ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • EEUU INMIGRACIÓN

    Cejil afirma que EE.UU. tiene la "obligación" de reparar a familias separadas

    20 de junio de 2018

    Panamá, 20 jun (EFE).- El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) consideró hoy que Estados Unidos tiene la "obligación" de reparar a las familias afectadas por la política de separar a los niños migrantes de sus padres, una práctica que ordenó detener este miércoles el presidente Donald Trump.

    Así lo expresó a Efe el director de Cejil para el Caribe, Zona Andina y Norteamérica, Francisco Quintana, quien valoró que la orden ejecutiva firmada por Trump para detener la separación de las familias migrantes ilegales fue producto de la "presión" que ejercieron múltiples sectores estadounidenses e internacionales.

    Al menos 2.342 niños inmigrantes han sido separados de sus padres entre el 5 de mayo y el 9 de junio, según datos oficiales estadounidenses.

    "Esperaríamos que no solo se tomen medidas para detener la política, si no también que se tomen las medidas para reparar a las familias cuyos derechos humanos están siendo violados y, si es el caso, buscar la reunificación familiar cuando las personas mayores se encuentren ya fuera del país", afirmó Quintana.

    El directivo de Cejil, un organismo fundado en 1991, argumentó que "las violaciones de derechos humanos generan para un Estado la obligación de reparar los daños ocasionados".

    En ese sentido, citó que la "Asociación de Pediatría de EE.UU. estableció que ya se habían generado daños y que podrían ser en algunos casos irreparables a la salud mental de los niños" afectados por la separación en el marco de la política migratoria.

    Quintana recalcó que "la reciente política de tolerancia cero" con la inmigración ilegal implementada por el Gobierno de Estados Unidos, y que generó "esta separación de niños y padres, vulnera múltiples derechos humanos", incluidos los aplicables a los "refugiados, migrantes y solicitantes de asilo".

    Valoró además que la "presión que se ha generado desde diferentes sectores", entre ellos la Iglesia, los empresarios y partidos políticos, en contra de la separación de los niños y sus padres migrantes ilegales en la frontera, "a diferencia de otras situaciones, ha generado esta reflexión" del Ejecutivo estadounidense.

    "La presión que se ha generado de tantos sectores ha posibilitado este cambio de posición", sostuvo el director de Cejil, un organismo cuya misión es contribuir al goce de los derechos humanos en el continente americano mediante un uso eficaz del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y de otros mecanismos de protección internacional.

    Trump firmó este miércoles una orden ejecutiva para detener la separación de los niños inmigrantes de sus padres cuando estos son detenidos en la frontera sur.

    Una fuente de la Casa Blanca confirmó a Efe que Trump rubricó un documento que permitirá que los niños que cruzan la frontera sur junto a sus padres indocumentados se queden con ellos en centros de detención de inmigrantes durante un plazo de tiempo.

    "No nos gusta ver a las familias separadas. Al mismo tiempo, no nos gusta que la gente entre ilegalmente en nuestro país. Esto resuelve el problema", dijo Trump en declaraciones a periodistas.

    Las separaciones de familias en la frontera son consecuencia de la política de "tolerancia cero" que puso en marcha en abril el Gobierno de Trump, y que lleva a presentar cargos criminales contra cualquier adulto que cruza irregularmente la frontera con México, que es separado entonces de los niños con los que viaja.

    "Mantendremos una frontera poderosa y seguirá habiendo tolerancia cero. Hay tolerancia cero para los que entran ilegalmente", añadió este miércoles el presidente estadounidense.