ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • FILIPINAS MARCOS

    El Supremo de Filipinas rechaza reclamar daños y perjuicios a los Marcos

    19 de junio de 2018

    Manila, 19 jun (EFE).- El Tribunal Supremo de Filipinas desestimó hoy una demanda millonaria contra la familia del dictador Ferdinand Marcos, quien gobernó con puño de hierro el país entre 1965 y 1986 y se apropió de bienes por valor de unos 10.000 millones de dólares.

    La demanda reclamaba unos 51.000 millones de pesos (955 millones de dólares o 820 millones de euros) en concepto de daños y perjuicios.

    Con su decisión el Supremo ratificó el fallo del Tribunal Anticorrupción, que en 2010 desestimó por falta de pruebas la denuncia presentada por la Comisión Presidencial del Buen Gobierno (PCGG, siglas en inglés), una agencia oficial creada hace tres décadas para recuperar la fortuna ilícita, joyas y obras de arte que acumuló la familia Marcos durante veinte años en el poder.

    Según la última sentencia, la PCGG no presentó suficientes pruebas documentales ni declaraciones de testigos que demuestren el origen ilegal e ilícito por el que la familia Marcos y su círculo de poder amasaron su fortuna.

    En la demanda inicial, presentada por primera vez hace 31 años, figuran una veintena de personas además del dictador fallecido en 1989, entre los que destacan su esposa, la ex primera dama Imelda Marcos; el ex magnate de la construcción Rodolfo Cuenca; el ex presidente del Banco Nacional de Filipinas, Panfilo Domingo; y el ex ministro de Comercio, Roberto Ongpin.

    Según la demanda, los Marcos y Cuenca crearon la Corporación de la Construcción y Desarrollo de Filipinas, que utilizaron como herramienta para apropiarse de riqueza mediante contratos públicos, además de recibir préstamos de entidades financieras gubernamentales sin garantías, violando las leyes bancarias.

    El principal argumento de los dos tribunales para desestimar el pedido es que la mayoría de las pruebas presentadas por la PCGC son emisiones ejecutivas de Marcos en su etapa como presidente, que no pueden ser "ilegales per se", ya que prevalece la "presunción de regularidad" porque todo funcionario público tiene derecho a la presunción de buena fe en el desempeño de sus funciones.

    También esgrimen que la mayoría de las pruebas son fotocopias de documentos oficiales, no originales.

    El actual presidente filipino, Rodrigo Duterte, se ha convertido en uno de los mayores defensores del legado de Ferdinand Marcos, hasta el punto de trasladar en 2016 y en medio de una gran polémica los restos mortales del dictador al Cementerio de los Héroes, en Manila.

    Duterte también ha amenazado en varias ocasiones con cerrar la PCGG.

    Según Transparencia Internacional, Ferdinand Marcos se apropió de forma ilícita de unos 10.000 millones de dólares durante su mandato, lo que le convierte en el segundo líder más corrupto de la historia, solo por detrás del indonesio Suharto.

    A pesar de haber declarado un patrimonio de 950.000 dólares desde 1965 a 1984, los Marcos adquirieron más de cien cuadros de pintores como Picasso, Van Gogh, Rembrandt o Monet, valorados en esa época en unos 25 millones de dólares, así como varios edificios en las mejores avenidas de Nueva York y Beverly Hills.

    Pese al brutal saqueo de los Marcos, Imelda pudo volver a Filipinas tan sólo 5 años después de que la familia se viera forzada a huir, y el hijo del fallecido Ferdinand Marcos, conocido como Bongbong, llegó a ser candidato a la vicepresidencia en 2016.