ÚLTIMAS NOTICIAS:
  • COLOMBIA ELECCIONES

    El uribista Iván Duque gana la Presidencia de Colombia con desafíos en la paz

    17 de junio de 2018

    Bogotá, 17 jun (EFE).- El abogado Iván Duque, candidato del partido uribista Centro Democrático, fue elegido hoy presidente de Colombia para el periodo 2018-2022 con un discurso de firmeza contra todas las formas de ilegalidad y la promesa de "modificar" aspectos del acuerdo de paz con las FARC que convenció a más de 10 millones de electores.

    Duque, de 41 años, obtuvo en la segunda vuelta celebrada hoy una votación sin precedentes en el país de 10.369.210 votos, equivalentes al 53,98 %, según datos de la Registraduría Nacional, autoridad electoral, con el 99,92 % de las mesas contabilizadas.

    Su rival, Gustavo Petro, del movimiento Colombia Humana, también alcanzó una votación récord para la izquierda del país al recibir 8.031.249 apoyos, que representan al 41,81 %.

    El voto en blanco, que en las últimas semanas ganó protagonismo como alternativa para los electores de centro, estuvo por debajo de lo que habían proyectado las encuestas y fue la opción escogida por 808.141 ciudadanos (4,20 %).

    El presidente Juan Manuel Santos, tal como había prometido, llamó a Duque una hora después de que se confirmara su triunfo y le ofreció "toda la colaboración del Gobierno para hacer una transición ordenada y tranquila".

    A partir del 7 de agosto, Duque gobernará Colombia y el país tendrá por primera vez una vicepresidenta en su compañera de fórmula, la también abogada conservadora Marta Lucía Ramírez.

    Santos también felicitó a la Registraduría Nacional por su eficiencia pues menos de una hora después de cerrados los colegios electorales ya había contabilizado casi la totalidad de las mesas de una elección que transcurrió en absoluta calma y se sabía que Duque será el próximo presidente.

    Petro, por su parte, reconoció vía Twitter la victoria de Duque, pero dejó claro que lo suyo no fue una derrota por los más de ocho millones de votos que recibió y dio a entender que su sueño presidencial sigue vivo al afirmar: "Por ahora no seremos Gobierno".

    La participación fue del 53,02 %, ligeramente inferior al 53,38 % de la primera vuelta celebrada el pasado 27 de mayo.

    "Para una segunda vuelta la votación ha sido histórica", dijo el registrador nacional, Juan Carlos Galindo.

    Duque recibió en esta segunda vuelta 2,8 millones de votos más que en la primera, mientras que Petro amplió su caudal en casi 3,2 millones con respecto a la votación de hace tres semanas.

    "La victoria de Duque era esperada y ahora le llegó el momento más duro porque tendrá que lidiar con una coalición demasiado amplia en términos de su composición", dijo a Efe el especialista en ciencia política y gobierno Mauricio Jaramillo Jassir, profesor de la Universidad del Rosario, de Bogotá.

    Eso porque a Duque se le sumaron entre la primera y segunda vuelta políticos de distintos partidos, entre ellos los tradicionales Liberal y Conservador, el evangélico Mira o el polémico Cambio Radical, lastrado por casos de corrupción, que le ayudarán a construir las mayorías que necesita en el Senado y la Cámara de Representantes para gobernar.

    Uno de sus desafíos en el Congreso será cumplirla promesa que hizo en campaña de "modificar" el acuerdo de paz con las FARC, firmado en noviembre de 2016 y que tanto en su letra como en su aplicación es rechazado por buena parte de sus electores.

    En campaña Duque suavizó la postura del exministro uribista Fernando Londoño de "hacer trizas el acuerdo de paz" si el Centro Democrático llegaba al poder, y aseguró que en cambio corregiría algunos aspectos, lo que en cualquier caso no será fácil.

    "En esos ocho millones de votos de Petro hay muchos de miembros de organizaciones sociales que se erigirán en defensoras del acuerdo de paz en términos de corregirlo", explicó Jaramillo Jassir.

    Además, la comunidad internacional, Estados Unidos incluido, ha cerrado filas en torno al acuerdo de paz y será muy difícil modificarlo sin perder ese apoyo, agregó el analista.

    "Los cambios pueden no necesariamente ser a los acuerdos sino a la gestión de paz", dijo Jaramillo en referencia a la manera como se ha implementado lo pactado con las FARC, objeto de críticas e incluso investigaciones por malos manejos de recursos donados por la comunidad internacional.

    Por ahora, Duque parece tener los astros alineados a su favor porque Rodrigo Londoño, jefe del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) en que se transformó la antigua guerrilla, lo felicitó hoy y reconoció su triunfo como una decisión de las mayorías.

    "Es momento de la grandeza y la reconciliación, respetamos la decisión de las mayorías y felicitamos al nuevo presidente", escribió Londoño en su cuenta de Twitter.

    Jaime Ortega Carrascal

    Petro y Duque se reparten Bogotá y Antioquia, los mayores emisores de votos

    Bogotá, 17 jun (EFE).- El uribista Iván Duque, elegido hoy presidente de Colombia, y su rival en las urnas, el izquierdista Gustavo Petro, se repartieron los dos mayores graneros de votos del país al imponerse respectivamente en el departamento de Antioquia y en Bogotá.

    En la capital colombiana, principal colegio electoral del país y de la cual fue alcalde en el periodo 2012-2015, Petro se llevó la mejor parte al obtener 1.884.869 votos (53,35 %), mientras que Duque recibió 1.447.685 papeletas (40,98 %).

    La ventaja de 437.184 votos que Petro sacó a Duque en Bogotá fue sin embargo insuficiente para remontar su desventaja porque en Antioquia, cuna del uribismo, el presidente electo ganó con 1.844.027 votos (72,53 %), casi lo mismo que su rival en la capital.

    No obstante, en Antioquia, Petro solo consiguió 558.514 votos (21,97 %), con lo cual su ventaja en Bogotá se diluyó.

    Según datos oficiales con el 100 % de los votos contabilizados, Duque, del partido Centro Democrático, fue elegido presidente con 10.373.80 votos, que equivalen al 53,98 %, mientras que Petro recibió 8.034.189 papeletas (41,81 %).

    Duque se impuso en 24 de los 32 departamentos de Colombia, mientras que Petro ganó los ocho restantes, además de Bogotá Distrito Capital.

    En términos porcentuales, Duque arrasó en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, donde obtuvo el 77,89 %, y su votación fue especialmente elevada también en Casanare (72,78 %), en el este del país.

    Duque también ganó con más del 60 % en los departamentos de Tolima (65,89 %), Caldas (65,67 %) y Huila (64,71 %), en los cuales se impuso además en todos los municipios, así como en Arauca (64,94 %), este último también fronterizo con Venezuela y con fuerte presencia de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

    Igualmente ganó cómodamente en Meta (63,95 %), Vichada (63,94 %) y en Caquetá (62,17 %), regiones que fueron duramente golpeadas por la violencia guerrillera, así como en Risaralda (61,57 %), el archipiélago de San Andrés (61,20 %) y Santander (60,30 %).

    En el exterior también se impuso el presidente electo con una votación de 179.601 votos (69,88 %), contra los 69.166 de Petro (26,91 %).

    La victoria de Duque fue particularmente arrolladora en Estados Unidos, donde obtuvo el 84,82 % de los votos, y Petro el 12,64 %.

    Petro, por su parte, tuvo su mejor resultado en tres departamentos del suroeste del país también con muchos problemas de grupos armados ilegales: Putumayo (69,63 %), Cauca (65,00 %) y Nariño (63,85 %).

    Sin embargo, en Tumaco, que forma parte de Nariño y es el municipio colombiano con más hectáreas sembradas de coca y un sinnúmero de problemas sociales, de seguridad y orden público, se impuso Duque con el 52,00 %.

    Duque dice que buscará derrotar la pobreza en su Gobierno y ampliar la clase media

    Bogotá, 17 jun (EFE).- El presidente electo de Colombia, Iván Duque, dijo hoy que uno de los objetivos de su Gobierno es lograr la transformación del país en una nación próspera en donde se derrote la pobreza y se expanda la clase media.

    Así lo aseguró en su primer discurso ante sus simpatizantes, en el que afirmó que un presidente no hace milagros, pero sí prometió trabajar de la mano con comerciantes, sindicalistas, empresarios, jueces, indígenas y afrocolombianos porque en su mandato de cuatro años buscará "la transformación de Colombia en un país próspero".

    "Queremos hacer de nuestro país un país de las microempresas, de las pequeñas, de las medidas empresas que generen empleo, que permitan expandir la clase media, que permitan derrotar la pobreza", afirmó.

    En ese sentido explicó que simplificará el sistema tributario respetando la seguridad fiscal pero buscando "el más importante de los logros de una sociedad que cree en el libre emprendimiento y es la derrota, para siempre, de la pobreza extrema y la construcción de un país de oportunidades".

    Duque, del partido Centro Democrático, fue elegido hoy con el 53,98 % de los votos, mientras que el izquierdista Gustavo Petro, del movimiento Colombia Humana, recibió el 41,81 %.

    El presidente electo aseguró que a partir de ahora "ya no se trata de duquismo ni de petrismo, sino de una Colombia para todos nosotros".

    "Somos una sola Colombia en medio de nuestras diferencias, con esa gran riqueza diversa, tenemos que concentrarnos en las cosas que nos unen y no en lo que nos desune", expresó.

    Igualmente dijo que combatirá la corrupción y que por ello apoya la consulta que se votará el próximo 26 de agosto.

    El presidente Santos convocó para esa fecha la realización de una consulta anticorrupción en la que se preguntará a los ciudadanos sobre la implementación de siete "medidas efectivas" contra ese delito.

    Asimismo, Duque reiteró sus compromisos medioambientales de protección de los páramos, la flora y la fauna, y además impulsará el reciclaje y los vehículos eléctricos.

    "Nos vamos a convertir en la nación de justicia social, de la política de la equidad" en donde haya educación, alimentación y oportunidades para todos, concluyó.