ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • BRASIL ELECCIONES

    El avance de Bolsonaro y Haddad presiona al resto de candidatos en Brasil

    19 de septiembre de 2018

    Sao Paulo, 19 sep (EFE).- El avance del ultraderechista Jair Bolsonaro y del socialista Fernando Haddad ha presionado al resto de los candidatos a la Presidencia de Brasil, que hoy lanzaron críticas a sus principales rivales en la búsqueda de terreno de cara a las elecciones del próximo 7 de octubre.

    A tres semanas de los comicios más inciertos de las últimas décadas, el escenario se ha polarizado y las encuestas muestran a Bolsonaro y Haddad con un 28 % y 19 % de los apoyos, respectivamente.

    Ingresado en el hospital tras ser acuchillado durante un mitin, Bolsonaro ha intensificado los últimos días su campaña en las redes sociales e hizo este miércoles un guiño al mercado financiero y a los empresarios para ampliar su capital de votos.

    "Nuestro equipo económico trabaja en la reducción de la carga tributaria, en la desburocratización y en la desregulación", afirmó el polémico candidato en un mensaje que publicó en Twitter desde el hospital en que está ingresado hace doce días, y completó que su "lema es: basta de impuestos. Somos y haremos diferente".

    Haddad, por su parte, defendió que la prioridad de su plan económico será "buscar una solución para los problemas del pueblo" y destacó su avance en las encuestas desde que fuera oficializado como sucesor de Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción, en la carrera electoral.

    "Subimos 11 puntos (porcentuales) en la encuesta. El otro (Bolsonaro) creció 2 puntos (porcentuales)", precisó Haddad tras participar en acto de campaña en Sao Paulo.

    No obstante, los dos candidatos son también los dos más rechazados por el electorado: el 42 % de los entrevistados manifestó que no votaría de "ninguna forma" en Bolsonaro, mientras que un 29 % declaró lo mismo de Haddad.

    Ante un escenario polarizado, el laborista Ciro Gomes, que aparece en tercero con un 11 % de las simpatías, el socialdemócrata Geraldo Alckmin (7 %) y la ecologista Marina Silva (6 %) disputan una parte del terreno electoral para avanzar a una probable segunda vuelta y dialogan sobre todo con los 21 % de electores que declararon no tener voto definido.

    Alckmin consideró hoy, durante un foro con algunos de los candidatos a la Presidencia en Sao Paulo, que Bolsonaro perderá apoyos en las próximas semanas y confía en que llegará a una segunda vuelta para derrotar a Haddad, de quien dio por hecho que estará en la segunda vuelta.

    "La curva del candidato del PT es ascendiente. La de Bolsonaro no. Está en su máximo y deberá caer", porque "parte de los votos no son suyos, son contra el PT", aseguró el socialdemócrata.

    "El PT ya está en la segunda vuelta. Tenemos que elegir quién va para la segunda para ganarle al PT", añadió.

    Alckmin completó que está "en contra de los dos" candidatos y confía en que podrá revertir las situación hasta la última semana de campaña electoral.

    Por su parte, el laborista Ciro Gomes, quien disputa el terreno de la izquierda con el Partido de los Trabajadores, calificó de "inexperiencia" o "arrogancia" unas recientes declaraciones de Haddad, quien dio por sentado el apoyo de Gomes en una eventual segunda vuelta, la cual se celebraría el 28 de octubre si ninguno de los candidatos consigue más del 50 % de los votos en la primera.

    Gomes también comparó la situación de Haddad con la de la expresidenta Dilma Rousseff, destituida en 2016, a quien consideró "honrada" pero "sin experiencia" y "madurez política" y "elegida bajo la popularidad de Lula".

    "Si hay una crisis grande, ¿Haddad va ir a Curitiba?", cuestionó Gomes en una entrevista al portal G1 y radio CBN, en referencia a la ciudad donde se encuentra preso el exmandatario brasileño.

    Ya la ambientalista Marina Silva, quien ha caído fuertemente en las últimas encuestas, señaló durante el foro de Veja que el proceso electoral no puede decantarse "por el autoritarismo, ni de izquierda ni derecha".

    "Una elección en dos vueltas es para que la gente no se curve al pensamiento autoritario de querer decidir en la primera, es para que las personas voten de acuerdo con su corazón", declaró Silva.

    La candidata criticó además el llamado "voto útil" y se dijo confiada de que "aún está en la carrera" por la Presidencia.

    "No importa con quien sea, yo y Eduardo (Jorge, su compañero de fórmula) estaremos en la segunda vuelta. Si algunos ya han tirado la toalla, nosotros seguimos en la carrera", recalcó Silva.

    "No existe esa historia de voto útil. Quien aboga por el voto útil quiere inutilizar su voto", concluyó.

    Las elecciones en Brasil, cada vez más asunto para millonarios

    Río de Janeiro, 19 sep (EFE).- El número de candidatos millonarios en las elecciones presidenciales, legislativas y regionales de octubre en Brasil creció con respecto a los comicios anteriores por las nuevas reglas electorales, que incentivan a los partidos a buscar aspirantes que aporten recursos a las campañas.

    De acuerdo con diferentes analistas políticos consultados por Efe, ante las restricciones a la financiación de las campañas impuestas por las nuevas leyes, los partidos apostaron por candidatos que pudiesen financiar sus propias campañas.

    Las cifras divulgadas por el Tribunal Superior Electoral (TSE) indican que para las elecciones del 7 de octubre de este año se inscribieron 2.902 candidatos que dicen tener un patrimonio superior al millón de reales (unos 243.902,4 dólares), lo que equivale al 10 % del total de aspirantes.

    Se trata de un porcentaje superior al de 8 % de candidatos millonarios en las elecciones de 2014 y al 7 % de 2010.

    El número de candidatos que dice tener un patrimonio superior a los 10 millones de reales (unos 2,4 millones de dólares) saltó en un 147 %, desde 94 en 2014, cuando equivalía al 0,4 %, hasta 227 en 2018, cuando llegó al 1,0 % del total.

    En la otra punta, 10.611 candidatos dijeron no tener ningún patrimonio, lo que equivale al 38 % del total y representa una reducción frente al 41 % que se declaraba en esa situación en 2014.

    Según la autoridad electoral, el patrimonio promedio de los candidatos aumentó desde 541.000 reales (unos 131.951,2 dólares) en 2014 hasta 752.000 reales (unos 183.414,6 dólares) este año.

    Para Michael Mohallem, investigador en ciencias políticas de la Fundación Getulio Vargas (FGV), el aumento de la influencia de los candidatos ricos fue resultado del cambio de las reglas electorales.

    "Esta es la primera elección presidencial en que rige la regla que prohibió que las empresas donen recursos para las campañas, lo que obligó a los partidos a buscar nuevas fuentes de recursos y a apostar en candidatos millonarios", explicó a Efe.

    Otra norma nueva es la que dejó sin límite el valor que los candidatos pueden usar de recursos propios para financiar sus propias campañas.

    "Con el fin de la donación de las empresas se acabó el límite para la autodonación. Si un empresario, como persona natural, quiere donarle a un candidato tan sólo puede aportar el 10 % de su renta del año anterior, pero si ese empresario es candidato puede gastarse todo el patrimonio en la campaña", explicó Marcio Carlomagno, analista en ciencias políticas de la Universidad Federal de Paraná.

    Según Mohallem, el fondo partidario y el fondo electoral, que son alimentados con recursos públicos y se reparten entre los partidos según su representación, son destinados principalmente a las campañas de los candidatos que buscan la reelección o a los que tienen más opciones de ser elegidos, lo que limita la participación de aspirantes nuevos sin recursos propios.

    "Esa limitación aumentó la influencia de los candidatos ricos en los partidos y en las elecciones", aseguró.

    Para Thomaz Pereira, profesor de derecho de la FGV, la influencia de los ricos también aumentó por la regla que redujo el tiempo de las campañas electorales y el tiempo de exhibición de la propaganda proselitista en radio y televisión.

    "La reducción de los tiempos disminuyó la capacidad de exposición ante los electores y, consecuentemente, la entrada de nuevos actores a la política. Sólo los ricos tienen recursos para financiar la exhibición de su propaganda en otros medios", afirmó.

    Los millonarios son porcentualmente mayoritarios entre los candidatos a presidente, vicepresidente y gobernador regional.

    De los 13 candidatos a presidente, nueve dicen tener más de un millón de reales y sólo uno, el exbombero Benevenuto Daciolo, conocido popularmente como Cabo Daciolo y aspirante por el partido Patriotas, asegura no tener ningún patrimonio.

    El más rico entre los candidatos a presidente es el empresario Joao Amoedo, aspirante por el partido Novo y que declaró tener 425 millones de reales (unos 103,6 millones de dólares). Lo escolta el exministro de Hacienda Henrique Meirelles, que fue presidente del Bank Boston en Brasil por doce años y declaró un patrimonio de 377 millones de reales (unos 91,9 millones de dólares).

    Entre los candidatos a gobernador, 82 (41 %) dicen tener patrimonio superior a un millón de reales y sólo 16 (8 %) aseguran no tener patrimonio y entre los que aspiran a mandatos como senador, 140 (40 %) dicen ser millonarios y 15 (14 %) aseguran no tener nada.

    Según otros datos del tribunal que muestran la creciente presencia de millonarios en las elecciones, 71 aspirantes a algún cargo cuentan con aeronaves propias y 190 tienen embarcaciones.