ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • PARAGUAY JUSTICIA

    Juez decreta prisión preventiva para exsenador paraguayo e hijo

    24 de septiembre de 2018

    Asunción, 25 sep (EFE).- El juez Humberto Otazú decretó hoy prisión preventiva para el exsenador paraguayo Óscar González Daher, del gobernante Partido Colorado, y su hijo, Óscar González Chávez, ambos imputados por un presunto delito de enriquecimiento ilícito.

    Los dos serán enviados a la Agrupación Especializada de la Policía Nacional para cumplir con la medida con efecto inmediato, según informó el magistrado.

    Otazú explicó a los medios que la decisión de enviarlos a ese centro responde a "las circunstancias de estas personas, ya que se trata de un exsenador y de un funcionario perteneciente a una Municipalidad" y que, de este modo, se pretende "velar por la seguridad".

    Además agregó que también se decidió por la Agrupación Especializada, ya que en el penal de Tacumbú y en el de Emboscada no existe lugar para más reclusos.

    Padre e hijo están obligados a cumplir con la prisión preventiva durante el resto de la investigación ya que al estar imputados por presuntos delitos en la categoría de crímenes la legislación "prohíbe otorgar medidas alternativas", según señaló el juez.

    Óscar González Daher y su hijo han sido enviados a prisión preventiva el mismo día que se conoció que la Fiscalía les había imputado por supuesto enriquecimiento ilícito y había ordenado su detención.

    Los dos imputados se presentaron un par de horas después del mediodía en la Unidad de Delitos Económicos del Ministerio Público, en Asunción, acompañados por sus abogados.

    No obstante, ambos se acogieron a su derecho a no declarar ya que no tenían preparada su defensa por la inmediatez de su imputación, según comentaron sus abogados.

    Tras su paso por la Fiscalía, el fiscal René Fernández solicitó prisión preventiva para los dos y pasaron entonces a disposición judicial, a la espera de que el Juzgado de Garantías les impusiera las medidas cautelares que estimara, que al final fue la prisión preventiva.

    Las pesquisas se iniciaron a mediados de agosto pasado, cuando agentes anticorrupción acudieron a la vivienda de González Daher, dentro de una investigación sobre lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y evasión de impuestos relacionados con una empresa cuya sede constaba en la misma dirección.

    El operativo fue motivado a raíz de un informe de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad) sobre posibles delitos económicos y fiscales de la inmobiliaria Príncipe de Savoia S.A, que sería propiedad de dos hijos de González Daher, y que la defensa considera "incompleto".

    El exparlamentario renunció poco después a su escaño por la oleada de escraches ciudadanos (actos de repudio) que se intensificaron con el caso pero que venía sufriendo tras un escándalo por presunto tráfico de influencias siendo miembro del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM).

    El escándalo ocurrió en la legislatura anterior y por él fue despojado de sus fueros.

    Sin embargo, en las elecciones generales de abril obtuvo un escaño tras ser incluido en la lista al Senado por el Partido Colorado para el periodo 2018-2023.

    El caso se destapó tras unos audios filtrados y publicados por la prensa local en los que supuestamente se le escuchaba solicitando a un juez trato de favor a un antiguo intendente, también oficialista, acusado de desfalco.

    Las grabaciones se filtraron, al parecer, desde el teléfono celular de Raúl Fernández Lippmann, entonces secretario del JEM y ahora en prisión preventiva, e imputado por tráfico de influencias y asociación criminal, entre otros presuntos delitos.

    La fiscal general paraguaya respalda a los fiscales en el caso del exsenador detenido

    Asunción, 24 sep (EFE).- La fiscal general del Estado de Paraguay, Sandra Quiñónez, manifestó hoy su "total apoyo y respaldo en todo momento" a los dos fiscales que imputaron y ordenaron la detención del exsenador oficialista Óscar González Daher y uno de sus hijos, según informó el Ministerio Público en un comunicado.

    Quiñónez reconoció el trabajo de los fiscales, tanto los de este caso como los de todo el país, y les pidió que sigan trabajando "con objetividad" y tiempo para "hacer una buena investigación".

    La fiscal general aseguró que no ha recibido presiones políticas ni del entorno de González Daher y recordó que son los fiscales que estudian la causa los que tienen la decisión final sobre cada caso.

    Además, en lo relativo al caso del exsenador colorado, Quiñónez agregó que todavía quedan documentos por analizar y continuarán las "pericias, en análisis financieros y en todo lo que se necesite para que avance este tipo de investigación".

    La Fiscalía ordenó en la mañana de este lunes la imputación por presunto enriquecimiento ilícito de Óscar González Daher y de su hijo Óscar González Chávez, así como su detención.

    Padre e hijo se presentaron ante la Fiscalía unas horas después del mediodía, si bien se acogieron a su derecho a no declarar y fueron escrachados (repudiados) a su salida de la Fiscalía.

    El Ministerio Público pidió prisión preventiva para los dos y ahora se encuentran a disposición judicial, a la espera de que el Juzgado de Garantías les imponga las medidas cautelares que estime.

    El fiscal encargado del caso, René Fernández, explicó que la petición de prisión preventiva se fundamenta en que "además de tener en consideración la gravedad de los hechos investigados, uno de los tipos legales mencionados en la imputación", el enriquecimiento ilícito, "impide la aplicación de medidas alternativas".

    Las pesquisas se iniciaron a mediados de agosto pasado, cuando agentes anticorrupción acudieron a la vivienda de González Daher, dentro de una investigación sobre lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y evasión de impuestos relacionados con una empresa cuya sede constaba en la misma dirección.

    El operativo fue motivado a raíz de un informe de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad) sobre posibles delitos económicos y fiscales de la inmobiliaria Príncipe de Savoia S.A, que sería propiedad de dos hijos de González Daher, y que la defensa considera "incompleto".

    El exparlamentario renunció poco después a su escaño por la oleada de escraches ciudadanos (actos de repudio) que se intensificaron con el caso pero que venía sufriendo tras un escándalo por presunto tráfico de influencias siendo miembro del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM).

    El escándalo ocurrió en la legislatura anterior y por él fue despojado de sus fueros.

    Sin embargo, en las elecciones generales de abril obtuvo un escaño tras ser incluido en la lista al Senado por el Partido Colorado para el periodo 2018-2023.

    El caso se destapó tras unos audios filtrados y publicados por la prensa local en los que supuestamente se le escuchaba solicitando a un juez trato de favor a un antiguo intendente, también oficialista, acusado de desfalco.