ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • CHINA COREA DEL NORTE

    China y Corea del Norte ensalzan su amistad con la visita de Kim a Xi

    19 de junio de 2018

    Pekín, 19 jun (EFE).- El presidente chino, Xi Jinping, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, ensalzaron hoy los lazos de amistad entre los dos países durante la visita de Kim a Pekín, exenta en esta ocasión del secretismo habitual en sus viajes y en la que informó de los resultados de su histórica cumbre con Donald Trump.

    "La posición determinada del Gobierno y el Partido de China de reforzar las relaciones entre China y Corea del Norte no va a cambiar. No va a cambiar la buena amistad ni el apoyo de nuestro pueblo al pueblo de Corea del Norte", dijo Xi durante la ceremonia de bienvenida en imágenes difundidas por la televisión estatal CCTV.

    Siete días después de que tuviera lugar la reunión política más esperada del año, en Singapur, en la que Kim y Trump acordaron un proceso de desnuclearización para Pyongyang, y en plena escalada de tensión comercial entre China y EEUU, Kim ha volado en avión a Pekín para informar personalmente a Xi de los resultados de la cumbre.

    "China valora mucho los resultados positivos que han obtenido", destacó Xi, que afirmó estar "muy contento" de ver que los dos líderes "han mantenido un encuentro muy positivo en Singapur y de que se ha iniciado el compromiso para lograr la desnuclearización de la península".

    Acompañado de la primera dama, Ri Sol-ju, y de distintos altos cargos de su régimen, el líder norcoreano fue recibido por Xi y su esposa, Peng Liyuan, en el Gran Palacio del Pueblo de la capital, donde juntos han hecho una revisión de tropas y han escuchado los himnos nacionales de ambos países.

    Posteriormente se reunieron para abordar las relaciones bilaterales entre China y Corea del Norte y la situación en la península de Corea, y acordaron "proteger, consolidar y desarrollar" sus lazos y "promover juntos el sólido impulso de paz y estabilidad de la península para hacer una contribución positiva a la paz mundial".

    Kim, por su parte, agradeció a Xi "la cordial amistad" que él, su Gobierno, el Partido Comunista y el pueblo chino han mostrado siempre hacia él, su partido, su Gobierno y su pueblo.

    "China es un vecino amigo y Xi es un gran líder que respetamos y en el que confiamos mucho", afirmó Kim, quien celebró haber visto a Xi con tanta frecuencia en el último año.

    El presidente chino se entrevistó también la semana pasada con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, quien también vino a la capital china para informarle personalmente a él y al ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, sobre los pormenores de la cumbre.

    Ambas visitas confirman el importante papel que mantiene China en el tablero geopolítico internacional y, en concreto, en el conflicto de la península de Corea.

    "La visita de Kim Jong-un muestra que él concede gran importancia a la comunicación estratégica entre los dos países y entre los dos partidos", dijo el propio Xi, quien confesó que valora mucho ese gesto.

    Además, recordó los tres encuentros que ambos han mantenido en los últimos tres meses y afirmó que han supuesto un cambio de rumbo para las relaciones entre los dos países y han abierto una nueva página al desarrollo de sus relaciones.

    "El Gobierno chino presta gran importancia a la relación amistosa de China y Corea del Norte, independientemente de cómo cambie la situación internacional", añadió, e insistió en el "rol constructivo" que tendrá China en el proceso.

    Un gran despliegue de seguridad en Pekín velaba esta mañana por la llegada del líder norcoreano, quien más tarde se trasladó al ajardinado complejo de Diaoyutai, en el que habitualmente se alojan las autoridades que visitan el país.

    Se trata de la tercera vez en un año en que Kim y Xi se encuentran, aunque esta es la primera ocasión en que su reunión se anuncia públicamente y no es gestionada con secretismo, como ocurrió las dos veces anteriores en que su viaje se anunció después de que el líder hubiera abandonado suelo chino.

    A la primera reunión entre ambos en marzo, en el que fue el primer viaje al extranjero del líder norcoreano desde que tomó su cargo en 2011, le siguió un segundo encuentro en mayo en la ciudad costera china de Dalian, en el que Kim compartió con Xi los resultados de su encuentro con el presidente surcoreano, Moon Jae-in.

    Un mes después, Kim ha vuelto a visitar China para hacer partícipe a Xi de los detalles de su reunión con Trump y para confirmar el buen estado de sus lazos bilaterales, en un momento determinado por la hostilidad comercial entre Pekín y Washington.

    Tras el histórico encuentro del martes pasado, China celebró que ambos países estén "creando una nueva historia" y manifestó su deseo de que sigan avanzando para alcanzar un acuerdo para la desnuclearización en la península coreana.

    "China se alegra porque es lo que hemos estado esperando todo este tiempo", afirmó entonces el Ministerio de Exteriores del país.

    Por Alejandra Olcese