ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • MALDIVAS ELECCIONES

    Maldivas celebra mañana elecciones en ausencia de observadores creíbles

    22 de septiembre de 2018

    Malé, 22 sep (EFE).- El presidente de Maldivas, Abdula Yameen, y el candidato conjunto de una coalición de partidos opositores, Ibrahim Mohamed Solih, apuraron hoy las últimas horas de campaña de los comicios que se celebrarán mañana, mientras que la Policía registró la sede de la principal formación opositora.

    Las reglas de la Comisión Electoral marcan que las fuerzas políticas deben terminar los actos antes de las seis de la tarde local, hora después de la que ni siquiera está permitido pegar carteles o reproducir en alto la música de los partidos.

    Solih lideró una marcha en Malé por la calle principal en la que participaron cientos de manifestantes vestidos principalmente de amarillo, el color del Partido Democrático Maldivo (MDP), la principal formación de la oposición.

    Por su parte, Yameen participó en una marcha sobre ruedas alrededor de la capital maldiva, en la que camionetas, coches y motocicletas exhibieron el color rosa característico de la formación del actual presidente, el Partido Progresista de Maldivas (PPM).

    Mítines electorales aparte, la campaña se ha caracterizado por las denuncias de la oposición de fraude electoral, que consideran que ocurrirá con seguridad, y contra la Comisión Electoral, a la que califican de partidista.

    El registro a la sede de Solih por parte de la Policía maldiva menos de 24 horas antes de que se abran las urnas avivó el temor de la oposición a un fraude electoral.

    Las fuerzas de seguridad maldivas entraron allí hacia las 16.00 hora local (11.00 GMT), "ilegalmente, citando 'informaciones de actividad ilegal'" y sin una orden judicial, denunció el MDP en un comunicado.

    El expresidente Mohamed Nasheed, exiliado tras ser condenado en 2015 a trece años de prisión, se declaró ayer convencido de que habrá fraude electoral, durante una rueda de prensa en la capital de Sri Lanka, pero consideró "matemáticamente imposible" que Yameen gane.

    La oposición ha denunciado también la falta de observadores internacionales creíbles y ha destacado en particular la ausencia de enviados de la Unión Europea y de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth).

    En cambio, el Gobierno maldivo ha invitado a observadores "de comisiones regionales en regímenes autoritarios y otros de países de cuestionables credenciales democráticas" y ha limitado la asistencia de la prensa internacional con trabas administrativas, según un comunicado de la formación opositora.

    Por su parte, Ahmed Nihan, líder parlamentario del partido de Yameen, reaccionó el viernes en rueda de prensa acusando a la oposición de tratar de asustar a los ciudadanos.

    "La oposición va a trabajar en las próximas 24 o 48 horas para crear miedo. Llamo a la gente a no retroceder ni un solo paso e ir a votar", pidió Nihan.

    El parlamentario también se mostró convencido de que Yameen se alzará con la victoria y auguró que la oposición "ni siquiera se hará con un 32 % de los votos".

    Las terceras elecciones democráticas del país, después de que el exdictador Maumoon Abdul Gayoom gobernase con mano de hierro durante tres décadas, ponen fin a una turbulenta legislatura durante la que Yameen ha declarado en dos ocasiones el estado de emergencia y ha denunciado intentos de asesinato.

    "He intentado hacer lo mejor, incluso si los políticos me han engañado. Soy una persona leal y he intentado muchas veces hacer funcionar las cosas. He liderado el país con muchos obstáculos", afirmó Yameen durante la inauguración de un aeropuerto un día antes de que finalizase la campaña electoral.

    La última crisis institucional tuvo lugar el 1 de febrero, cuando el Tribunal Supremo ordenó la anulación de las sentencias condenatorias a nueve opositores, entre ellos Nasheed, y rehabilitó en el cargo a doce diputados contrarios al Gobierno.

    Yameen respondió declarando el estado de emergencia el 5 de febrero, al asegurar que el presidente del Supremo y Gayoom habían orquestado un golpe de Estado para derrocarlo.

    Ambos fueron condenados a prisión tras la crisis, junto a otros líderes de la oposición, y la sentencia a Nasheed fue confirmada, lo que le impidió presentarse a las elecciones.

    La policía maldiva registra la sede de la oposición un día antes de las elecciones

    Malé, 22 sep (EFE).- La Policía de Maldivas registró y acordonó hoy la sede desde la que el candidato opositor a las elecciones generales de mañana, domingo, Ibrahim Mohamed Solih, coordina la campaña electoral en Malé.

    Miembros de las fuerzas de seguridad "entraron y están activos" en el edificio desde que el que la oposición dirige sus actividades "para parar las actividades ilícitas que se están desarrollando allí", informó la Policía en la red social Twitter, sin aportar más detalles.

    "La Policía maldiva entró en la oficina de campaña de la oposición a las 16.00 horas (11.00 GMT). No se mostró ninguna orden judicial y la Policía allanó el edificio ilegalmente citando 'informaciones de actividad ilegal'", denunció el opositor Partido Democrático Maldivo (MDP, en inglés) en un comunicado.

    Las fuerzas de seguridad abandonaron luego la sede y están impidiendo el acceso o la salida del edificio, de acuerdo con la nota.

    El MDP precisó que Solih no se encontraba en la oficina durante la acción policial.

    La abogada Hisaan Hussain, miembro del MDP, afirmó a la prensa en el exterior del edificio que la Policía ha acordonado la zona a la espera de una orden judicial.

    El registro se produjo un día antes de los comicios generales y bajo acusaciones de fraude electoral y ausencia de observadores internacionales creíbles por parte de la oposición.

    Solih se enfrenta al actual presidente de Maldivas, Abdula Yameen, en las terceras elecciones democráticas del país tras una legislatura marcada por las crisis institucionales.

    La última tuvo lugar pasado el 1 de febrero cuando el Tribunal Supremo ordenó la anulación de las sentencias condenatorias a nueve opositores, entre ellos Nasheed, y rehabilitó en el cargo a doce diputados contrarios al Gobierno.

    Yameen respondió declarando el estado de emergencia el 5 de febrero, al asegurar que el presidente del Supremo y Gayoom habían orquestado un golpe de Estado para derrocarlo.