ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • HONDURAS VIOLENCIA

    Hernández destaca la baja de homicidios en Honduras pero dice no es suficiente

    17 de julio de 2018

    Tegucigalpa, 16 jul (EFE).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, destacó hoy la bajada de homicidios en el país en el primer semestre de este año, cuando sumaron 1.808 frente a los 2.048 del mismo lapso de 2017, pero dijo que "no es suficiente".

    "Esta reducción es importante pero no es suficiente", subrayó Hernández en una reunión con representantes de diferentes sectores sociales, en la que se conocieron los logros y desafíos para continuar con la reducción de la tasa de homicidios en Honduras, indicó la Presidencia del país en un comunicado.

    El gobernante subrayó que en el primer semestre de 2017 se registraron 2.048 homicidios, mientras que en 2018 la cifra bajó a 1.808, "es decir, 240 vidas más salvadas".

    Hernández también recordó que entre enero y junio de 2014 los homicidios sumaron 3.005.

    "Hoy he sido claro, necesitamos avanzar más para lograr la meta que hemos previsto para el cierre de este año", cerrando con alrededor de 3.693, enfatizó el mandatario.

    Añadió que "no ha sido fácil superar esa época de terror" que se vivió "hace más de diez o quince años, cuando se descuidó la seguridad" y se llegó a tener "hasta 86 muertes por 100.000 habitantes".

    "Llegamos a tener más de 7.000 muertes al año, pero ya el año pasado logramos reducir a la mitad", recalcó.

    Hernández expresó que "la seguridad es un asunto de todos" y que es necesario "tener una hoja de ruta con metas claras a mediano y largo plazo", se añade en la información oficial.

    Enfatizó que "el país ha sufrido mucho por la inseguridad, fenómeno que es complejo, difícil, transnacional", que les afecta a todos y que, por tanto, "debe tener un abordaje nacional y regional con metas claras y contundentes a mediano y largo plazo".

    La reunión de este lunes con diversos sectores sociales y miembros del Consejo de Seguridad y Defensa obedece a que es necesario "hacer una revisión periódica de los avances, los desafíos", lo que se ha "atendido pero también lo que se ha dejado de atender" en lo que respecta a la reducción de la violencia, agregó.

    Señaló además que registros de la Secretaría de Seguridad indican que los homicidios se han reducido en 12 de los 18 departamentos del país.

    Según Hernández, entre el 70 y 80 por ciento de la violencia es causado por el narcotráfico, ya que una parte de la droga se queda en el país como pago por su movilización hacia Estados Unidos.

    Por eso es que el narcotráfico requiere de "un abordaje regional bajo el principio de responsabilidad compartida, aunque diferenciada. No fue fácil que países del norte y del sur aceptaran ese principio, incluso algunos se sintieron ofendidos", dijo el presidente.

    Añadió que otra realidad notoria es que se ha triplicado el número de plantaciones de coca en América del Sur, lo que está afectando nuevamente a los países del Caribe y Centroamérica.

    "Debemos actuar antes que este problema vuelva a repercutir con más violencia en nuestros países", subrayó.

    También indicó que la zona de la Mosquitia hondureña, fronteriza con Nicaragua, se ha querido convertir en un centro logístico por parte del crimen organizado por ser un territorio vasto.

    El presidente recordó además que por supuestamente descuidar la seguridad en el año 2006, Honduras se convirtió en el país más violento del mundo, con sus ciudades principales, Tegucigalpa y San Pedro Sula, figurando con las tasas más altas de homicidios.

    Pero hoy San Pedro Sula y Tegucigalpa ya no aparecen ni entre las 25 ciudades más violentas del mundo y la meta es que al cierre de 2018 ya no figuren en una lista de 50 que registra la organización mexicana Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, acotó.