ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • CHILE TATUAJES

    Tatuadores de Latinoamérica llenan la Cómic Ink en Santiago a ritmo de tinta

    25 de junio de 2018

    Santiago de Chile, 24 jun (EFE).- Las agujas y los colores de unos 100 tatuadores de diferentes países de América Latina fueron reclamo suficiente para que miles de personas llenarán hoy la convención Cómic Ink en Santiago, muchos de ellos ilustrando sus propias pieles bajo el ronroneo eléctrico de cada artista.

    En blanco y negro o a todo color, pequeños o gigantescos, en cualquier parte del cuerpo, tatuados y tatuadores coparon por dos días la estación Mapocho del centro de la capital chilena, convertida en un enorme estudio de tatuaje simultáneo.

    La Cómic Ink, que celebró su tercera edición en Santiago entre este sábado y domingo, congregó entre ambas jornadas a unas 8.000 personas, según datos de la organización.

    Algunos se ofrecieron como "lienzos" para que los tatuadores usaran sus pieles para plasmar su mejor esfuerzo con la aguja de cara al concurso que hubo a lo largo del fin de semana.

    Otros simplemente vieron la convención como la oportunidad ideal para hacerse su primer tatuaje o bien rellenar los huecos libres que quedaban entre los que ya tenía.

    Mientras los dibujos en la piel iban tomando forma -algunos incluso necesitaron los dos días para acabar con su obra, bien por el dolor o bien por el laborioso trabajo que era-, el público podía acercarse a observar la técnica o elegir entre los miles de muestras que se ofrecían.

    Desde México, Brasil o el propio Chile, pero también desde Italia, los tatuadores han elegido la Cómic Ink de Santiago como una parada obligatoria dentro de la gira anual que realizan a lo largo del continente, según explicaron a Efe desde la promoción del evento.

    "Tanto los tatuadores nacionales como los internacionales que nos visitaron dijeron que esta feria fue increíble", indicaron los promotores.

    En otra parte del lugar, docenas de ilustradores dibujaban en directo para los fans que solicitaban obras de puño y letra de sus ídolos del cómic.

    Y mientras los artistas, ya fueran de lápiz o de aguja, creaban, la Cómic Ink se convirtió en un hormiguero de superhéroes encarnados por los propios visitantes, muchos de los cuales acudieron al evento disfrazados de sus personajes de ficción o cómic favoritos.

    Soldados imperiales o jedis del filme mundialmente conocido "Star Wars" campaban a sus anchas por los pasillos o se hacían fotografías con un fiel imitador del mago Gandalf de la trilogía de "El señor de los anillos".

    Además, para los aficionados a lo digital, también hubo un campeonato de "gaming" sobre el escenario principal, en el que los participantes se retaban a peleas al clásico videojuego "Street Fighter".