Bolsonaro que nos encantaría recibir una visita oficial suya como jefe de Estado y que haremos todos los esfuerzos para firmar un acuerdo de libre comercio entre los dos países", señaló la diputada Jacqueline van Rysselberghe, presidente de la UDI, tras la visita.

    Van Rysselberghe y el también senador José Durana, dirigentes de la UDI, un partido de derecha que cuenta con la segunda mayor bancada en el Congreso chileno, visitaron a Bolsonaro en la tarde de este martes en su casa, en un exclusivo barrio de la zona sur de Río de Janeiro.

    En el encuentro que sostuvo con la prensa al término de la visita, la senadora chilena destacó que Brasil es un socio estratégico para Chile y precisó que el desarrollo de los pueblos está en manos de la derecha.

    "Queremos que la izquierda, que en distintos países elevó la corrupción a niveles increíbles, deje de ganar en América Latina. Queremos que los gobiernos puedan entregar desarrollo a sus pueblos", agregó.

    En un video grabado durante el encuentro que circula en las redes sociales, Bolsonaro agradeció el apoyo de los congresistas chilenos; anunció que de ganar las elecciones estrechará aún más los lazos entre los dos países y elogió al presidente chileno, a quien dijo admirar desde su primer Gobierno.

    "Juntos haremos todo para lograr el progreso" de (integración de) las dos naciones. "Quiero un Brasil grande y un Chile grande", precisó.

    Bolsonaro, que encabeza los sondeos de intención de voto con un 59 % de los favoritismos, se medirá el 28 de octubre en la segunda vuelta de las presidenciales al socialista Fernando Haddad, el sucesor del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato del Partido de los Trabajadores (PT) y que tiene el 41 % de la intención de voto.

    El ultraderechista ha recibido en los últimos días llamadas de algunos jefes de Estado, como el presidente de Argentina, Mauricio Macri, y hasta del mismo Piñera que lo elogió en España.

    Además, recibió un saludo especial por Twitter del vice primer Ministro de Italia, Matteo Salvini, quien dijo que con la derrota de la izquierda habrá un nuevo aire.

    Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura (1964-1985) y polémico por sus declaraciones racistas, machistas y homófobas, hasta recibió el beneplácito del líder del Ku Klux klan (KKK), el historiador estadounidense David Duke, quien dijo que el ultraderechista "suena como nosotros".