ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • NICARAGUA PROTESTAS

    La Conferencia Episcopal hondureña condena la agresión contra obispos nicaragüenses

    11 de julio de 2018

    Tegucigalpa, 11 jul (EFE).- La Conferencia Episcopal de Honduras condenó hoy la agresión física que sufrieron obispos en una basílica el lunes en la ciudad nicaragüense de Diriamba y expresó su solidaridad.

    El organismo religioso indicó en un comunicado que los obispos "lamentamos profundamente y condenamos" la agresión contra el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes y el nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag, entre otros.

    El lunes, un grupo de parapolicías irrumpió violentamente en la basílica de San Sebastián, donde agredieron a varios obispos y periodistas, entre ellos el nuncio apostólico, el cardenal Brenes y el obispo Silvio Báez.

    La agresión ocurrió cuando los obispos viajaron a Diriamba para liberar a un grupo de enfermeros y misioneros franciscanos sitiados por los parapolicías en el templo.

    "La Conferencia Episcopal de Honduras junto con todo el pueblo hondureño queremos manifestar nuestras muestras de apoyo, solidaridad y acompañamiento en todo su actuar pastoral", añaden los obispos hondureños.

    Enfatizan que a la Iglesia que "peregrina en Nicaragua ha tocado ahora cargar con el dolor y sufrimiento de todo el pueblo nicaragüense".

    "Nos unimos a tantas Conferencias Episcopales e iglesias particulares que han expresado un valioso testimonio de comunión para elevar juntos una súplica y plegaria al Padre celestial, pidiendo por la paz y la justicia en Nicaragua, pidiendo por su Iglesia y por cada persona y cada familia que viven en medio del peligro, la amenaza y la incertidumbre", precisó.

    Los obispos hondureños instaron a sus homólogos de Nicaragua a que "su fe y su esperanza no desfallezcan y continúen anunciando el Reino de Dios, que es 'justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo'".

    "Que nuestras humildes súplicas nos alcancen la Gracia de ver encaminado un verdadero diálogo, honesto, abierto, transparente, sincero y democrático, logrando así superar cualquier diferencia y se pueda ver restablecida la paz en Nicaragua", añade el comunicado.

    La Conferencia Episcopal de Nicaragua es mediadora y testigo del diálogo nacional con el que se espera superar la crisis que se ha cobrado al menos 320 vidas en la nación centroamericana.

    Los obispos nicaragüenses suspendieron el lunes las mesas de trabajo creadas para superar la crisis en el país debido a la agresión física que sufrieron los religiosos.

    El Episcopado había citado a la mesa de Verificación y Seguridad, así como a la mesa Electoral, no así a la de Justicia, para reiniciar el diálogo, sin embargo, optó por aplazar las dos mesas de trabajo tras los sucesos en Diriamba.

    Golpean al académico Félix Maradiaga acusado de "alterar la paz" en Nicaragua

    Managua, 11 jul (EFE).- El académico nicaragüense Félix Maradiaga, acusado por la Policía Nacional de organizar bandas delincuenciales, fue agredido hoy en la ciudad de León (noroeste) por un grupo de simpatizantes del Gobierno del presidente Daniel Ortega.

    "Informamos a la población en general de que nuestro director ejecutivo, Félix Maradiaga, fue agredido por aproximadamente 50 miembros de la Juventud Sandinista en un café en la ciudad de León", indicó el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP) en una declaración.

    "Condenamos enérgicamente las agresiones contra su integridad", agregó el IEEPP.

    Maradiaga, director ejecutivo del IEEPP, sostenía una reunión con diferentes representantes de la sociedad civil en la ciudad de León, 90 kilómetros al noroeste de Managua, al momento del incidente.

    El activista fue trasladado de urgencia al hospital metropolitano "Vivian Pellas", en Managua, y a pesar de que los golpes que recibió "fueron muy severos", está en situación estable, dijo, por su lado, su esposa Berta Valle.

    La Policía Nacional ha señalado a Maradiaga de organizar grupos para alterar la paz en Nicaragua desde que comenzó la actual crisis sociopolítica en este país, el pasado 18 de abril, sin embargo, el Ministerio Público no ha hecho ninguna acusación.

    Según la Policía Nacional, han detectado la existencia de estructuras delincuenciales organizadas por Maradiaga en conjunto con una agrupación denominada 'Viper', dedicada al crimen organizado, narcotráfico, terrorismo, asesinato y otros delitos conexos.

    Esa estructura incluye "la contratación de sicarios para la ejecución de asesinatos, tráfico de drogas, armas y municiones, así como terrorismo mediático" y operaba en el sector de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), en Managua, que se mantuvo ocupada por un grupo de estudiantes que protestan contra el Ejecutivo, según esa denuncia.

    La Policía vincula al académico y a esa banda con un mexicano de nombre Javier Carrillo, quien, según las investigaciones, propuso facilitar armas de fuego y municiones, a cambio de obtener "algunos beneficios para la actividad delincuencial que estaba referida al tráfico de drogas y armas de fuego".

    Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Daniel Ortega también como presidente, que ha dejado al menos 351 muertos, según cifras de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

    Las protestas contra Ortega se iniciaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.