ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • ECUADOR PRENSA

    El lunes darán el dictamen final sobre si los cuerpos son de los periodistas de Ecuador

    23 de junio de 2018

    Cali (Colombia), 23 jun (EFE).- Los familiares del equipo periodístico ecuatoriano secuestrado y asesinado por disidentes de las FARC aseguraron hoy que solamente hasta el próximo lunes habrá un dictamen definitivo sobre la identificación de los cuerpos hallados en una zona selvática de Colombia.

    "Según información de Medicina Legal solo hasta el lunes en la tarde habrá una plena identificación de los cuerpos, así que el pronunciamiento correcto y el afirmativo o negativo lo vamos a hacer a través de las familias", dijo en rueda de prensa Patricio Segarra, hijo del conductor del diario El Comercio, Efraín Segarra.

    El equipo periodístico, compuesto por Segarra, el periodista Javier Ortega y el fotógrafo Paúl Rivas, fue secuestrado el pasado 26 de marzo en una zona rural de la parroquia de Mataje, cantón de San Lorenzo, provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, a donde se había desplazado para cubrir la inseguridad creciente en la zona.

    Poco después el grupo disidente autodenominado "Frente Oliver Sinisterra", liderado por Walter Patricio Arizala, alias "Guacho", asumió la autoría del secuestro y posterior asesinato.

    El pasado jueves las autoridades colombianas hallaron en zona rural del municipio de Tumaco, en el suroeste del país, cuatro cadáveres, tres de los cuales se cree pueden ser de los ecuatorianos.

    Los cuerpos fueron trasladados el viernes a la ciudad colombiana de Cali, también el suroeste, en donde hoy Medicina Legal aclaró que "no hay la identificación fehaciente, completa y cientificable" mediante el empleo de la carta dental de las víctimas.

    Esa aclaración tuvo lugar después de que el ministro de Defensa colombiano, Luis Carlos Villegas, dijera el viernes que los estudios de las cartas dentales de tres de los cadáveres confirmaban "al 99 %" que se trata de los cuerpos de los tres miembros del equipo periodístico.

    Al respecto, Ricardo Rivas, hermano de Paúl Rivas, comentó que "se espera que el lunes" puedan reunirse "con las autoridades para emitir un documento oficial".

    "Por lo tanto, toda información emitida por el Ministerio de Defensa colombiano no tiene asidero", añadió.

    Rivas agregó que los familiares fueron informados este sábado por el director de Medicina Legal de Cali, Jairo Silva, acerca de que "no se han cumplido todas las pericias correspondientes" para identificar plenamente los cuerpos.

    Por ello, el instituto comentó que "se trabaja con ayuda de los familiares en el análisis genético (ADN) para asegurar la plena identidad".

    Basado en lo anterior, Rivas le pidió hoy al ministro Villegas que "más bien se acerque" y "comente cómo fue el proceso de recuperación de los cuerpos". "Porque creo que en eso sí podría trasmitir una información valedera", indicó Rivas.

    Yadira Aguagallo, pareja de Paúl Rivas, rechazó "la forma en la que las autoridades colombianas han manejado desde el día uno el secuestro y la información referida al caso", al tiempo que apeló a la "sensibilidad de los colombianos" para que se conozca la verdad.

    Finalmente, Galo Ortega, padre de Javier Ortega, se refirió al "daño psicológico" al que ha sido sometidos los familiares desde que comenzó el secuestro y reiteró que "nadie se cansa" en Ecuador de pedir "justicia por sus tres héroes", como denominó a los miembros del diario El Comercio asesinados.

    Ecuador emite protesta por difusión de información precipitada desde Colombia de periodistas asesinados

    Quito, 23 jun (EFE).- El Ministerio ecuatoriano de Relaciones Exteriores emitió hoy una nota de protesta por la difusión precipitada de información desde Colombia en el caso del equipo de prensa del diario "El Comercio", secuestrado en marzo pasado y asesinado en cautiverio.

    La protesta quedó plasmada en una carta enviada por el canciller de Ecuador, José Valencia, a su colega de Colombia, María Ángela Holguín, y difundida hoy en Quito por la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom).

    En ella, Valencia se refiere a información revelada por el Ministerio de Defensa de Colombia sobre el proceso de identificación de tres cuerpos encontrados, que podrían pertenecer al del equipo de prensa integrado por Javier Ortega (periodista), Paúl Rivas (fotógrafo) y Efraín Segarra (conductor).

    En el escrito, Valencia explica que los familiares del equipo de prensa le han hecho llegar su "extrema frustración y dolor por la publicación precipitada de datos forenses del proceso de identificación de los presuntos cuerpos de sus deudos, que se lleva adelante en la ciudad de Cali".

    En medio de la expectativa por recibir los resultados de los exámenes en curso, -dice- a los familiares les ha resultado "muy penoso enterarse que noticias aún no definitivas se publicaban en redes sociales, cuando no habían sido informados de antemano ni se les hubiera solicitado su anuencia para la difusión de tales datos".

    En el escrito, hace referencia a un mensaje publicado en Twitter a través de la cuenta del Ministerio de Defensa de Colombia, en el que indica que la Policía de ese país y su área de Medicina Legal "informan que cartas dentales dan más certeza sobre las identidades de los cuerpos de los periodistas ecuatorianos encontrados, al 99%. Sin embargo, se adelantan también las respectivas pruebas de ADN."

    El avance de información forense "sin una total verificación científica, como el propio mensaje lo revela", viola los protocolos establecidos al efecto, entre ellos los de la Cruz Roja Internacional, causa sufrimiento sicológico a las familias de las víctimas y constituye una falta de respeto a la memoria de los periodistas y a sus seres queridos, subraya la nota oficial.

    Asimismo, indica que la difusión parcial de información, si fuera necesaria, se debe consultar de manera previa, "por delicadeza y sensibilidad, con las familias de víctimas".

    Con ello, el Gobierno de Ecuador transmite al de Colombia, por intermedio de Holguín, "su nota de protesta por la referida conducta de las autoridades de la defensa y policía colombianas", puntualiza.

    En el escrito solicita, al Gobierno de Colombia que se inicie una pronta investigación de los hechos y "se apliquen las sanciones del caso" a quienes, con su conducta "precipitada e insensible, han causado adicional estrés sicológico" a las familias de los periodistas ecuatorianos.

    En la misiva, Valencia solicita a Holguín que transmita a las autoridades competentes de su país el pedido de Quito de que a futuro se difunda información sobre el proceso de identificación forense con "estricto apego a los protocolos de la Cruz Roja Internacional".

    Además, que de la marcha de las investigaciones se mantenga previamente informados, con la "discreción y respeto debidos", a los familiares de las víctimas.

    Los parientes de la víctimas, que habían informado de su molestia por las precipitadas revelaciones a través de las redes sociales, se encuentran en Colombia, hasta donde se trasladaron con autoridades ecuatorianas para dar seguimiento al proceso de identificación de los cadáveres.

    Ortega, Rivas y Segarra fueron secuestrados el 26 de marzo en la zona de Mataje, en la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, y el 13 de abril las autoridades ecuatorianas confirmaron que habían sido asesinados por disidentes de las FARC.

    El pasado jueves el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, informó que las autoridades de su país hallaron cuatro cadáveres, tres de los cuales se cree pueden ser del equipo periodístico.

    Los Gobiernos de ambos países atribuyen el secuestro del equipo, así como de una pareja de civiles ecuatorianos en la zona de la frontera común, a un grupo disidente de las FARC, autodenominado "Oliver Sinisterra", liderado por alias "Guacho", y que asumió la autoría de esas acciones en varios comunicados y vídeos a los que las autoridades dan credibilidad.

    Colombia sorprendida por protesta de Ecuador sobre la identificación de cuerpos

    Bogotá, 23 jun (EFE).- El Gobierno de Colombia se declaró hoy sorprendido por la protesta de Ecuador con relación a la difusión de información sobre el proceso de identificación de tres cuerpos que se cree son los del equipo periodístico del diario El Comercio, secuestrado y asesinado por disidentes de las FARC en la frontera.

    "Sorprende la nota de protesta del Gobierno ecuatoriano. Desde que se registró esta trágica noticia pusimos a disposición del Ecuador todas nuestras capacidades y ayuda", indicó la Cancillería colombiana en un comunicado.

    El Ministerio ecuatoriano de Relaciones Exteriores emitió hoy una nota de protesta por la difusión precipitada de información desde Colombia en el caso del equipo de prensa.

    En la carta enviada por el canciller de Ecuador, José Valencia, a su colega de Colombia, María Ángela Holguín, se hace alusión a la información revelada por el Ministerio de Defensa colombiano sobre la identificación de los tres cuerpos que podrían ser los del periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra.

    La molestia ecuatoriana se ahondó debido a un mensaje publicado en Twitter por el Ministerio de Defensa de Colombia, en el que se indicó que las cartas dentales "dan más certeza sobre las identidades de los cuerpos de los periodistas ecuatorianos encontrados, al 99 %".

    A pesar de lo anterior, el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia aseguró hoy que la carta dental no fue suficiente para identificar plenamente los restos, por lo que deberán practicar pruebas de ADN y el resultado se conocerá el próximo lunes.

    Según el Ministerio de Exteriores colombiano, luego de que se hallaran cuatro cuerpos el pasado jueves en una zona selvática del municipio de Tumaco, en el suroeste del país, se comenzaron las labores para establecer si tres de ellos corresponden a los ecuatorianos.

    "Hemos cumplido nuestros compromisos y lo seguiremos haciendo. Desplegamos los máximos esfuerzos para apoyar el esclarecimiento de los hechos, la aplicación de la justicia a los responsables y el mantenimiento de la seguridad en la zona", indicó la Cancillería.

    En el comunicado, el Gobierno de Colombia explicó que antes de que se conociera la noticia en los medios de comunicación, Holguín le informó a Valencia que "habían sido localizados y posteriormente exhumados unos cuerpos en el departamento de Nariño que podrían corresponder a los de los secuestrados".

    La intención de lo anterior, prosiguió el despacho colombiano, era que su homólogo de Ecuador "transmitiera la información a las familias por los canales oficiales".

    También, dijo, el ministro de Defensa colombiano se comunicó con sus pares de Defensa e Interior en el vecino país y con el Encargado de Negocios de la Embajada de Ecuador en Bogotá, "antes de que el presidente Juan Manuel Santos diera la noticia a la opinión pública".

    "Desde el hallazgo de los cuerpos las autoridades colombianas activaron, junto al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), el protocolo para la verificación de las identidades", aclaró la Cancillería. 

    Ante la controversia generada, el ministerio de Exteriores de Colombia precisó que en adelante "será el CICR el encargado de comunicarse con las familias, y a través de la Cruz Roja se darán a conocer los avances para el traslado de los cuerpos".

    El equipo periodístico, compuesto por Segarra, el periodista Javier Ortega y el fotógrafo Paúl Rivas, fue secuestrado el pasado 26 de marzo en una zona rural de la parroquia de Mataje, cantón de San Lorenzo, provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, a donde se había desplazado para cubrir la inseguridad creciente en la zona.

    Poco después el grupo disidente autodenominado "Frente Oliver Sinisterra", liderado por Walter Patricio Arizala, alias "Guacho", asumió la autoría del secuestro y posterior asesinato.