ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • AUSTRALIA INMIGRACIÓN

    Australia evalúa enviar refugiados de Nauru a Nueva Zelanda con condiciones

    17 de octubre de 2018

    Sídney (Australia), 16 oct (EFE).- El primer ministro australiano, Scott Morrison, dijo hoy que estaría dispuesto a aceptar la propuesta de Nueva Zelanda para acoger a unos 80 refugiados internados en Nauru si se aprueba una ley que les vete la entrada de por vida.

    El gobierno australiano tiene desde 2016 un proyecto de ley que prevé castigar a los inmigrantes ilegales que intentaron llegar al país por vía marítima denegándoles visados de turista o de negocios aunque hayan sido acogidos en un tercer país.

    "Es una propuesta gubernamental y no es apoyada por los independientes ni por el Partido Liberal o el Verde", dijo Morrison, según la agencia local AAP.

    El gobierno de la coalición Liberal-Nacional se ve presionado por las crecientes demandas, incluidas las de tres legisladores liberales, para que evacúe a los solicitantes de asilo y refugiados internados en Nauru, entre ellos niños que han intentado suicidarse.

    Si bien, los senadores independientes han pedido información urgente sobre la propuesta, Morrison considera que este proyecto no será sometido a votación esta semana.

    "No cuenta con el suficiente apoyo en la actualidad", aclaró Morrison.

    Por su lado, el ministro de Inmigración de Nueva Zelanda, Iain Lees-Galloway, remarcó en declaraciones a AAP que la oferta neozelandesa "sigue en pie", aunque aclaró que es potestad de Australia decidir "a quién permite cruzar sus fronteras".

    La reconsideración de Morrison a la oferta anunciada por primera vez por la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, coincide con un proyecto de ley que prepara la oposición laborista para acelerar el traslado de niños enfermos a Australia.

    El gobierno australiano descartó la primera oferta neozelandesa por considerar que alentaba la inmigración ilegal.

    Además, argumentó entonces que estaba en curso un acuerdo para reubicar en Estados Unidos a los internos retenidos en Nauru y la isla papú de Manus desde que Australia retomó en 2012 la política de tramitación de solicitudes de asilo en países del Pacífico.

    En los últimos meses han aumentado las críticas por las condiciones a las que Australia somete a los solicitantes de asilo y refugiados, incluidas las de organizaciones de médicos y de derechos humanos australianas que denunciaron que la situación de emergencia "supera los peores temores".

    Médicos sin Fronteras exigió la "inmediata evacuación" de todos los inmigrantes de Nauru, a raíz de la expulsión de la ONG de esta nación insular.

    Muchos de los refugiados y solicitantes de asilo en Manus han huido de conflictos como los de Afganistán, Darfur, Pakistán, Somalia y Siria; otros han escapado de la discriminación, como las minorías rohinyá, en Birmania (Myanmar), o bidún, en la región del Golfo.