ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • VENEZUELA CRISIS

    Un buque hospital chino llega a Venezuela en medio de la crisis de salud

    22 de septiembre de 2018

    Caracas, 22 sep (EFE).- El buque hospital chino "Arca de la Paz" atracó hoy en el puerto venezolano de La Guaira, uno de los principales del país, para brindar atención médica y realizar un "intercambio de saberes" entre los profesionales de esta área, algo que sucede en medio de la crisis de salud que sufre Venezuela.

    "Nos ha venido a visitar" el buque "Arca de la Paz", "hemos pasado por el interior del buque (y) hemos constatado toda su capacidad (...) todo lo que es capaz de hacer en materia de medicina", dijo el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López tras dar la bienvenida a la embarcación.

    El buque llegó al país como parte "de la cooperación estratégica" entre China y Venezuela, países que la semana pasada firmaron 28 acuerdos durante la visita del presidente venezolano, Nicolás Maduro, a ese país.

    Pero además la visita de la embarcación se da en un momento en el que la nación petrolera atraviesa una grave crisis económica traducida en hiperinflación, escasez de medicinas y materiales médicos, así como la fuga de profesionales de la salud que en los últimos meses han protestado por salarios.

    En estas mismas protestas los médicos, ONG, enfermeros y trabajadores sanitarios han denunciado los fallos estructurales y de equipos que presentan los centros de salud públicos y han pedido al Gobierno venezolano permitir la ayuda humanitaria de otros países para el ingreso de medicinas.

    Según el presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela, Freddy Ceballos, en el país hay un desabastecimiento de medicinas de cerca de "un 83 u 85 %".

    Entre los medicamentos que escasean están aquellos que se usan para tratar la hipertensión arterial, la enfermedad de parkinson, la esclerosis múltiple, el cáncer, el VIH y otras.

    Con todo, la embarcación que llegó hoy, dijo Padrino, será para un "intercambio de saberes" en el área de la salud y va a estar atendiendo toda esta semana a "pacientes de todas las nacionalidades", incluso, indicó, hay "1.200 colombianos que van a ser atendidos acá, es decir que no hay ninguna discriminación".

    "En este preciso momento y aprovechando la llegada y el atraque de este buque se están realizando operaciones extraordinarias en todos los hospitales militares de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana", dijo Padrino que añadió que esta visita también "se inscribe en una operación defensiva".

    El mes pasado la Fuerza Armada venezolana informó sobre la visita de este buque para "apalear el saboteo de EE.UU.", país que dijo que desplegaría en aguas colombianas un barco para ayudar a hacer frente a la llegada masiva de venezolanos que huyen de la crisis de su país.

    La embarcación que llegó hoy fue escoltada por el patrullero Oceánico PO13 Yekuana, perteneciente a la mariana venezolana, y Aviones K8W, y fue igualmente recibido por el jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (CEOFANB), Remigio Ceballos, y por el gobernador de Vargas (centro-norte), Jorge Luis García Carneiro.

    El ministro de Defensa ha dicho que el buque "ha pasado por más de 40 países" y que de Venezuela partirá hacia El Caribe y Suramérica.

    Esta embarcación cuenta con cinco áreas médicas principales, ocho quirófanos higiénicos y 300 camas de hospital, además se encuentra equipada con 2.666 dispositivos médicos de 249 tipos.

    El presidente venezolano, Nicolás Maduro, expresó en las redes sociales una bienvenida a este buque destacando que tiene el "objetivo de iniciar una operación estratégica combinada integral" entre China y Venezuela.

    Durante la jornada de hoy, las autoridades venezolanas también recibieron el buque escuela Simón Bolívar, de adiestramiento de cadetes, luego de participar en la regata Velas Latinoamérica 2018.

    El buque escuela recorrió 12 países en siete meses.

    "Hoy cuando el mundo trata de desviar su camino de la política, de la diplomacia y anda por allí algunas voces agoreras anunciando guerra, intervención militar (...) bueno nosotros nos aferramos a estos mástiles, a estas naves, a este territorio, a esta soberanía para decirle no", dijo Padrino tras recibir ambas embarcaciones.

    "(Aquí) hay espacio para la integración" y "para la construcción de relaciones verdaderamente diplomáticas", continuó.