ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • BRASIL ELECCIONES

    Bolsonaro y Haddad prosiguen sus ataques mutuos en medio de su polarización

    05 de octubre de 2018

    Río de Janeiro, 5 oct (EFE).- El ultraderechista Jair Bolsonaro y el socialista Fernando Haddad, líderes en los sondeos de intención de voto para las presidenciales del domingo, prosiguieron hoy sus ataques mutuos a dos días de las elecciones más polarizadas e imprevisibles en las dos últimas décadas en Brasil.

    Un día después del fin de la campaña en radio y televisión y con los mítines ya prohibidos por la legislación electoral, ambos usaron sus herramientas favoritas -el ultraderechista las redes sociales y el socialista un encuentro con electores- para mantenerse al ataque y descalificar uno al otro.

    Bolsonaro, en un mensaje en su cuenta en Twitter, insistió en que Brasil no merece ser gobernado desde la cárcel, en clara referencia al encarcelado Luiz Inácio Lula da Silva, ni por ahijados políticos de los presidiarios, ya que Haddad fue escogido por el expresidente como su sucesor en la disputa y acude a consultarlo semanalmente a la prisión.

    Haddad, por su parte, aprovechó la presencia de la prensa en una caminata que hizo en Belo Horizonte para acusar a su rival de atacar principios constitucionales como la democracia, la paz y la verdad.

    Bolsonaro es el favorito en las encuestas para imponerse en la primera vuelta, con el 35 % de las simpatías, por delante de Haddad, con 22 %. Ambos están lejos del tercer ubicado, el laborista Ciro Gomes, quien desde hace semanas se mantiene inalterado en un 11 %.

    Según las encuestas, serán los dos más votados el domingo, pero, como ninguno conseguirá más de la mitad de los votos, tendrán que medirse en una segunda vuelta el 28 de octubre, en la que Bolsonaro aparece con una ligera ventaja (44 % contra 43 %) aunque técnicamente empatado con Haddad en intención de voto.

    El ultraderechista, que ya había publicado el miércoles en las redes sociales un mensaje dando a entender que la victoria de Haddad puede hacer con que Brasil sea gobernado desde la cárcel por Lula, insistió en su estrategia de erigirse como el candidato "antiLula" y "anticorrupción", que le ha permitido canalizar gran parte de la insatisfacción por la crisis política, económica y social del país.

    "Brasil es gigante y honesto. El ciudadano no aguanta más ser masacrado mientras premian a los malhechores. No merecemos ser gobernados desde dentro de la cárcel o por sus ahijados políticos", afirmó el polémico diputado.

    "De norte a sur, la población exige cambios urgentes. Estamos juntos en ese esfuerzo", agregó Bolsonaro, polémico por ser un defensor de la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985 y por sus declaraciones de tiente machista, racista, homófobo y xenófobo.

    Bolsonaro, que estuvo hospitalizado la mayor parte de la campaña para recuperarse de las heridas que sufrió al ser acuchillado en un mitin el 6 de septiembre, adoptó las redes sociales como principal medio de comunicación con los electores y las ha usado principalmente para atacar a los gobiernos del PT y recordar sus escándalos de corrupción.

    Haddad respondió al ataque desde Belo Horizonte, la capital del estado de Minas Gerais, el segundo colegio electoral de Brasil.

    "Nuestra Constitución tiene principios muy célebres que están siendo atacados sobre todo por Bolsonaro", quien "no tiene compromiso con la democracia, con la paz y con la verdad", dijo.

    El socialista ha insistido en la campaña en cuestionar el aprecio de Bolsonaro por la democracia y en recordar las declaraciones en que el ultraderechista defiende la dictadura, la tortura y hasta el cierre del Congreso.

    En medio del ataque entre los dos rivales, Gomes, el tercero en los sondeos, insistió hoy en que es el único capaz de derrotar a Bolsonaro en una eventual segunda vuelta y dijo confiar en una remontada para llegar al balotaje.

    "Haddad no tiene ni la fuerza ni la energía ni la autoridad suficiente para enfrentar esa ola fascista que tomó cuenta de Brasil", aseguró Gomes, candidato del Partido Democrático Laborista (PDT), en declaraciones a periodistas durante una visita a Rocinha, la mayor favela de Río de Janeiro.

    Según los últimos sondeos, Gomes es el único que derrotaría a Bolsonaro en el balotaje (48 % contra 42 %).

    "La remontada y mi presencia en la segunda vuelta es completamente probable", afirmó al indicar que confía en recibir el voto de los electores que temen una victoria de Bolsonaro, a quien califica de "nazi".

    De acuerdo con el laborista, ante el 30 % de electores que pretende votar "contra la democracia" por su opción por Bolsonaro, quiere buscar al restante 70 % para sacar a Brasil "de esa violencia".

    Bolsonaro apela al "voto útil" para ganar elecciones ya en la primera vuelta

    Sao Paulo, 5 oct (EFE).- El ultraderechista Jair Bolsonaro, candidato a la Presidencia de Brasil y líder en los sondeos, hizo hoy un llamado al "voto útil" para ganar las elecciones ya en la primera vuelta de este domingo.

    "Mis amigos, vamos a evitar una segunda vuelta", programada para el próximo día 28 en caso de que ninguno de los aspirantes consiga más del 50 % de los sufragios, dijo Bolsonaro en una sesión en vivo transmitida desde su cuenta de Facebook.

    El capitán en la reserva del Ejército, quien se recupera en su casa de Río de Janeiro de la grave puñalada que recibió en septiembre pasado durante un mitin, pidió el apoyo de aquellos brasileños que tienen pensado votar en candidatos sin aparentes opciones de victoria.

    "Con todo el respeto que tengo por los demás candidatos, sin citar nombres, hay buenos candidatos, todo bien, pero votar por ellos es hacer que vayamos a una segunda vuelta", expresó.

    "No va a llegar, el que está con 1, 2, 3, 4, 5, 6 % (de intención de voto) siendo un buen candidato, no va a llegar. Pedimos el voto útil porque es mejor adelantarlo ahora que dejarlo para una posible segunda vuelta", completó.

    Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura militar (1964-1985), aseguró que venciendo el domingo con más del 50 % de los votos tendría las tres semanas siguientes para formar un Ejecutivo "enjuto" con "un máximo de 15 ministerios" que "pueda realmente representar los intereses de la población y no de los partidos".

    "Tenemos todo para ganar en la primera vuelta", aseveró.

    De acuerdo con una última encuesta divulgada ayer jueves, Bolsonaro ganaría los comicios con un 35 % de las simpatías, seguido del progresista Fernando Haddad, sucesor del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en la disputa y quien conseguiría un 22 % de los apoyos.

    De confirmarse esos resultados, Bolsonaro y Haddad se enfrentarían en una segunda vuelta para la que las encuestas prevén un empate técnico entre ambos.

    En este sentido, Bolsonaro, con una larga lista de declaraciones machistas, racistas y homofóbicas, pidió implícitamente el apoyo a los votantes de la ecologista Marina Silva (4 %), del banquero Joao Amoedo (3 %), del senador Álvaro Dias (2 %) o del liberal Henrique Meirelles (2 %), entre otros candidatos que no llegan al 10 %.

    Asimismo, el ultraderechista volvió a decir que desconfía del sistema de voto electrónico, que funciona en el país desde hace unas dos décadas, pero que van a "acatar cualquier resultado" que surja de las elecciones del domingo.

    Partidos más tradicionales de Brasil lideran los sondeos para gobernaciones

    Río de Janeiro, 5 oct (EFE).- El Partido de los Trabajadores (PT) y el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), las dos formaciones más tradicionales del país, lideran las encuestas de intención de voto para la elección de gobernadores en el gigante suramericano el próximo domingo, con 4 estados cada uno.

    Además de elegir al nuevo presidente, los brasileños acudirán el domingo a las urnas para escoger a los gobernadores y a los legisladores regionales de los 27 estados del país. También renovarán dos terceras partes del Senado y escogerán a los miembros de la Cámara Baja.

    Pese a que en los últimos años han perdido fuerza y dado lugar a nuevos actores, el PSDB, que gobernó Brasil entre 1995 y 2002 con Fernando Henrique Cardoso, y el PT, que lo hizo entre 2003 y 2016 con Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, son los favoritos para vencer en 8 de los 27 estados del país, con cuatro Gobiernos regionales cada uno.

    Los socialdemócratas podrían alcanzar una gobernación más si su candidato en Sao Paulo, Joao Doria, se impone en la segunda vuelta en la disputa por el Gobierno del estado más poblado y rico de Brasil, que ha sido un viejo feudo del PSDB.

    Doria, que tiene el 25 % de los favoritismos en los sondeos, empata técnicamente con su principal contrincante, Paulo Skaf, del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) -la formación liderada por el actual presidente de Brasil, Michel Temer, que sería votado por un 22 % de los electores.

    Ambos por lo mismo definirán el Gobierno de Sao Paulo en segunda vuelta, según los sondeos.

    De acuerdo con las encuestas, de los candidatos a las gobernaciones de los 27 estados de Brasil, 10 serán escogidos en primera vuelta y, de ellos, 6 serán reelegidos.

    En total, 20 gobernadores buscan la reelección el próximo domingo y 17 tienen opción de ganar.

    Según los sondeos, en 6 estados hay empate técnico entre dos o más candidatos en el primer lugar: Amapá, Río Grande do Sul, Santa Catarina, Sao Paulo, Sergipe y Brasilia.

    Los candidatos del PSDB, partido del candidato presidencial Geraldo Alckmin, puntean en Mato Grosso do Sul, Minas Gerais, Rondonia y en el fronterizo estado de Roraima, que se ha convertido en el principal receptor de inmigrantes venezolanos que llegan a Brasil huyendo de la crisis económica, política y social de su país.

    Y los del PT, del también aspirante a la jefatura de Estado Fernando Haddad, lideran en Bahía, Ceará, Piauí y Río Grande do Norte, estados del noreste, una de las regiones más pobres de Brasil y que tradicionalmente han sido seguidores de esa formación.

    El partido Demócratas (DEM), una formación de centro-derecha, que se mantuvo en la oposición durante los Gobiernos petistas de Luiz Inácio Lula da Silva, condenado actualmente a 12 años por corrupción, y Dilma Rousseff, destituida de su cargo a través de un juicio político, va a la cabeza en los estados de Goiás, Mato Grosso y Río de Janeiro.

    El Partido Socialista Brasileño (PSB) también lidera en tres estados: Espírito Santo, en el sureste de Brasil, y en los norestinos Paraíba y Pernambuco.

    El Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la mayor fuerza electoral del país, lidera en los estados de Alagoas y Pará.

    El Partido Democrático Laborista (PDT), formación del aspirante presidencial Ciro Gomes, que se ubica en el tercer lugar de las encuestas de intención de voto con un 11 %, lidera en el estado de Amazonas.

    Otras formaciones que van a la cabeza en un solo estado son el Partido Comunista de Brasil (PCdoB), en Maranhão; el Partido Humanista de la Solidaridad (PHS), en Tocantins; el Partido Popular (PP), en Acre, y el Partido Social Democrático (PSD), en Paraná, en el sur del país.

    El Partido Social Liberal (PSL), la bandera que sigue el ultraderechista Jair Bolsonaro -candidato favorito a la Presidencia-, y la formación Red Sustentabilidad (Red), de la ecologista y también aspirante a la jefatura de Estado Marina Silva, no tienen ningún candidato liderando en los estados.